Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ANDALUCÍA DOMINGO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2015 abcdesevilla. es andalucia ABC EN EL BUCLE Cómo viven los andaluces en Cataluña la amenaza de una España dividida Preocupación, estupor y asombro son las sensaciones de los andaluces que no creen que su tierra de acogida, tan plural y diversa, vaya a separarse ROMUALDO MAESTRE SEVILLA C ataluña, novena provincia andaluza. Alrededor de un millón de andaluces llegaron a vivir en su nueva tierra de acogida desde que otra crisis, bastante anterior a ésta, los empujó fuera de su tierra natal. Eran los años del despegue económico, tímido e incierto, que apuntaba maneras en el Norte de España tras una guerra incivil. La mayoría partió con lo puesto y allí hizo más o menos fortuna. Francisco Candel, (Casas Altas 1925, Barcelona 2007) retrató como nadie lo que fue la agrupación de los emigrantes a las afueras de la ciudad Condal. Su libro, Los otros catalanes (1965) ponía nombres y caras a miles de inmigrantes a los que las damas de la parte alta de la ciudad bajaban con el fin de darles ropa usada y golosinas para sus hijos. Era la masa acrítica, trabajadora, disciplinada, callada y eficiente que fue conformando lo que luego se conoció como el cinturón rojo de Barcelona. Bastantes de esos emigrantes han vuelto. Hoy en día quedan unos setecientos mil andaluces, cifra nada despreciable si tenemos en cuenta que forman el 8 del electorado catalán. La Feria de Abril en Barcelona, si caía en periodo de arañar votos, era visita obligada de todo aquel político, no importa del color que fuera. En la última edición asistieron cerca de tres millones de personas. Muchos de estos andaluces han triunfado, han creado sus propias empresas, se han integrado perfectamente en la sociedad catalana y han sabido mantener sus señas de identidad, su habla, sus costumbres, su música y su cultura. Es más, en muchos casos fueron la base de una especie de mestizaje el cataluz andaluces que se sienten tan catalanes como andaluces. Hablamos del poder charnego ese colectivo, casi todos agrupados en las casas regionales sólo en Barcelona existen más de 150 agrupaciones de andaluces, peñas flamencas, casas provinciales, hermandades del Rocío, asociaciones culturales e incluso hermandades de penitencia que de una manera u otra también están participando en los cambios de Cataluña. Algunos desde la indiferencia o la preocupación, otros desde su oposición a que deje de ser una región de España, pero incluso existen andaluces que están manifiestamente a favor de la independencia. Hermanos que no se hablan Todos los entrevistados recalcan una y otra vez que si por algo se caracteriza Cataluña es por la pluralidad y la tolerancia; ninguno de los andaluces se ha sentido nunca discriminado por sus orígenes. Es por ello que les cuesta entender cómo se ha llegado a esto, una región partida en dos a causa del nacionalismo. Francisco Pozo, sevillano y militar, lleva 44 años en Cataluña y lo tiene muy claro: Les guste o no nosotros somos españoles Para él esto empieza a tener tintes de drama, hay muchas familias rotas por el tema de la independencia, hermanos que no se hablan, esto no puede continuar así Daniel Salinero, 36 años, nuevo presidente de la poderosa Fecac, la Federación de Entidades Culturales de Andalucía, que agrupa a 25.000 socios, también funcionario, es más optimista. Toda Cataluña está preocupada por esto, nosotros, como asociación cultural somos conscientes de que en estos tiempos actuales es mucho mejor unir que desunir, fuera de España tendríamos más Toni Serna FUNCIONARIO DE JUSTICIA El independentista es alguien que te está amenazando de privarte de tu identidad, de tus raíces, de tu historia y de tu pasaporte Toni Serna trabaja en los juzgados de lo Penal de Sabadell. Con dos años y medio sus padres se instalaron en Cataluña procedentes de Granada. Tiene 45 años, pero vivir aquí toda la vida no me convierte en catalán, ojo, me sigo considerando andaluz y sobre todo español Conozco el catalán mucho mejor que muchos catalanes, es mi segunda lengua, tengo el nivel c, pero ha llegado un punto, desde hace tres o cuatro años, que no lo hablo señala. Preguntado sobre el proceso de secesión, Toni Serna afirma: Aquí hay una minoría muy minoritaria que nos sentimos patriotas españoles porque es lo que tenemos en la vida, lo que nos define, lo que nos identifica, luego otra minoría entre los catalanes de pura cepa que son nacionalistas independentistas y el grueso de la población que ni chicha ni limoná, que mientras tengan su trabajo y su tapita, a ellos que no les mareen, ese es el problema El catalán no ha negociado con una pistola sobre la mesa como en el País Vasco donde España opina Serna ha claudicado Estamos hablando de una cosa seria, el independentista es alguien que te está amenazando de privarte de tu identidad, de tus raíces, de tu historia y de tu pasaporte, en el fondo creo que siguen temiendo a España finaliza el funcionario. Manel Parra, andaluz y profesor de catalán Hace tres años le dije a Mas: Ustedes juegan un partido tramposo, donde se creen que el contrincante se va a cruzar de brazos y dejarse que le marquen un gol