Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 10 DE ENERO DE 2018 abc. es opinion OPINIÓN 15 VIC PRIMERA PLANA BALTASAR LÓPEZ TIEMPO DE DESPEGAR Entre la larga lista de deberes de las Administraciones, está que no se queden cruzadas de alas y pongan en carga el aeropuerto L DESDE SIMBLIA JOSÉ CALVO POYATO CÓRDOBA ANTE EL 2018 La demora en ejecutar obras podría ser una estrategia para tener recursos al final de mandato strenamos año y, como suele ser habitual, estos días primeros del calendario anual lo son de nuevos propósitos, que por lo general quedan incumplidos apenas ha pasado un poco de tiempo. Son los relacionados con la salud corporal, nuestra propia imagen labrada a golpe de aparataje en un gimnasio y alguna otra cosilla que se nos quedó pendiente tiempo atrás. Pero los inicios de año también son propicios para vislumbrar qué pueden depararnos estos doce meses como habitantes de la ciudad. Algunos se preguntan si 2018 será el año en que el Aeropuerto de Córdoba sea una realidad algo más que virtual. Es decir si se oirá el rugir de los motores de aviones que aterrizan y despega en sus pistas. Mucho nos tememos que la decimosegunda capital de provincia de España en cuanto a volumen de población, con sus 325.916 habitantes, lo que la sitúa por delante de Valladolid, Vitoria, La Coruña, Granada, Oviedo, Santa Cruz de Tenerife, Pamplona, Almería, San Sebastián, Santander, Castellón de la Plana, León o Gerona, amén de Santiago de Compostela, Vigo, Jerez de la Frontera, Reus... todas ellas con aeropuerto en funcionamiento, seguirá moviendo cifras testimoniales de pasajeros, principalmente viajeros de avionetas. ¿Qué ocurrirá con el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía? Hay quien se pregunta si seguirá ofreciendo en la inmensidad de sus E espacios vacíos, que costaron más de treinta millones de euros, exposiciones como la de Yoko Ono con escaleras que no conducen a ninguna parte y que suenan, incluso a quienes se consideran maestros en eso de interpretar ciertas manifestaciones de arte contemporáneo difícilmente digeribles para el común de los mortales, como verdaderas tomaduras de pelo. ¿Será 2018 el año en que se ejecutará una parte razonable del presupuesto municipal en lo que se refiere a partidas correspondientes a obras e infraestructuras? Así debería de ser porque el 2018 es año preelectoral con las elecciones municipales asomando en el horizonte de la primavera de 2019. Hay algunos malpensados que sostienen- -nosotros no lo creemos así- -que la incapacidad de gestión mostrada hasta la presente por los munícipes que tienen mando en plaza en Capitulares sólo ha sido una hábil estrategia, diseñada por el edil García, para disponer de recursos abundantes en el tramo final del mandato. Hay quien cruza apuestas- -al menos así nos lo han asegurado- -acerca de si el cambio de nombre en ciertas calles se llevará a efecto a lo largo del presente año. Se refieren en concreto a Cruz Conde, Vallellano y Cañero. Hay quien sostiene que así será por la necesidad de apuntalar la estabilidad del cada vez más inseguro gobierno municipal. Pero también hay quien opina que la alcaldesa y su grupo no están por la labor de llevarlo a cabo por lo que supondría de desgaste electoral. Nosotros añadimos que eso era algo que debería de haberse previsto bastante antes de meterse en semejante berenjenal que cuenta con un extendido rechazo entre el vecindario. Lo que no ofrece muchas dudas es que, conforme se acerquen las elecciones y los partidos comiencen a calentar motores de cara a la contienda electoral, se volverá a temas recurrentes. Verbigracia la titularidad de la Mezquita- Catedral que a algunos les da mucho juego, aunque sea asunto que tiene poco recorrido como señala la falta de noticias sobre la comisión municipal- -una más- -creada para dictaminar sobre la cuestión. Veremos... es cuestión de tiempo. os Reyes nos han dejado el esperado regalo de que 2017 haya sido el quinto año seguido de subida del número de trabajadores en la provincia. Pero la magia tiene límites. La cifra de parados en Córdoba (70.798) sigue siendo una catástrofe social con miles y miles de damnificados. Necesitamos que las Administraciones tomen el relevo de Melchor, Gaspar y Baltasar y hagan de 2018 un buen ejercicio para el desarrollo de nuestra tierra. Un factor de progreso es que la capital apueste al fin por el turismo de negocios. Para ello, este año será decisivo. Esperemos que la Junta y el Ayuntamiento abandonen una trayectoria con más errores que la del Madrid liguero. Estamos sin espacios para muestras y para convenciones medianas y grandes. Sólo esto último supone que la ciudad palme 19 millones al año, según cálculos del sector. Para este verano, el Ejecutivo autonómico debe tener lista la ampliación del Palacio de Congresos, que un poco más y bate el récord de las obras del murallón. Debía haber estado terminada en diciembre de 2014. Esperemos que, cuando acaben los trabajos, la Administración regional muestre mayor previsión que el Gobierno central- -lo dirija el PSOE o el PP- -cada vez que nieva con ganas y le saque partido desde el minuto cero. Este 2018 igualmente debe quedar encarrilado el Centro de Ferias y Convenciones, atascado por una disputa económica entre Consistorio y constructora. Entre lo complejo que es rescindir un contrato de ese tipo y las equivocaciones del Ayuntamiento, sumamos nueve meses con las obras, que están a poco más de la mitad, oficialmente paradas. El turismo de negocios puede ser parte del combustible que impulse a alguna aerolínea a aterrizar en nuestro aeropuerto, dotándole al fin de vuelos regulares. Éstas sólo se animarán a operar desde aquí si tienen pasajeros suficientes. Además, las instituciones deben trabajar juntas para extender una alfombra roja que facilite que las compañías aéreas tomen tierra en Córdoba. Gobierno central, Ejecutivo andaluz y Capitulares no pueden quedarse cruzados de alas después de que el Estado se haya gastado 80 millones en ampliar la pista, que el 1 de febrero estará plenamente operativa para acoger vuelos comerciales. Tienen que lograr que este desembolso estratosférico no se estrelle contra su falta de uso. La lista de deberes de los poderes públicos es extensa y no cabe en esta columna. A ella se une pedirles que no frenen inversiones. Ahí están los promotores de Rabanales Plaza que han necesitado tres años de papeleo para que Urbanismo les autorice no una central nuclear- -pudiera pensarse que era eso por el tiempo pasado- sino una gran superficie. No sólo tuvieron que vencer la burocracia- -también autonómica- sino los prejuicios ideológicos de IU, que pilota Urbanismo. Este proyecto, que prevé crear de 300 a 400 empleos, tomará forma este año. Lo escrito. Ojalá, las Administraciones sean los reactores que hagan que éste sea un año de despegue económico.