Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 9 DE ENERO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 41 Más de 24.000 visitas a páginas porno en el Parlamento británico en cinco meses El dato se conoce a las tres semanas de la dimisión del ministro Damian Green IVÁN ALONSO CORRESPONSAL EN LONDRES Caídos por el sexo El año político ha comenzado en Reino Unido con una pequeña reestructuración del Gobierno y con un dato que se viene repitiendo en los últimos años, el de los intentos de acceso a páginas porno desde los ordenadores de trabajo del Parlamento británico. El último informe conocido asegura que hubo más de 24.000 en solo cinco meses, desde junio cuando se formó el Ejecutivo de Theresa May tras las elecciones hasta octubre. Esto supone unos 160 intentos diarios desde dispositivos que también utilizan los diputados y sus ayudantes en las instalaciones de Westminster, siendo septiembre el mes en el que se registraron las cifras más abultadas, con un importante repunte de 9.467 solicitudes en las dos cámaras parlamentarias. Las cifras totales de todo el año no se han podido mostrar, ya que en enero y febrero los sistemas se sometieron a varios cambios tecnológicos y en la forma de guardar los datos. Por tanto, solo se pudo contabilizar desde marzo a octubre, en los que se detectaron y bloquearon 30.876 intentos de acceder a este tipo de páginas con algún tipo de material pornográfico. La información, revelada a requerimiento de la Asociación de la Prensa en ejercicio de la libertad de información, llega apenas tres semanas después de la dimisión del que era mano derecha de la primera ministra y su segundo en el Gobierno, Damian Green. El pasado 20 de diciembre fue obligado a dimitir tras confirmarse que en 2008, durante una investigación policial en Westminster, se encontró, cuando Green era portavoz de inmigración del partido conservador, mucho material pornográfico en su ordenador. Por negarlo y aportar testimonios inexactos y engañosos la propia May le forzó a dejar el Ejecutivo, al incumplir la conducta ministerial adecuada. EEFE ABC DAMIAN GREEN EX SECRETARIO DE ESTADO JOHN SEWEL EX MIEMBRO DE LA CÁMARA DE LOS LORES Era el hombre de mayor confianza para Theresa May y fue la propia primera ministra la que le obligó a dimitir. Una investigación policial en el año 2008 en Westminster, destapada ahora, mostró una cantidad abultada de material pornográfico en el ordenador de Damian Green, por entonces portavoz de inmigración de los tories. Él negó las acusaciones, provenientes de un agente de Scotland Yard, y por este motivo, al descubrirse que era verdad, tuvo que dejar su cargo apenas unos meses después de acceder a él. Los escándalos sexuales de los políticos en Reino Unido, como el que ha saltado en las últimas semanas, son habituales. Otro caso de dimisión sonada fue el del miembro de la Cámara de los Lores, John Sewel. Todo ocurrió en 2015, después de que saliera a la luz un vídeo en el que esnifaba cocaína con un billete de cinco libras acompañado de varias prostitutas. El político escocés, de 69 años y que fue ministro de Agricultura en el Gobierno laborista de Tony Blair, se enfrentó además a una investigación policial. queó hasta 231.020 accesos a este tipo de páginas. Una tendencia que continúa a la baja, ya que el año 2016 se registraron 113.208. Desde la institución se asegura que la mayoría de ellos son involuntarios y que los programas que lo detectan impiden cualquier tipo de amenaza de este tipo proveniente a veces de la publicidad o de direcciones web con intención de propagar virus o programas malware Además, un portavoz del Parlamento aseguró que los ordenadores o dis- positivos como ipads o teléfonos móviles no pertenecen directamente y solo a los diputados, ya que hay 8.500 computadoras en la red parlamentaria, que son utilizadas por parlamentarios, compañeros, su personal y el personal de ambas cámaras ALEMANIA Merkel y renuncian a los objetivos del cambio climático ROSALÍA SÁNCHEZ CORRESPONSAL EN BERLÍN Cifras a la baja Unas cifras que ya no sorprenden a nadie, porque en los últimos años se han contado por decenas de miles los intentos de acceder a portales de internet con material pornográfico desde la red wifi del Parlamento. De hecho, estos últimos datos muestran incluso una fuerte disminución desde 2015, cuando el sistema de filtrado blo- Merkel siguió ayer negociando con los socialdemócratas del SPD sobre la agenda europea de cara a la reedición de la gran coalición en Alemania. Los partidos no informarán sobre el contenido de las conversaciones hasta que la negociación haya cubierto todos los sectores y no fue posible anoche averiguar, tras las doce horas consecutivas de reunión, si la gran coalición alemana respaldará o no la propuesta europea del francés Macron. El ministro de Exteriores y número dos del gobierno en la pasada legislatura, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, zanjó la cuestión sentenciando, un tanto críptico, que independientemente de quién gobierne en Alemania, el acuerdo de coalición respetará siempre que Europa permanezca como asunto central de la política nacional alemana La postura de Alemania en foros internacionales y ante propuestas de países socios y amigos no puede formar parte de rifirrafes de negociación decían fuentes de la CDU de Merkel ante el silencio sobre este asunto. Pero lo que sí se filtró es que los negociadores llegaron a un preacuerdo para desistir en el cumplimiento de los objetivos de lucha contra el clima, que para Merkel ha debido resultar especialmente doloroso. No en vano, durante las pasadas legislaturas se había ganado el título de canciller del clima por su compromiso personal con la política global de reducción de emisiones y, sin ir más lejos el pasado noviembre, fue la anfitriona de la cumbre del clima de Bonn, en la que logró alinear al mundo entero contra las posiciones del presidente Trump. Ahora, tanto los conservadores como los socialdemócratas han admitido como premisa del acuerdo de gran coalición que Alemania no cumplirá las metas impuestas hasta 2020.