Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURA JUEVES, 24 DE DICIEMBRE DE 2015 abc. es cultura ABC NACHO SERRANO MADRID D esde las doce y un minuto de la pasada madrugada, la música de los Beatles al fin está disponible en streaming O, lo que es lo mismo, usted ya puede escuchar sus canciones sin tener que descargarlas, y, lo que es más importante, de forma completamente legal. Y decimos al fin porque ellos, los Fab Four eran el último mohicano de la era pre- internet; eran los galos de la vieja industria frente al imperio romano de la modernidad. Ellos lideraban el frente antistreaming Una legión a la que, durante un tiempo, pertenecieron grandes nombres del rock como Led Zeppelin, Metallica, AC DC o Pink Floyd, grupos que finalmente desertaron cuando entendieron que el avance de la tecnología era imparable, y que si no cedían su música al dichoso Spotify podrían lamentar las consecuencias, incluso quedar en el olvido con el paso del tiempo. Porque, ¿cómo descubrirán nueva música las próximas generaciones? No pinchando un vinilo, desde luego. Por eso, los Beatles antes o después también tenían que caer. Ha sido una batalla larga, muy larga, en la que las partes implicadas (Universal Music, propietaria de las canciones, y las plataformas de streaming llevan años de tiras y aflojas, y que comenzaron a dar sus frutos cuando se empezaron a publicar en Spotify los discos en solitario de los cuatro de Liverpool, un proceso que culminó el pasado mes de octubre con la salida al ciberespacio de la discografía de George Harrison. ¿Estaban dando pistas de lo que hoy ha sucedido? En cualquier caso, Universal ha conseguido que esta sea la gran noticia del año en la industria musical y, desde luego, ha alegrado las Navidades a los millones de fans de los Beatles. Las plataformas donde hoy han aterrizado Paul, John, George y Ringo son Spotify, Apple Music, Deezer, Napster Rhapsody, Amazon Prime, Slacker, Microsoft s Groove y Tidal, quedando fuera Pandora y Rdio. Es cierto que ya se podía escuchar a los Beatles en espacios de streaming como YouTube, pero en la mayor parte de los casos vulnerando los derechos de autor. Además, lo atractivo de este multilanzamiento para el melómano es la accesibilidad a todo su repertorio de forma ordenada, con la información correspondiente, con buen sonido y sin tener que pagar un solo euro ya que está incluido en la modalidad free es decir, con publicidad. Los Beatles se rinden al streaming Paul, Ringo, George y John vuelven a revolucionar el mercado musical 45 años después de separarse REUTERS Del rumor a la confirmación Ayer, la noticia se confirmaba a mediodía a través de la página oficial del grupo, donde podía verse un globo terráqueo que mostraba las zonas del mundo en las que ya se podía escuchar a los Beatles en streaming (la primera, Australia por supuesto) En España, la confirmación definitiva tam- bién llegaba por parte de Spotify, que emitió este comunidado: El 24 de diciembre a las 00: 01 h en tu zona horaria y en todo el mundo, el catálogo de los Beatles estará disponible en Spotify. Los fans podrán escuchar en streaming los trece álbumes remasterizados, así como las cuatro colecciones esenciales de la mejor banda de la historia moderna Los discos disponibles son sus trece álbumes de estudio remasterizados, más cuatro colecciones calificadas de esenciales: Please Please Me With The Beatles A Hard Day s Night Beatles For Sale Help! Rubber Soul Revolver Sgt El momento adecuado Su lucrativo catálogo ha esperado a la consolidación definitiva de las plataformas de streaming Sus mejores álbumes Cronológicamente ordenados estarán casi todos los discos del cuarteto Pepper s Lonely Hearts Club Band Magical Mystery Tour The Beatles Yellow Submarine Abbey Road Let It Be The Beatles 1962- 1966 The Beatles 1967- 1970 Past Masters (Volumes 1 2) y 1 Los rumores sobre este anuncio, que han corrido estos últimos días como la pólvora en los círculos mejor informados del sector, comenzaron el pasado agosto cuando el medio digital Showbiz 411 sugirió que las negociaciones habían empezado en enero y probablemente terminarían antes de fin de año (al parecer, finalizaron el pasado septiembre) Según su fuente, el problema nunca había sido el dinero, sino simplemente el modo de actuar de los Beatles: fueron los últimos en estar disponibles en CD, los últimos en estar disponibles en descarga, y se-