Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 CÓRDOBA MIÉRCOLES, 10 DE ENERO DE 2018 cordoba. abc. es ABC tránsito de los vehículos de los padres que tienen a sus hijos en estos centros educativos. El problema será el mismo, pero entonces tendrá que decidir el Consistorio si pone alguna otra medida en marcha. El presidente de Escuelas Católicas señaló que el Ayuntamiento de la capital también habló en su día de poner en marcha microbuses en alusión a todas esas iniciativas que manejaba el Gobierno municipal para tratar de reducir el impacto del tráfico en una de las zonas más sensibles de la capital. Tarjeta por matrícula La situación está actualmente igual que cuando se puso en marcha en octubre el plan. El Consistorio entregó entonces una sola tarjeta por familia y solventó excepciones particulares. En determinados círculos fue entendida como una decisión demasiado limitada, pero la experiencia ha puesto sobre la mesa que aún se están utilizando menos tarjetas Mantiene, por tanto, la mencionada tarjeta por matrícula, que incluía los datos del vehículo y del titular encargado de conducir al menor hasta su colegio. Estas tarjetas son además intransferibles, sólo para una matrícula y un coche Respecto a la información de horarios y zonas de acceso, los horarios vienen detallados en el reverso de las tarjetas. Las instrucciones que tiene detrás cada permiso son muy parecidas a las de Acire. Está escrito el horario en el que podrán acceder al centro para controlar las salidas y entradas. Pero en esta ocasión, el horario no es totalmente abierto como tienen los vecinos de la zona centro, sino que los vehículos que dispongan de esta pegatina podrán circular por las zonas acotadas de 7.30 a 9.15 y de 14.00 a 15.30 horas. Para controlar la circulación, la Policía Local vigilará los vehículos que entran y salen de las zonas restringidas a través de las cámaras de vigilancia instaladas en esquinas estratégicas de las calles vigiladas- -Alfaros, San Pablo o Valladares- Ésta es la razón de que las tarjetas incluyan la matrícula del vehículo porque es la forma que ideó el Consistorio para controlarlo. A través de vídeo- vigilancia. Un coche accede a la zona restringida del Centro con un pase escolar VALERIO MERINO Movilidad decide no retirar más tarjetas para colegios del Centro El Consistorio cambia de planes y decide mantener hasta junio los pases a familias R. C. MENDOZA CÓRDOBA Finalmente no habrá cambios en el plan de tráfico del centro, al menos en la parte que regula la circulación de vehículos en horario escolar. El Ayuntamiento mantendrá hasta el próximo junio las mismas tarjetas que repartió a principio de curso para que los padres de los alumnos que cursan sus estudios en los colegios del cen- tro. No retirará- -ni tampoco ampliará- -los permisos tal y como anunció. Así lo informó ayer a ABC el presidente de Escuelas Católicas, Antonio Guerra, que dio a conocer el contenido de una reunión mantenida con técnicos de Movilidad para confirmar que no habrá cambio alguno en este sentido. Hay que recordar que en el periodo vacacional los colegios afectados por el plan de tráfico del centro casi que daban por hecho que el Consistorio iba a meter la tijera y reducir así el número de tarjetas. De hecho, el propio Guerra reconocía que el Ayuntamiento había detectado que no todos los padres usaban los permisos entregados a principios de curso y que era más que previsible que se perdieran algu- nas. Se mostró confiado, en cualquier caso, en que las restricciones del área que encabeza el concejal Andrés Pino fueran racionales y se ajustarán a la realidad Según los datos aportados por el representante de la patronal escolar, ha sido el propio Consistorio el que ha entendido que se estaba haciendo un uso racional de estas tarjetas y que no se estaban cometiendo abusos en ninguno de los sentidos. Ha habido una buena concienciación por parte de los padres y eso ha llevado a que el Ayuntamiento no vaya a reducir las tarjetas entregadas en octubre Habrá que esperar, por tanto, al próximo junio para que el Área de Movilidad vuelva a someter a estudio el MEDIO AMBIENTE El PP asegura que el plan de calidad del aire nace antiguo R. R. CÓRDOBA El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, acusó ayer al equipo de gobierno de parir un plan de calidad del aire que nace antiguo al haberse realizado sin la coordinación de un liderazgo que el PP exige a la alcaldesa de la capital, Isabel Ambrosio. El plan tiene como elemento más destacable la realización de un programa de calmado del tráfico que pretende reducir la velocidad máxima de los accesos y cirvunvalaciones de noventa a setenta kilómetros por hora. Además, propone dejar en treinta kilómetros por hora la velocidad tope a la que se pueda circular en determinadas avenidas y en horario nocturno para toda la ciudad. El planteamiento es llevar estas medidas a zonas como el Vial Norte o Carlos III, las avenidas más usadas por los conductores pero también en las que más contaminación se detecta, sobre todo, de emisiones de dióxido de nitrógeno, particularmente nocivo para la salud humana. Bellido explicó ayer que su propuesta de calidad del aire está íntimamente vinculada con la apuesta por sacarle provecho a las últimas tecnologías. En concreto, aseguró que se debe realizar una apuesta por el coche eléctrico autónomo (que se conduce por el ordenador de a bordo) que según las estimaciones de los expertos reduce las emisiones en un noventa por ciento. Los populares aseguran que el proyecto que han impulsado para promover la industria digital tiene que tener consecuencias en formas de moverse por la ciudad que sean más limpias con el entorno. La propuesta popular pasa también por que el Consistorio se implique no dejando que la carga de la reducción de emisiones caiga sobre el ciudadano. En concreto, reclamó un proyecto para adaptar la totalidad del parque móvil municipal- -incluyendo los coches patrulla o los autobuses de Aucorsa- -a tecnologías de menor impacto ambiental que la quema de combustibles fósiles. Bellido aseguró que un plan de estas características no puede ser la suma de pareceres de distintos departamentos municipales sino una apuesta conjunta del gobierno, lo que obliga a que la alcaldesa se ponga al frente y genere la política de ciudad necesaria para aplicarlo y financiarlo.