Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 CULTURA LUNES, 1 DE FEBRERO DE 2016 abc. es cultura ABC Cine Homenaje DiCaprio gana en los Screen Actors y allana su camino hacia el Oscar J. M. CUÉLLAR MADRID OTI RODRÍGEZ MARCHANTE HERREROS, CRONISTA DE HOLLYWOOD El Círculo de Escritores Cinematográficos entrega hoy la Medalla de Honor a Enrique Herreros, testigo y cronista del cine de Hollywood durante más de medio siglo en ABC. También recibirán medallas Marisol y el programa televisivo Historia de Nuestro Cine en hacer del Cine un lugar sagrado. Premia el Círculo de Escritores Cinematográficos a la mayor gloria viva (y coleante) de cuantos se han dedicado a esa profesión de vivir las películas y contar de ellas todo eso que es imposible encontrar en la Wikipedia. Durante muchos años, Enrique Herreros fue el corresponsal de ABC en Hollywood, un lugar (un concepto, un estado de ánimo) que se conocía y del que era dueño como un gato de su rincón, y desde donde enviaba unas crónicas de aquel mundo lejano impregnadas con el aroma de los pankekes y con esa atmósfera húmeda de las mañanas de Marlowe. Aún hoy, hay pocos placeres para un cinéfilo comparable a sentarse a charlar un rato de cine (de Cine) con Enrique Herreros y su voz rota de mil alirones, picados y contrapicados. Hace poco publicó su último libro, A mi manera un fresco de los armarios del Olimpo hecho a mano alzada, a pura memoria, con la cercanía y la ironía de quien ha visto las estrellas a la luz del día. Los flamencos le cantarán a Curro Romero en el Teatro de la Maestranza ALBERTO GARCÍA REYES SEVILLA Cercana ya la fecha de los Oscar, se producen los premios diversos que anteceden a la gran fiesta. Esta vez le tocó a los Screen Actors Guild Awards (SAG) que dieron pistas definitivas sobre lo que nos espera el 28 de febrero, si bien hay que reseñar que, en este caso concreto, los SAG no suelen acertar muy a menudo en las predicciones para el Oscar (solo diez de las últimas veinte ganadoras del Oscar consiguieron también el premio al mejor reparto) No obstante, parece que este año van bien encaminados, sobre todo en lo que a los actores se refiere. Así, Leonardo DiCaprio, por El Renacido y Brie Larson, por La habitación se hicieron con los premios a mejor actor y actriz protagonista. Donde los SAG hicieron una justicia que los Oscar no van a hacer, pues sorprendentemente no está nominado, fue en el actor secundario, que esta vez fue a parar a Idris Elba, que da una lección de interpretación en Best of No Nation la película sobre los niños guerrilleros en África. Para premiarle doblemente, los SAG también dieron a Elba el premio a mejor actor de una miniserie Luther Más clarividente fue el premio a la mejor actriz de reparto, que recayó en Alicia Vikander, por su papel en La chica danesa galardón que puede repetir fácilmente en los Oscar. En el mejor reparto de película el premio estaba muy caro, pero al final se lo llevó el elenco de Spotlight que se impuso al de La gran apuesta y Trumbo Interesantes también fueron los premios a mejor actor en una serie de drama (Kevin Spacey por House of cards el de especialistas de película Mad Max o especialistas de una serie Juego de Tronos S olo hay otro nombre comparable al de Enrique Herreros, hijo, en la historia del cine español, y es el de Perico Vidal, el de la gran vida que recogió en un maravilloso libro Marcos Ordóñez Big Time: la gran vida de Perico Vidal Lo cierto es que a Enrique Herreros aún no le ha llegado su Marcos Ordóñez para testar la gran vida de este hombre dedicada por completo a dos empresas nobilísimas: honrar la memoria de su padre (el gran dibujante Enrique Herreros) y exprimir todos sus muchos talentos Enrique Herreros, bolígrafo en ristre ERNESTO AGUDO Curro Romero cantaba delante del toro como cantan los gitanos que vinieron en las caravanas: sin saber nunca lo que va a pasar. Por eso el Faraón ha buscado tanto ese cruce y por eso, ahoram los flamencos le van a dar un homenaje con las puertas abiertas. En el Teatro de la Maestranza. Un reconocimiento a su amor por el arte jondo y por la gitanería, razón por la que la recaudación irá destinada a la acción social de la Hermandad de los Gitanos, su hermandad. Curro encontrará la felicidad el 1 de marzo escuchando a maestros como El Lebrijano, Miguel Poveda, José de la Tomasa, Pansequito, Aurora Vargas, Marina Heredia, Paco Cepero, Rancapino Chico y Paco Suárez. Y viendo bailar a Eva Yerbabuena. Un cartel de elegidos, probablemente irrepetible, que traerá a su recuerdo algunos de sus momentos únicos con los flamencos. Porque puede afirmarse incluso que la historia de Curro como torero no se entendería en toda su dimensión sin ellos. Por eso Romero entiende tan bien las cosas jondas. Incluso canta los fandangos de Enrique el Almendro cuando está a gusto. Una de las anécdotas que mejor definen su compromiso con el flamenco es la que le pasó con El Chocolate en el Teatro Calderón, cuando éste se quejó de que un tipo leía el periódico en la primera fila. Curro recuerda cómo cuando salió por última vez el cantaor no pudo evitar dirigirse a un hombre que hay ahí que no tiene cabeza El Faraón remata la historia con su lamento más hondo. Su forma de decir ole alargando la o. Ese ole lento que el 1 de marzo le dirá a la reunión de monstruos que se va a juntar en el Maestranza para cantarle con la Salud de los Gitanos.