Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 23 DE ENERO DE 2016 abc. es conocer SOCIEDAD 67 La virulencia de Jonas EE. UU. se prepara para una tormenta de nieve histórica JAVIER ANSORENA NUEVA YORK SANTIAGO MARTÍN Había colas ayer en las cadenas de ferretería del este y el sur de EE. UU. para comprar palas y sacos de sal, para luchar contra la nieve. Los llamamientos a la precaución y los datos sobre la severidad de la tormenta Jonas, que golpea desde el jueves el sureste del país y que llegará hoy al noreste, se repetían hasta la saciedad en los canales de televisión. Las autoridades han decidido declarar la situación de emergencia en Washington, Maryland, Virginia, Pensilvania, Carolina del Norte y Tennessee, y se espera que la tormenta también afecte con fuerza a otras partes muy pobladas del norte, como Nueva York y Nueva Jersey. El servicio de meteorología ha calificado la tormenta de histórica y se espera que deje hasta 60 centímetros de nieve en algunas zonas y que golpee con vientos de hasta 100 km h. Una de las ciudades que más pueden sufrir la ola de frío es Washington. Su alcaldesa, Muriel Bowser, advirtió ayer que no hemos visto una previsión meteorológica de este tipo en noventa años La ciudad, donde estaba previsto que la tormenta golpease a par- tir de la tarde de ayer, decidió cerrar el servicio de metro por la noche y el de autobuses a partir de las 15.00 horas. Además, pidió a sus ciudadanos que se quedaran en casa y no se arriesgaran a salir durante la tormenta. También ha recomendado que estén preparados para permanecer dentro de sus hogares hasta 72 horas, y que acumulen víveres, agua y radios operadas por batería. Sus efectos pueden ser de vida o muerte dijo Bowser sobre la tormenta, mientras las televisiones peleaban por encontrar epítetos sobre lo que se viene encima: tormenta monstruosa gigantesca snowmageddon De momento, Jonas ya ha barrido con nieve, aguanieve y granizo, estados del sur poco acostumbrados a estos rigores, y ha motivado la cancelación de 2.544 vuelos en el día de ayer y otros 2.566 para hoy. En total, se calcula que la tormenta afectará a unos 70 millones de personas en todo el país. EVANGELIZACIÓN Y DIÁLOGO E Vea la galería de imágenes sobre la ola de frío que acompaña a Jonas l domingo pasado el Santo Padre estuvo en la Sinagoga principal de Roma. Un gesto de cercanía a los judíos que ya habían hecho sus dos inmediatos predecesores. No es el primero que tiene el Papa Francisco para con aquellos a los que san Juan Pablo II denominó nuestros hermanos mayores Su amistad con los judíos le viene de lejos, de su época de Buenos Aires. También mantiene estrechos vínculos de afecto con algunos líderes musulmanes, y en esta ocasión se han vuelto a poner de manifiesto. Pero había algo en el ambiente que hacía especial esta visita. Un importante rabino había pedido días antes que la Iglesia expresara públicamente su renuncia a convertir a los judíos. La petición era delicada, pues si el Papa la hacía suya habría dejado en mal lugar no sólo a los judíos que se han convertido, sino a los primeros cristianos y misioneros, todos ellos judíos, que predica- ron en primer lugar a los judíos, incluido san Pablo, y que sólo se abrieron a los paganos cuando aquellos se cerraron a la evangelización. Pero si el Papa no hacía caso a la petición, corría el riesgo de desairar a los que le estaban invitando. El Santo Padre salió airoso del compromiso. Renovó la magnífica relación que hay entre los líderes de las dos religiones, recordando la raíz bíblica común, que nos une con un vínculo único y peculiar A la vez invitaba a los cristianos a descubrir las raíces judías de su fe y rechazaba tajantemente toda forma de antisemitismo. Pero no se limitó a esto que, en el fondo, no era nada que no hubieran dicho sus predecesores sino que invitó a judíos y cristianos a trabajar juntos en la defensa de la naturaleza, como pide el Creador, y a rechazar la violencia del hombre contra el hombre Estos son dos de los temas predilectos del Papa: ecología y paz. Continuamente expresa su deseo de que todas las religiones condenen abiertamente la guerra. Incluso con aquellas que tienen entre sus miembros sectores radicalizados y violentos, no cierra el diálogo y les anima a que se conviertan en instrumentos de paz. La evangelización, pues, sigue adelante, pero rechazando toda imposición y toda violencia. Como debe ser.