Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 10 DE ENERO DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 35 El horizonte penal El desafío secesionista lió por la noche a proclamar los resultados. La doble consecuencia que tuvo su actuación fue que de un lado los independentistas se dieron cuenta del engaño y la CUP le juró venganza eterna; y del otro el Estado se vio desafiado y dirigió su pesada e implacable maquinaria contra él. Logró la candidatura unitaria con ERC al inaudito precio de romper con la Unió Democràtica de Josep Antoni Duran i Lleida. Junts pel Sí que fue el nombre de la marca ganó las elecciones, pero la CUP usó sus diez decisivos escaños para acabar con su presidencia y tirarle a la papelera de la Historia como dijeron los anticapitalistas tras obligarle a renunciar a su investidura en favor de Carles Puigdemont. Las dos decepciones Las dos decepciones que más han afectado a Mas han sido que el día que fue a declarar por el 9- N se esperaba que una muchedumbre de medio millón de personas le impidiera entrar al juzgado, y apenas había 40.000 jubilados que se limitaron a acompañarle. Se sintió solo, abandonado. La segunda decepción, más reciente, ha sido la de constatar que los más de dos millones de catalanes que votaron el 9- N han sido incapaces de pagarle la fianza de cinco millones que le ha sido impuesta. Habría bastado con poco más de euro y medio por cabeza, pero una vez más la gente le dejó claro que ni le cree ni le quiere. Pendiente de que el Supremo le llame a declarar por rebelión El juez Llarena ha imputado a Mas por organizar la hoja de ruta independentista NATI VILLANUEVA MADRID Otras causas Inhabilitado por el 9- N El expresidente de la Generalitat fue condenado a dos años de inhabilitación por desobediencia al Tribunal Constitucional, que había prohibido la consulta del 9 de noviembre de 2014. Un engendro Desposeído de la Presidencia de la Generalitat y colapsado de resentimiento, se dedicó a la refundación de Convergència. Y lo que no habían conseguido los socialistas ni en sus mejores momentos, lo consiguió Mas en un par de tardes: acabó con Convergència, la marca política de más éxito de la historia de Cataluña, para fundar el PDECat un engendro sin ninguna posibilidad de nada hasta que Junts per Cataluña materialmente lo sustituyó. Fue condenado por haber organizado el 9- N, además de haberse quedado sin ser president por haberlo adulterado, en una doble desgracia difícil de hallar en nadie más. Tras el éxito de Puigdemont y de Junts per Catalunya, el entorno del fornido quiere el control total del partido y le han enseñado el camino de la salida. consulta se celebrara pero sin que la organizara la Generalitat, para restarle cualquier valor político y que fuera sólo una manifestación cívica más. Es lo que finalmente sucedió, pero Mas quiso jugar a ser más listo que Rajoy y para quedar bien ante los votantes independentistas, después de haberles rebajado el referendo a farsa, salió el día de la votación a presumir de haber celebrado el referendo pese a la prohibición del Gobierno y además sa- Chantaje al Gobierno El 20 de septiembre 2012 Artur Mas visitó a Rajoy y le amenazó con convocar un referéndum sobre la independencia si no aceptaba el pacto fiscal. Rajoy no cedió al chantaje Desde el pasado 22 de diciembre Artur Mas ya forma parte de la veintena de investigados por el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión y malversación que han llevado ante el juez Llarena a todo el gobierno de Carles Puigdemont y a los miembros de la Mesa del Parlamento catalán. Un informe de la Guardia Civil sitúa al expresidente de la Generalitat en el núcleo de organización y planificación de la hoja de ruta independentista. En los próximos días será llamado a declarar por el magistrado junto a otras cinco personas, entre ellas, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la portavoz parlamentaria de la CUP Anna Gabriel. No será la primera vez que el expresidente responda ante los tribunales, pues la celebración de la consulta ilegal del 9 de noviembre de 2014, prohibida por el Tribunal Constitucional, ya le llevó a sentarse en el banquillo de los acusados junto a su número dos en el gobierno, Joana Ortega, y la entonces consejera Irene Rigau. El juicio terminó con una condena de inhabilitación por desobediencia. Se libró de las penas por prevaricación y malversación, delito este último con el que sí se jugaba la prisión. Fianza de 5,2 millones Auque no fue condenado por malversación, la consulta del 9- N no le ha salido gratis. El Tribunal de Cuentas le ha impuesto una fianza de 5,2 millones por el dinero público que se destinó a aquella consulta ilegal. El 13 de diciembre le embargó un piso en Barcelona. Ante Llarena El juez del Supremo Pablo Llarena le ha imputado junto a otras cinco personas en la causa abierta contra el gobierno de Puigdemont por rebelión y o sedición y malversación. Está pendiente de fecha para declarar. No detuvo la consulta Aquella sentencia consideró probado que fue él quien convocó el proceso de participación del 9- N y que tenía perfecto conocimiento del contenido y los efectos de la resolución del TC. A pesar de ello nada hizo por detener la jornada de votación pervirtiendo así los principios democráticos No solo omitió toda decisión sino que dispuso lo necesario para mantener vigentes los contratos de aprovisionamiento de los materiales y equipamiento necesarios para la jornada del 9- N, señaló en su resolución el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Así, durante dos años se le prohibía ejercer cargos públicos de cualquier clase, ya sean de ámbito local, autonómico o estatal y actuar, durante el mismo tiempo, en funciones de gobierno tanto en el ámbito autonómico como en el del Estado Lejos de achantarse con esta con- EFE Ante la Justicia IGNACIO GIL El 15 de octubre de 2015 Mas declaró como imputado ante el TSJC por la consulta del 9- N dena, el pasado febrero Mas no dudó en participar en un acto en el que defendió la movilización ciudadana como instrumento de desobediencia, e insistió en que esa movilización debía ser organizada, con acciones bien calculadas y con el objetivo de poder llegar a celebrar el referéndum. De ahí que ahora tenga que responder también ante el TS. El 9- N también ha tenido consecuencias económicas para Mas, que ha tenido que afrontar la fianza de 5,2 millones de fianza que el Tribunal de Cuentas le exigió por el dinero público que la Generalitat gastó en aquella consulta. De hecho, el 13 de diciembre el órgano fiscalizador del Estado ordenó el embargo preventivo de la vivienda que Mas puso para cubrir esa fianza: una casa señorial de 199 metros cuadrados ubicada en la calle Tuset, una buena zona de Barcelona. La renuncia de Mas se produce cuando falta una semana para que se conozca la sentencia del caso del Palau de la Música, en la que la Fiscalía pide 14 años para el saqueador confeso del Palau Félix Millet y en la que Convergencia Democrática de Cataluña figura como responsable civil a título lucrativo.