Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 CULTURA DOMINGO, 11 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es cultura ABC El intérprete cordobés recorre los escenarios con su insólito mestizaje entre su instrumento y el flamenco Paco Montalvo, el violín jondo POR LUIS MIRANDA CÓRDOBA rimero fue un virtuoso del violín, que en su condición de tal sorprendió por la precocidad, y ahí está esa foto con el instrumento cuando no sabía tocarlo ni apenas andar, pero también aquellos primeros conciertos en los que su técnica levantaba del asiento a los oídos más duchos y que menos esperaban sorpresas como esas. Después llegó el tiempo de su perfeccionamiento, de sus conciertos con la Orquesta de Córdoba, mimado por Hernández Silva y elogiado por Leo Brouwer, que dijo de él que era un genio y de conciertos en lugares casi sagrados, como el Cannergie Hall de Nueva York. Ahora el todavía joven intérprete cordobés, y sorprende que con una carrera ya muy prolongada apenas tenga 22 años, ha decidido dar un pequeño salto en su carrera, o al menos hacer algo distinto, y todo eso sin moverse demasiado de las fuentes de su tierra. Se ha puesto flamenco y ha cambiado a Paganini y su violín extremo por el arrebato de los gitanos y el duende de los mejores flamencos. Mi idea es convertir al violín en el centro de la interpretación del flamenco afirma el intérprete, que tuvo el bautismo de fuego en su propia ciudad y un lugar que es poco menos que un templo del arte jondo: la peña El Rincón del cante El 23 de octubre, víspera de San Rafael, tenía marcado a fuego ser el día histórico en que por primera vez ese instrumentó entró en un templo flamenco. P Para eso está su violín, con la vertiginosa capacidada de sus dedos es como la voz, el maestro del cante que arranca los quejíos, pero que se tiene que acompañar de todo un cuadro flamenco. Para ello ha recurrido a artistas cordobeses. El guitarrista Rafael Trenas, reconocido artista que ha acompañado al cante de varios maestros, es uno de quienes le acompañan en esta aventura, pero también percusionistas muy reconocidos en el mundo flamenco como Daniel Morales Mawe y Miguel Santiago. Paco de Lucía Con estos mimbres ha recorrido algunos de los principales escenarios nacionales e internacionales, entre ellos el Teatro Real de Madrid, donde se pudo escuchar su versión de La Barrosa un tema de Paco de Lucía en el que se lleva al violín el genio y la inspiración arrebatada del maestro de Algeciras. Precisamente en el músico andaluz se ha fijado mucho, porque él fue uno de los primeros que puso la guitarra en primer plano, y consiguió que en el flamenco dejara de ser un acompañamiento al cante o al baile para ser protagonista por el genio de quien la tomaba. Así fructificaba la idea que puso en El violinista Paco Montalvo, durante un concierto marcha en el congreso internacional Mentes Brillantes, hace ya casi un año, y que causó la admiración de los que lo escucharon. Quienes se asomen a este trabajo habrán podido comprobar cómo Paco Montalvo ataca piezas que pueden parecer complicadas, pero con la cadencia de sus dedos suenan a violín de muchos quilates sin por ello perde ni un ápice de su esencia flamenca. Así ARCHIVO Su cuadro Clásicos del flamenco, como el guitarrista Rafael Trenas y el percusionista Mawe, le acompañan pasa con las Malagueñas También se atreve con un clásico de la música culta, la Sevilla del maestro Isaac Albéniz, pero por bulerías, de forma que en ese caso el violín flamenco hace un viaje de ida y vuelta, puesto que la mezcla entre los dos lenguajes es infinita. Alegrías, soleares y palos flamencos suenan en las cuerdas del violín como mezcladas entre la voz y la guitarra que le acompaña.