Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES DOMINGO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2015 abc. es deportes ABC SÁBADO 21 Desolación La imagen de Bale y Cristiano, prestos a sacar del centro del campo tras el 0- 4 azulgrana, refleja el duro golpe sufrido por el Real Madrid en el clásico DOMINGO 22 Modric critica El croata hizo autocrítica: No jugamos como un equipo La plantilla asumió esa opinión ante el entrenador MÍERCOLES 25 Cristiano El Madrid vence en Lviv, 3- 4, y Cristiano vuelve al gol (2) con dos pases de Bale. El equipo recibe otros tres tantos en contra La semana más turbulenta del Madrid de Benítez El 0- 4 del clásico provocó un tsunami aún mayor que el 4- 0 del Calderón. El presidente exigió al técnico una reacción que comenzó a vislumbrarse en Ucrania TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID D iálogo entre presidente y entrenador. Reuniones entre el técnico y la plantilla. Análisis de la dirección deportiva. Autocrítica. Culpa generalizada, sin buscar un garbanzo negro. Ha sido la semana más dura de Rafa Benítez desde que comenzó a trabajar con la plantilla del Real Madrid el 11 de julio. Han sido los siete días más difíciles para Florentino Pérez desde que regresó a la presidencia del club el 1 de junio de 2009. Peor que el terremoto vivido después del 4- 0 del Calderón la temporada pasada. La victoria del Barcelona en el clásico supuso para el madridismo un cruel deja vu que llegaba demasiado pronto, en noviembre. Era un golpe que se sumaba a la derrota por 3- 2 en Sevilla. En dos jornadas, los blancos pasaban de ser líderes a encontrarse a seis puntos del Barcelona. Florentino Pérez y Benítez comenzaron una semana ardua, que finalizará con el examen final de esta tarde en Éibar. El 0- 4 del 21 de noviembre plasmó en la retina cánticos que pedían la dimisión de Florentino Pérez, críticas a Benítez, acusaciones contra la ausencia de rendimiento de los futbolistas y un ambiente derrotista que no es propio de la casa blanca. Crítica dura y rearme moral Había que tomar rápidamente el timón de una nave perdida. El presidente dialogó con el técnico al final del clásico. No criticó su alineación, porque jugaron los mejores y fallaron Sí le exigió conseguir de sus pupilos una reacción en pleno partido para evitar debacles de esta índole. Que no se repita esa inacción general. Modric puso el desastre en su jus- to término: No jugamos como un equipo. Lo hemos hablado otras veces, pero continuamos sin reaccionar El balance de un veterano con galones fue refrendado por el vestuario en la mañana del lunes, todos juntos, al lado del míster. Los protagonistas del clásico entonaron el mea culpa Benítez reflexionó con ellos. No se ha hecho en el campo lo que planificamos En efecto, Bale, Benzema y Cristiano no ayudaron en la parcela destructiva y el Barcelona se paseó en el Bernabéu. Esto no se puede repetir La frase de Modric se hacía extensiva a la opinión del técnico. Los psicólogos de los deportistas dicen que los asuntos negativos hay que tratarlos con dureza, como advertencia, pero rápidamente, para buscar la reacción inmediata. Ahondar temporalmente en lo malo hace daño. Benítez demostró conocer ese capítulo del estado de ánimo, que es el más importante del fútbol. El mismo lunes día 23 comenzó una labor de rearme moral, horas antes de que Florentino Pérez convocara a la prensa para acabar con los rumores sobre el futuro del entrenador e incluso del mismo dirigente: La solución es Benítez, hay que dejarle trabajar Y rechazó cualquier atisbo de convocatoria de elecciones, como le pedía la oposición. La labor psicológica del entrenador con sus pupilos continuó el martes en el vuelo hacia Ucrania, donde el Madrid se enfrentaba al Shakhtar un día después. Si lo hacemos como sabemos, nadie nos gana Así había sido durante los primeros catorce partidos, hasta la derrota del Sánchez Pizjuán. Cristiano, Bale y el agujero El máximo responsable del equipo le echó valor en Lviv. Sin Ramos y sin Marcelo, dejó en el banquillo a Kroos y a James, cuyas declaraciones insistentes sobre su buen estado físico, realizadas en Sevilla y en Colombia, han irritado a Benítez. Debía confiar mucho el entrenador en el renacer de Cristiano y Bale, que encabezaron la reacción en la Champions (3- 4) con dos pases del galés y dos goles del portugués. Bale jugó por fin por la izquierda. Ronaldo admitió por fin que puede ser Modric lideró la autocrítica interna tras el clásico El croata fue crudo: No jugamos como un equipo, ha pasado otras veces y lo hemos hablado Benítez adujo que sus hombres no hicieron lo planificado La Champions y Éibar, exámenes de la reafirmación Hubo reacción en Ucrania, pero sufrió tres goles. La declaración de Valbuena contra Benzema reabría otra guerra. El equipo sabe que debe consolidarse en Éibar