Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL VIERNES, 12 DE ENERO DE 2018 abc. es internacional ABC Londres niega a Assange inmunidad diplomática para salir de la embajada Subraya que la única opción es que el fundador de WikiLeaks se entregue a la Justicia IVÁN ALONSO THALÍA FLORES LONDRES QUITO muchachas, causa que fue retirada por la fiscalía al no poder avanzar en la investigación. A pesar de eso, aún se enfrenta a ser arrestado por haber incumplido las condiciones de libertad condicional que le impuso la justicia británica en 2010 tras la orden de arresto que emitió Interpol contra él. Motivos humanitarios El Gobierno de Ecuador busca una salida a este caso porque considera que, desde un punto de vista humanitario, no es sostenible que una persona esté encerrada permanentemente en un espacio cerrado. Con tal fin, analiza la posibilidad de que un tercer país intervenga en la búsqueda de una solución al caso. Lo que, de paso, aliviaría los problemas que Assange provoca al gobierno ecuatoriano por su incesante actividad en la red. El caso más reciente fue su abierto apoyo a la independencia de Cataluña. Así las cosas, la ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, confirmó que Assange tiene cédula de identidad ecuatoriana desde el pasado 12 de diciembre de 2017, después de que la solicitara el 16 de septiembre. Se le concedió bajo las consideraciones de la Constitución y El Reino Unido rechazó ayer la puerta de salida de Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres, donde lleva más de cinco años recluido. Lo hizo al rechazarle la concesión de estatus diplomático, que había solicitado el Gobierno ecuatoriano para que el fundador de WikiLeaks pudiera poner un pie en la calle sin ser detenido por las autoridades británicas. Un portavoz del Ministerio de Exteriores británico dejó ayer en claro que esa vía está cegada: Ecuador sabe que la forma de resolver este problema es que Assange deje la embajada para enfrentarse a la Justicia señaló. Londres pretende que Assange se entregue y sea juzgado. Una decisión que parece firme: Ni el Reino Unido ha concedido esta petición, ni estamos en conversaciones con Ecuador sobre este asunto, añadió el portavoz. Assange permanece en la Embajada en Londres por miedo a ser detenido por la policía inglesa y deportado a Estados Unidos, donde temer que pudiera ser juzgado por la divulgación de secretos de estado. El hacker y periodista, de 46 años, estaba perseguido por la justicia sueca por supuesto abuso sexual a dos Assange, ante los medios en la embajada de Ecuador en Londres EFE la Ley de Movilidad Humana señaló. Flanqueada por funcionarios de la Cancillería, Espinosa señaló que lamenta las filtraciones y manipulaciones de los últimos días en torno al caso Assange, porque no es bueno Ecuatoriano desde el 12 de diciembre Assange tiene nacionalidad ecuatoriana desde el 12 de diciembre, después de que la solicitara en septiembre Una ingenuidad La jugada del Gobierno ecuatoriano es considerada una ingenuidad por analistas y diplomáticos para el país Y apuntó que Ecuador está obligado, conforme a su Constitución, a respetar los derechos humanos de las personas con protección internacional Diplomáticos y analistas ecuatorianos coinciden en criticar duramente la jugada ensayada por el Gobierno. No es solo una ingenuidad sino una torpeza de la canciller Espinosa comentó a ABC el excanciller José Ayala Lasso. Y sobre las duras condiciones en las que vive Assange señala: Si tan mal se siente, y le doy la razón al estar en un recinto de cuatro por tres metros, renuncie y sométase a la justicia británica SOLO RESPONDERÁ POR ESCRITO Trump desea eludir la reunión con el fiscal Mueller MANUEL ERICE WASHINGTON Donald Trump ha cambiado de opinión y de estrategia, y ya no está dispuesto a un encuentro personal con el fiscal especial Robert Mueller. Al tiempo que intenta transmitir públicamente la absoluta seguridad de que él y su equipo no mantuvieron connivencia alguna con el Gobierno ruso en la campaña electoral, el presidente ya sólo recurre a evasivas sobre una entrevista que meses pasados dio por hecha. Su repetida afirmación de que deseaba al cien por cien un cara a cara con el exdirector del FBI que investiga la llamada trama rusa, ha tornado ahora en máxima prudencia: Hablaré con mis abogados y veremos qué pasa La entrada en acción de los letrados ha consumado uno de los logros más difíciles para cualquier miembro de su entorno: silenciar a Trump. Después de que el inquilino de la Casa Blanca se complicara el horizonte judicial con verborrea tuitera sobre su comprometida decisión de expulsar al entonces director de la Oficina Federal, James Comey, y con contradictorias justifica- ciones no pedidas, el grupo de abogados que intenta contrarrestar las pesquisas del fiscal especial parece haberse hecho con el control. Desde que en diciembre Mueller insinuara al equipo defensor su intención de interrogar al presidente, aunque sin una fecha determinada, los letrados trabajan en evitar un encuentro personal. La falta de precedentes de un interrogatorio de un fiscal especial al presidente de Estados Unidos, en busca de pruebas sobre un posible delito de obstrucción a la Justicia, no hace sino complicar el diseño de una Donald Trump estrategia eficaz. Todo es incierto para una Casa Blanca a la defensiva, que ha levantado una empalizada para que los trabajos del fiscal especial no paralicen la agenda presidencial. De un tiempo a esta parte, el ocupante del Despacho Oval se limita a negar abiertamente que esté siendo investigado, pese a saber que Mueller le mantiene en su punto de mira. El otro mensaje que martillea es el de preguntarse por qué Hillary Clinton no está incluida en ningún proceso policial o judicial, con continuas apelaciones al polémico dosier que la campaña demócrata encargó a una agencia de espionaje para desacreditar a su rival republicano. EFE