Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA El desafío secesionista Análisis MIÉRCOLES, 10 DE ENERO DE 2018 abc. es espana ABC El hombre que todo lo rompió El resumen de la carrera política de Artur Mas es muy fácil de hacer: todo lo que ha tocado lo ha destrozado SALVADOR SOSTRES L o primero que rompió fue la Presidencia de la Generalitat, que por primera vez desde la recuperación de la democracia recayó en un socialista. Para tratarla de recuperar forzó a Esquerra y al PSC a un Estatut de máximos que luego negoció a la baja con Zapatero a cambio de que el PSOE se comprometiera a retirar a Maragall, a poner de candidato a Montilla (Mas creyó que le sería más fácil derrotar un charnego) y a apoyar la investidura de la lista más votada. Lo segundo que rompió Mas fue otra vez la Presidencia de la Generalitat, que por segunda vez ostentó un socialista, y precisamente el que él había despreciado eligiéndolo como rival fácil. Lo tercero que rompió fue la tranquila convivencia catalana. El oasis. Con el bodrio de Estatut que primero exageró con Carod y Maragall y luego rebajó con Zapatero, el consenso saltó por los aires: unos lo consideraron excesivo, otros insuficiente y todos lo aborrecieron tras varios años de eternas discusiones sobre su redactado e impugnaciones. Los recursos de inconstitucionalidad que interpuso el PP y concretamente Mariano Rajoy que sin duda ha tenido ideas mucho mejores que aquellas y la posterior sentencia laminadora, encendieron los ánimos del soberanismo y se impuso la tesis de que con España no hay nada que hacer Ante el descalabro del tripartito en Cataluña y de Zapatero en el conjunto de España, Mas alcanzó la Presidencia de la Generalitat a finales de 2010, pero sin mayoría absoluta (68) Se quedó en 62 diputados. La tecla épica Dedicó 2011 y el primer trimestre del 12 a los imprescindibles recortes por la crisis, y su austeridad le pasó factura en las encuestas. En abril de 2012 le daban entre 53 y 57 diputados. Decidió entonces pulsar la tecla épica, y bajo la reclamación del pacto fiscal (una especie de concierto económico a la catalana) calentó la manifestación de la Diada de aquel mes de septiembre. A través de TV 3 y de Cataluña Radio se convocó machaconamente a la gente y por fin Mas podía hablar de algo más lona, convocó elecciones anticipadas que de hospitales cerrados. Se organi- para el 25 de noviembre, y lo cuarto que zaron y pagaron autocares el día seña- rompió fue la holgada aunque no ablado. La participación fue masiva, como soluta mayoría de Convergència, panunca antes. Sorprendió incluso a los sando de los 62 a 50 diputados en luconvocantes. gar de ganar los seis que le faltaban. El entonces director de La VanEsquerra, que pasó de diez a 21, fue guardia José Antich, a quien siem- la gran vencedora de la noche, y para pre le ha interesado más votar la investidura de el poder que el periodisMas le puso como condiConvergència mo, leyó mal el sentido ción única anunciar en el En un par de de aquella manifestación tiempo máximo de un y le aconsejó a Francesc tardes, acabó con año la pregunta y la fela marca política cha del referendo sobre Quico Homs, entonces de más éxito de portavoz del Govern, que la independencia. Mas, convenciera a Mas de anque ni quería la indepenla historia de ticipar las elecciones para dencia ni meterse en el Cataluña aprovechar el momento lío de organizar un refeemocional, voltear los rendo ilegal, trató de enReferéndum sondeos y alcanzar la Trató de enredar a redar a Junqueras y a mayoría absoluta. ERC todo lo que pudo, Antes de ello, Mas qui- Junqueras y a ERC pero al final no tuvo más todo lo que pudo, remedio que anunciar la so armarse de razones y pero al final no visitó al presidente Rajoy consulta secesionista en La Moncloa para exi- tuvo más remedio para el 9 de noviembre girle el pacto fiscal, amede 2014. que convocarlo nazándole con la convoTodos los intentos de catoria de un referendo que el Gobierno o el Consobre la independencia si no se lo con- greso aceptaran aquel refrendo fracacedía. Mas sabía antes de viajar cuál saron uno tras otro, pero Mas no posería la respuesta, y la necesitaba para día permitirse quedar mal con Junqueescenificar, una vez más, el mantra in- ras, a quien quería convencer de acudir dependentista de que Cataluña nece- a las elecciones bajo una candidatura sita un Estado propio porque el espa- unitaria porque estaba convencido de ñol no le sirve. El presidente del Go- que los republicanos iban a ganarle si bierno ni pudo ni quiso acceder a tal se presentaban cada uno por su lado. chantaje y Mas, a su regreso a Barce- Al final, Mas pactó con Rajoy que la El álbum de un fracaso El referéndum ilegal del 9- N A. DE ANTONIO Mas deposita su voto en la consulta ilegal sobre la independencia a la que se comprometió con ERC Su primer fracaso YOLANDA CARDO El 1 de noviembre de 2006, Artur Mas se presentó a sus primeras elecciones como cabeza de lista y, aunque las ganó, no consiguió gobernar El Estatuto de la discordia IGNACIO GIL El 2 de noviembre de 2005 Mas defendió en Madrid un Estatuto que dinamitó la convivencia catalana