Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABCdelOCIO VIERNES, 5 DE ENERO DE 2018 abc. es ABC E n portada Jessica Chastain Hollywood está en el punto de mira, y las actrices más LUCÍA M. CABANELAS Chastain interpreta a Molly Bloom Molly tiene todo lo que Jessica Chastain anhela interpretar. Es un personaje complejo: fuerte pero ambiguo, una víctima del juego de los hombres que termina rebelándose contra los abusos de poder. Con su inteligencia, con sus armas. Firme defensora de las mujeres, la nominada al Oscar se entregó con todo al debut de Aaron Sorkin en la dirección. ¿Es dificil asumir los vertiginosos diálogos de Sorkin? Son un auténtico reto, impresionantes. Nunca pensé que podía llegar a hacer una cosa así con un diálogo. Ayuda a hacerlo natural, y fue bonito porque es lo que mejor refleja el viaje de un actor. ¿Puede esta película cambiar la atmósfera que se ha creado con los abusos sexuales en Hollywood? Molly s game Mucho más que un espectáculo con naipes Aaron Sorkin convierte a Jessica Chastain en una heroína de película en Molly s game su debut como realizador tras las cámaras MOLLY S GAME Dirección: Aaron Sorkin. Con: Jessica Chastain, Idris Elba... FEDERICO MARÍN BELLÓN A aron Sorkin empieza y termina su película sobre póquer hablando de esquí y, quizá, de otras cosas. Antes de deslizarnos por la ladera con él, conviene saber que si el espectaEl dor odiaba su estilo El ala Oesdirector te de la Casa Blanca Algunos pinta a una hombres buenos La red somujer fuerte, cial The newsroom no inteligente e empezará a amarlo en su debut como director. Tampoco íntegra debe confundirse su afición al texto con la lentitud. El arranque de Molly s game es como un descenso, emocionante y vertiginoso. Estamos en su territorio, denso en palabras, con imágenes montadas con pericia pero incapaces de llamar la atención fuera de ese contexto. Sorkin no es un autor que sacie la vista, para él un mero intermediario del cerebro, puede que ni siquiera un sentimiento. Para ser una obra biográfica, llama la atención lo poco que se parece Jessica Chastain a la Molly Bloom real, aparte del atractivo físico. Al no ser la segunda demasiado conocida, el riesgo es asumible. Ni siquiera tiñe a la pelirroja, de nuevo espléndida, que da vida a una joven destinada a ser una estrella del deporte y que tuvo que reinventarse como organizadora de timbas gloriosas. La chica llegó a ser conocida como la princesa del póquer y entre sus clientes destacaban estrellas como Tobey Maguire y Ben Affleck. Todo esto está publicado, pero Sorkin toma otra decisión valiente, o muy cobarde: no da un solo nombre, reduce el morbo en beneficio de la historia de su heroína. La desnuda en el sentido menos sensual del término. Si algo se puede achacar al director y guionista es la benevolencia con que la trata en todo momento. Siempre un caballero. Aaron Sorkin Nunca pensé que podría dirigir mi propio guión MARÍA ESTÉVEZ Aaron Sorkin, uno de los guionistas más celebrados de Hollywood, sigue sufriendo la ansiedad que provoca el miedo al fracaso, a pesar de sus éxitos. En esta profesión es imposible no sentir vértigo ante un estreno, especialmente si, como en este caso, estreno mi primera película tras las cámaras. Estoy aterrado confiesa sobre Molly s game la película con la que debuta como director. Él es de los pocos guionistas reconocidos por el gran público. Escribir historias, tanto en el cine como en la pequeña pantalla, le hizo trascender los créditos y consolidar su fama. Series como The newsroom o El ala Oeste de la Casa Blanca le dieron popularidad, que trasladó al celuloide retratando a genios modernos en películas como La red social Moneyball o Steve Jobs ganándose el apelativo de la mente creativa más glamurosa de Hollywood. Profesional-