Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES DOMINGO, 11 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es deportes ABC El Mallorca impone reglas pioneras en el fútbol para evitar la imagen hortera de algunos futbolistas. Balotelli tiene un contrato antifiestas en el Milán JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID C Prohibido ser macarra uenta la leyenda que nadie en el vestuario del Albacete entendió aquella broma de Diego Costa, un fornido delantero que se buscaba la vida en el Atlético a través de las cesiones a otros clubes. Un día el brasileño escondió los móviles de sus compañeros y éstos creyeron haber sido objeto de un robo masivo. El revuelo en la trastienda del Carlos Belmonte fue descomunal. Tampoco a la antigua dirección de Ferrari le agradó que Kimi Raikkonen apareciese una tarde con un tatuaje en cada brazo, al lado de la publicidad que se cotiza a precio de caviar iraní en las mangas del uniforme rojo del cavallino rampante El matiz entre ser ocurrente o moderno y hortera o macarra es muy fino y subjetivo, en la vida y en el deporte. Tal vez por eso los clubes de fútbol empiezan a intervenir en la privacidad del indivi- duo con ánimo de preservar la imagen corporativa. El Mallorca ha impuesto un estricto código de conducta a sus jugadores. El dueño y presidente del club, un empresario alemán llamado Utz Classen, ha certificado en un documento oficial el nuevo rumbo de la entidad de puertas hacia afuera. Funciona el toque de queda (a las 22 h. antes de los partidos y a las 3 de la madrugada después de jugar) El consejo de administración ha marcado el territorio que pertenece a la institución. Dentro de sus dependencias están prohibidos los pendientes, los medallones, los piercings y demás abalorios al uso de la presunta modernidad. Tampoco se pueden lucir gorras en el autobús o los vestuarios. Se recomienda aseo personal y mantener limpias las instalaciones. Se han cancelado los juegos pendencieros, con apuestas de por medio o que puedan generar rencillas entre los futbolistas. Y, en un terreno vidrioso de múltiples y variadas interpretaciones, se ha establecido como regla general evitar peinados y talantes que no sean acordes con la imagen del club Cualquiera puede sobrentender que el Mallorca prohíbe el espíritu macarra, pero el asunto choca con el ámbito de la vida privada y con la proyección social. Un código de conducta me parece una idea fantástica, pero el deporte genera líderes de opinión y un ta- Raúl Meireles Mario Balotelli Chris Andersen J. R. Smith Radja Nainggolan Nigel de Jong