Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 12 DE ENERO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 35 CARME FORCADELL EXPRESIDENTA DEL PARLAMENT La expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell anunció ayer que no se postulará para ocupar el mismo cargo, ante su situación de imputada. Los letrados rechazan el voto delegado y la investidura a distancia Los juristas perfilan un informe tajante: no se puede hacer lo que no se recoge expresamente D. TERCERO BARCELONA EFE chez se expresó el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, su compañero en las movilizaciones callejeras. Cuixart admitió ante el juez que el único referéndum independentista que tendría efectos legales sería el que convocase el Estado reconociendo la falta de validez del 1- O. Aun así, el líder de Òmnium confesó que llamaron a la convocatoria de los militantes independentistas a sabiendas de que la votación no era legal. La ilegalidad del referéndum también la admitió Forn, quien aseguró que hay que reconsiderar la estrategia independentista. El antiguo consejero de Interior expresó su respeto a la Constitución y no descartó que la solución se encuentre dentro de una reforma de la Carta Magna, según fuentes presentes en su comparecencia. Los abogados de la acusación popular ejercida por Vox advirtieron una gran novedad en la declaración de los investigados: que por primera vez han admitido la ilegalidad de algunos de sus actos y el ejercicio de la violencia o al menos del vandalismo, siempre según la interpretación de estos letrados. Vox considera que no existe ningún motivo que justifique la liberación de Forn y los Jordis que fueron encarcelados de forma preventiva para evitar el riesgo de reiteración delictiva. Los letrados del Parlament están perfilando un informe que zanjaría la polémica sobre la posibilidad de que los diputados autonómicos pudieran delegar su voto, para los casos que no están recogidos en el Reglamento, y que la investidura del presidente de la Generalitat pudiera hacerse sin el solicitante físicamente en el hemiciclo. En ambos casos, los letrados serán tajantes y recordarán que, a diferencia de los principios del derecho privado, en el derecho público, lo que no está citado expresamente, no se puede hacer. El equipo jurídico de la Cámara legislativa catalana, encabezado por el secretario general, Xavier Muro, y el letrado mayor, Antoni Bayona, trabaja desde hace unos días, según fuentes parlamentarias consultadas por ABC, en la elaboración de un documento que supondrá un varapalo para las aspiraciones de Carles Puigdemont, quien reclama ser investido desde Bélgica y que los diputados electos que están con él, y los que están en la cárcel, puedan delegar su voto. Ayer, Bayona confirmó a los medios que están trabajando con situaciones que puedan plantearse y para estar preparados por lo que puede venir Los letrados se basarán, sobre todo, en el Reglamento, pero también en la Ley de la Presidencia de la Generalitat y del Gobierno, y no se descarta que citen el artículo 472 del Código Penal, que hace referencia al delito de rebelión para aquellas personas que impidan el derecho de reunión de los diputados, ya que una de las opciones que baraja Puigdemont es impedir el quorum en la sesión de constitución del Parlament. Para los juristas, el Reglamento es explícito tanto en la sesión constitutiva (artículo 1) como para con el deber de asistir a todos los plenos por parte de los diputados (artículo 4) y la referencia al debate de investidura (artículo 146) Sobre este, los letrados acudirán a la Ley de la presidencia de la Generalitat y del Gobierno, que en su artículo 4.3 concreta que: El candidato o candidata propuesto presenta ante el pleno su programa de gobierno y solicita la confianza de la cámara Fuentes parlamentarias señalan la importancia del concepto presenta ante para recordar que esto implica en presencia de es decir, en el mismo sitio Respecto al voto delegado (artículo 93 del Reglamento) los letrados acudirán al principio del derecho público, y señalarán que esta delegación solo se puede dar para los casos citados en el Reglamento (maternidad paternidad, hospitalización, enfermedad grave e incapacidad prolongada) Hoy, el PSC solicitará el informe jurídico. Si la Mesa lo admite, los letrados hablarán. ANÁLISIS MANUEL MARÍN EL CÓDIGO PENAL COMO MEDICINA P ues ha resultado que el Código Penal también sirve para hacer política No como amenaza, ni como coacción ni como herramienta de represión democrática, porque es una ley como tantas otras, tan legítima como todas las que aprueba el Parlamento. Sirve para hacer política como medicina recurrente para el enfermo de delirios de unilateralidad golpista. La exigencia del cumplimiento de la ley es política sin más. No es ninguna advertencia retórica, sino la base del más elemental sentido de la convivencia en democracia. Hacer política ese eufemismo que se repite obsesivamente para justificar los abusos del independentismo o como sustituto de la ley que a todos nos vincula- nunca puede consistir en vulnerar la legalidad. Jordi Sànchez, el pasado 9 de octubre en una entrevista a Kaosenlared La credibilidad y la dignidad aconsejan hacer la declaración unilateral de independencia mañana Jordi Sànchez, como Jordi Cuixart, ayer en el Tribunal Supremo para implorar su puesta en libertad: El único referéndum por la independencia será el que convoque el Gobierno, renunciaré a mi escaño si se activa la vía unilateral, y el referéndum del 1- O no tenía efectos legales Lo mismo que los Jordis dijeron Comín y Mundó. Y Forcadell renegando de su sonrisa golpista. Y Forn, organizador desde la consejería de Interior del chantaje al Estado. Y tantos otros, conscientes de que en prisión nadie mira ya por ellos. Todos pisotearon la legalidad burlándose de las advertencias penales evidentes que su sedición acarreaba, y crearon la falsedad de que España es un país dictatorial con presos políticos en lugar de admitir, como hicieron ayer, que es una simple democracia con herramientas elementales para protegerse de sus agresores. La descomposición del régimen de los lazos amarillos, que no del procés tiene mucho que ver con la eficacia del Código Penal y la aplicación de la justicia. Es de suponer que las solitarias noches de prisión dan para sesudas reflexiones sobre el porqué de las cosas y para aclarar la perspectiva de que, salvo en los mártires recalcitrantes, la libertad casi siempre se antepone a las ideas cuando estas no merecen la pena. La insurrección no fue inocente, sino inútil, y frente a los barrotes, hasta la euforia de una república independiente decae a favor de uno mismo. Muy humano. Pero también indiciario de que la ley obliga, impone y funciona, y de que a su traición a la legalidad suman ahora la traición a sus propios principios. Doblemente traidores, pues. No es cobardía. Es sentido común para aliviar el trayecto hacia una futura condena... porque reconocer los hechos y arrepentirse (o no) no blanquea delitos. Puigdemont y Junqueras son los únicos que quedan sin vacunar, mientras su engaño masivo a los catalanes yace con rigor cadavérico. ¿Otra dosis de medicina? Las necesarias, por favor. Para hacer política claro.