Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 11.10.2015 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.445 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Atención al cliente 902 530 770. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Hallazgo mundial: Por Álvaro Martínez El humor negro es un derecho fundamental Hay jueces de la Audiencia que merecen el premio Raimundo de Peñafort al jurista del año. Han hallado el derecho fundamental al humor negro, a costa de las víctimas del terrorismo, eso sí gistrado resalta el compromiso social del autor con distintas causas, expresándose, eso sí, desde una estética provocadora, irónica y sarcástica, buscando generar en los receptores perturbación, disconformidad o escándalo Ya ven, otro humorista, como el concejal Zapata. En principio, no ayuda nada a mantener el prestigio de la Audiencia el que algunas resoluciones de sus magistrados se asemejen a un casting del club de la comedia. El primero en advertir esta vis cómica de los nuevos genios del humor negro fue el juez Pedraz, que archivó la causa contra el edil de Carmena después de que este se soltase en una red social con creaciones como han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcácer para que no vaya Irene Villa a por repuestos chispeantes acertijos del tipo ¿cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero o denuncias políticas de innegable altura ética: Rajoy promete resucitar la economía y a Marta del Castillo Si por Pedraz hubiese sido, ni declaración le habría tomado al concejal, pues en su día afirmó que seguir con la causa solo supondría un plus de perjuicio moral para él mismo (pena de telediario) Pobre Zapata, ¿cómo tolerar su perjuicio moral? El artículo 578 del Código Penal dice: El enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 a 577 de este Código o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años En el viejo debate entre el derecho al honor y la libertad de expresión, la ciencia jurídica debería plantearse ahora una nueva colisión, con el derecho inalienable del individuo al humor negro, que en la Audiencia campea como el oxígeno en el aire entre 857 muertos. O CHOCIENTOS cincuenta y siete asesinados después, con los cementerios llenos ahora que se acerca Todos los Santos y las víctimas vuelven a citarse con la pena, en ese desgarrador vis a vis con el mármol al que les condenaron los pistoleros, este batallón plagado ya de asombros se pregunta qué hay que hacer o decir en España para que la Audiencia Nacional condene a alguien por humillar a las víctimas del terrorismo. Porque algunos jueces que habitan ese edificio al que el Estado encomendó la lucha judicial contra esa lacra Sugerir asesina y la protección de los derechos que vuelvan que asisten a quienes la padecen nos a secuestrar a Ortega Lara no han dejado claro recientemente que, por merece ni un ejemplo, no basta con desear, en escrito leve capón público, que José Antonio Ortega Lara penal (532 días en un zulo de 3 metros de largo, 2,5 de ancho y 1,8 de alto) vuelva a ser secuestrado como afirmó César Montaña, alias Strawberry en sus cánticos. Tampoco es suficiente que el mismo figura desease que el Rey reciba un roscón- bomba echar de menos a los Grapo ante el fascismo de Esperanza Aguirre o lamentar que si a Fraga, por ejemplo, no le das lo que a Carrero Blanco, la longevidad se pone de su lado Esta retahíla de Montaña no ha merecido ni un leve caponcete penal del juez José de la Mata, más aún, el ma- A la izquierda, Montaña, el cantante de Def Con Dos. A la derecha, Pedraz, que exoneró al concejal Zapata ABC MICHAEL HORN PRESIDENTE DEL GRUPO VOLKSWAGEN EN ESTADOS UNIDOS Las de Caín U N juego de niños debieron de ser las declaraciones de Montaña y Zapata en la Audiencia Nacional comparadas con el trago que pasó Michael Horn (Hamburgo, 1962) el otro día en el Congreso de Estados Unidos, adonde acudió a dar explicaciones (ciertamente imposible) por el fraude de los motores. No se recuerda en el Capitolio una lapidación reciente más multitudinaria y eficaz que la que el directivo de la compañía alemana sufrió a manos de los congresistas, que no se dejaron un solo pedrusco en el escaño. Traición a la nación americana violación de la confianza pública son ustedes igual de tramposos que el ciclista Armstrong alguien debería ir a la cárcel hay que acabar con la cultura de la negligencia su engaño fue totalmente intencionado es el momento de limpiar esto o de abandonar la carretera Veintidós años llevaba Horn en la compañía hasta esa sesión, entregado en cuerpo y alma a la marca en la que había ocupado todo tipo de responsabilidades (jefe de ventas en el noroeste de Europa y luego de todo el continente, de posventa, de vehículos de lujo... un hombre, en fin, de la casa que había alcanzado la cúspide del grupo en EE. UU. hace un par de años. Dos jarras de agua consumió durante el chaparrón del comité de Energía y Comercio de la Cámara, que no tardó dos semanas en ajustarle las cuentas desde que él mismo abriera la caja de los truenos el 22 de septiembre con un expresivo la hemos cagado Mientras en Alemania aún forman la comisión de investigación, en Estados Unidos ya les han arreglado el cuerpo a los directivos de la marca. Y luego, los tribunales, claro. Pero para entonces ya ha pasado las de Caín. Igualito que aquí. AFP Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Aburrimiento, m. Resaca de la pasión. 2. Felicidad mal gestionada.