Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ECONOMÍA DOMINGO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2015 abc. es economia ABC Situación financiera de Abengoa Ingresos 6.000 5.000 4.000 3.000 2.000 1.000 0 En millones de euros 5.065 Deuda neta Deuda corporativa Dic 2014 En millones de euros Cotización de las acciones de Abengoa de clase B (Ibex 35) 5 En euros -4 4.873 2.353 4 Sep 2015 Ene- Sep 2014 Ene- Sep 2015 3.237 3 Beneficio neto 100 50 0- 50- 100- 150- 200 En millones de euros Deuda sin recurso Dic 2014 100 -294 2.926 2 Sep 2015 989 1 -194 Ene- Sep 2014 Ene- Sep 2015 TOTAL 2014: TOTAL 2015: Cierre del viernes 0 Ene ABC 0,29 Jul 2013 Ene Jul 2014 Ene Jul 2015 Nov ABC 7.225 6.283 FUENTE: Abengoa La banca extranjera, el principal lastre para el futuro de Abengoa Las entidades financieras dan por descontado que tendrán que asumir quitas de hasta el 90 y confían en encontrar otro socio industrial LUIS MONTOTO LUIS M. ONTOSO SEVILLA MADRID A penas cuatro días después de que Abengoa solicite el preconcurso de acreedores, nadie es capaz de hacer un pronóstico claro sobre cuál será el desenlace final de esta crisis. Antes de que el pasado martes se rompiera definitivamente el acuerdo con Gestamp, Abengoa ya había previsto la posibilidad de acudir al Juzgado de lo Mercantil y acogerse al artículo 5 bis, que le permite negociar durante cuatro meses con los acreedores. En este tiempo ya ha perfilado cuál podría ser la estrategia para evitar la mayor quiebra de la historia de España. Al margen del fuerte plan de reestructuración (está ultimando un riguroso plan de adelgazamiento cuyo impacto laboral aún no se ha especificado) el grupo ha mostrado que su gran baza para salvar sus grandes proyectos en ejecución podría ser la filial Abengoa Yield. Esta sociedad comenzó a cotizar en el Nasdaq en junio de 2014 y adquirió los veinte grandes activos industriales que ha desarrollado Abengoa en régimen de concesión (como sus plantas termosolares en España y EEUU, líneas de transmisión eléctrica en Perú y Chile, desaladoras en África... Como son activos que están terminados y tienen contratos de suministro a largo plazo, el atractivo de Yield es que ofrece importantes dividendos a sus accionistas. Abengoa posee el 47 de Yield. Santiago Seage ha dejado el máximo puesto directivo en Abengoa para centrarse en independizar totalmente a esta filial de la empresa matriz, para lo que ya está buscando una nueva marca e identidad corporativa, además de un director financiero ajeno a Abengoa. En el comunicado a la SEC (supervisor bursátil estadounidense) donde explica estos planes, dice literalmente que a corto plazo Yield no comprará más activos desarrollados por Abengoa. La pregunta es: ¿Y a medio plazo? La empresa controlada por la familia Benjumea podría estar buscando un socio industrial que refuerce Yield con nuevos activos y más capacidad financiera. Una Yield controlada por un grupo ajeno a Abengoa podría asumir los proyectos estrella que está desarrollando el grupo sevillano y para los que actualmente no tiene recursos financieros, como el acueducto de El Zapotillo en México, el megaproyecto Atacama Solar en Chile (un parque con más de 210 MW) o el sistema de abastecimiento de agua potable en la ciudad de San Antonio. Esta operación generaría caja, reduciría los compromisos de inversión de Abengoa (más de 1.200 millones en tres años) y eliminaría la deuda asociada a los mismos. La próxima semana será cuando Seage detalle a los inversores cuáles son sus planes con la filial americana. Posición de las entidades Al margen de los planes de Abengoa, entre las entidades financieras las po- As en la manga Al margen de la reestructuración el grupo ha mostrado que su gran baza para salvar sus proyectos en ejecución podría ser Abengoa Yield Escaso margen político El 60 de la deuda de Abengoa está en manos de acreedores privados, sobre todo bancos, lo que reduce el margen político de maniobra en el caso siciones son heterogéneas: en los principales bancos españoles (el conocido como G- 6: Santander, Caixabank, Popular, Sabadell y Bankia) se alterna la confianza ante la posibilidad de alcanzar un acuerdo y el pesimismo ante la presión ejercida por la banca extranjera (HSBC, Citigroup, Crédit Agricole, Federal Financing Bank, Société Générale y Bank of America) según las impresiones extraídas tras consultar a varias entidades acreedoras. Con aproximadamente un 60 de la deuda en manos de estas últimas, el margen para encontrar una solución de carácter político que pase por la conservación íntegra del negocio y de los empleos, se estrecha enormemente. En esta línea se pronunció el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, quien el pasado viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, recordó el papel minoritario de las entidades españolas. Recalcó, además, que existen limitaciones a las ayudas de Estado y que lo prioritario es que se conozca la situación financiera de la empresa y su endeudamiento para determinar cuál es su situación real Esta es la intención de los bancos acreedores más proclives a la negociación: conocer qué plan de viabilidad pondrá Abengoa sobre la mesa especialmente, su programa de desinversiones para comenzar a hablar de una reestructuración de deuda y posibles nuevas líneas de crédito. Para ello, han seleccionado a KPMG como asesor, con el fin de encauzar el proceso, tal y como hizo en último el gran concurso en nues-