Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 12 DE ENERO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ANDALUCÍA 33 Las carencias Pacientes no oncológicos Es la asignatura pendiente. Los enfermos de cáncer sí tienen a su alcance los cuidados paliativos que no llegan a enfermedades cardiovasculares, Alzheimer o ELA. Conciliación El Defensor del Pueblo pide que, igual que se articulan medidas para conciliar por el nacimiento de un hijo, se adopten solujciones similares para los cuidadores de enfermos terminales. Habitación individual La Ley 2 2010, de 8 de abril, de derecho a una muerte digna, reconoce el derecho incondicionado de fallecer en una habitación individual si se está en un hospital. Los cuidados paliativos son clave en la última etapa de la vida ABC Desigualdad hasta para morir en casa y sin dolor El Defensor del Pueblo alerta de graves carencias en el tramo final de la vida STELLA BENOT SEVILLA El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, entregó ayer un informe en el Parlamento con el que pretende reflexionar sobre el proceso de la muerte en Andalucía. Un estudio que se ha realizado por los técnicos de su oficina por toda Andalucía y que ha desvelado algunos datos llamativos. Jesús Maeztu alerta de que el sistema no llega a todos aquellos que lo necesitan, lo que provoca que muchos pacientes que serían destinatarios de cuidados paliativos, fallezcan sin llegar a recibirlos. Y eso se debe a las carencias, insuficiencias e inequidades que se dan en la comunidad autónoma andaluza en el sistema de cuidados paliativos que no llegan igual a todos los andaluces porque la desigualdad es territorial. El Defensor del Pueblo ha verificado que en las zonas rurales es mucho más difícil el acceso a los cuidados paliativos y a terminar la vida en el domicilio si es lo que se prefiere. Unos derechos incondicionados, que recoge la Ley 2 2010, de derecho a una muerte digna, que sí se garantizan en mayor medida en las zonas urbanas. En realidad, el informe Morir en Andalucía. Dignidad y derechos pone de manifiesto que el acceso a los cuidados paliativos depende de la cercanía de la persona a un hospital de referencia. En la Costa del Sol, por ejemplo, sí hay medios para morir dignamente pero en la comarca de la Axarquía, también en Málaga, las cosas son muy diferentes. Aunque una de las peores zonas para tratar el tramo final de la vida es la provincia de Jaén según la oficina del Defensor del Pueblo. Pero, curiosamente, uno de los flancos más deficitarios es la atención paliativa a los menores. Según el informe del Defensor del Pueblo, un porcentaje muy elevado de niños y adolescentes está falleciendo en los hospitales en contra de sus deseos y JESÚS MAEZTU DEFENSOR DEL PUEBLO ANDALUZ el de sus familias porque no está resuelta la atención del paciente pediátrico en el domicilio Una situación que agrava el sufrimiento de las familias por ver morir a un niño. El informe de Jesús Maeztu valora la puesta en marcha de la Ley de muerte digna que se cumple y se respeta, en general, pero hay varios aspectos graves a mejorar. Así, no siempre se cumple el derecho de los pacientes en situación terminal al acompañamiento de sus familiares y a la confidencialidad, sobre todo cuando se fallece en hospitales. Las prolongadas estancias en la UCI impiden, en muchos casos, que los mayores estén junto a sus familias. Tras tantos años de ocultar la muerte, ahora hay que reivindicar el derecho a morir con dignidad Los cuidadores Maeztu hace especial incidencia en los cuidadores de las personas terminales, quienes llevan un importante desgaste físico y emocional pero no están considerados por el sistema público y no tienen recursos a su alcance, ni ayudas, ni asesoramiento, acompañamiento asegura. En este sentido, demanda que estas personas reciban las ayudas de la Ley de Dependencia de manera automática, y no tengan que estar sometidos a listas de espera porque la ayuda, muchas veces, llega demasiado tarde. El informe, asimismo, dedica un apartado a la eutanasia y el suicidio asistido, aspectos que no son competencia de la comunidad autónoma. El Defensor del Pueblo andaluz considera que es un asunto del que debería hablarse por ser un debate que está en la sociedad y que es inaplazable Por ello, ha adelantado su intención de reunirse con los grupos parlamentarios para propiciar una reflexión y consensuar una postura común de Andalucía al debate nacional que se va a abrir al respecto