Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 24 DE DICIEMBRE DE 2015 abc. es ENFOQUE 5 Ser o no ser del socialismo Refundación o muerte JAIME GONZÁLEZ ¿De verdad considera Pedro Sánchez que Podemos es una formación progresista? Si la respuesta es sí, el problema es descomunal. No solo para el PSOE, sino para la propia democracia. Para explicarlo, valga esta cita: Una alternativa bolivariana para España y para Europa sería una catástrofe sin paliativos Su autor es Felipe González, de cuya autoridad moral dentro y fuera del socialismo español cabe suponer que no tendrá muchas dudas su actual secretario general. Hace más de año y medio, Felipe González alertaba sobre el riesgo de que alcanzaran el poder alternativas bolivarianas influidas por utopías regresivas que conducen a lo de siempre: al reparto de la miseria, salvo la nomenclatura, que nunca se queda con la miseria Y remachaba su intervención con un explícito ojalá no llegue el día, pero si llega, uno tendría el consuelo de decir: yo ya lo dije Ignoro si el yo ya lo dije de González era una simple intuición o la certeza de que, con el tiempo, el PSOE sería capaz de otorgar a Podemos la condición de defensor de la libertad y el progreso. La pregunta que me hacía al principio era retórica, porque Pedro Sánchez lo dejó ayer bien claro: Exploraré todas las opciones para que haya un gobierno de cambio progresista Y dado que la única opción pasa, como punto de partida, por un acuerdo entre el PSOE y Podemos, parece obvio que lo de progresista iba dirigido a la formación de Pablo Iglesias. ¿Piensan de verdad Susana Díaz y otros barones socialistas que Podemos es progresista o comparten la idea de Felipe González de que una alternativa bolivariana para España y para Europa sería una catástrofe sin paliativos? La cuestión no es baladí, porque no solo está en juego la supervivencia del PSOE, sino el propio futuro de España. Y eso son palabras mayores. Es legítimo que el PSOE no permita la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, pero lo que provoca escalofríos es que el secretario general de un partido que ha contribuido decisivamente al afianzamiento de la democracia sea capaz de descubrir en Podemos algo que tenga que ver con el progreso o la libertad. La supervivencia del socialismo pende de un hilo. Ser o no ser. Refundación o muerte. ESPAÑA Pedro Sánchez y Susana Díaz en un reciente mitin en Sevilla RAUL DOBLADO