Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 41 a en Andalucía Castilla La Mancha lo han rebajado al 19,5 pero los contribuyentes andaluces y catalanes pagan este año el 22 por encima del resto de residentes en España. Andalucía, junto con Cataluña y Asturias, lidera el ránking de los marginales más altos, un 49 ¿Cómo se traducen estas diferencias a la hora de hacer la declaración de la renta? El sueldo medio de quienes trabajan en España es de 22.697 euros, de acuerdo con la encuesta de es- tructura salarial publicada por INE con datos de 2013. Un contribuyente soltero que viva en Andalucía y sin hijos con un sueldo bruto medio tendrá que pagar una cuota de 3.216,6 euros en el IRPF. Es la cuota más elevada de España, honor que comparte con gallegos y catalanes. Abona 225,4 euros más que un madrileño que gane igual; 203,5 euros más que un cántabro o un manchego y 100,5 euros más que un extremeño. Si tiene una renta de 30.000 euros, en Andalucía y Cataluña dejará a Hacienda 5.205 euros en 2015 frente a los 5.179 de 2011. A un trabajador que gane lo mismo y resida en Madrid le cuesta 273,3 euros. Gracias a la tarifa autonómica del IRPF, la Junta ingresó 3.017,1 millones de euros durante el pasado año. Bolsas de plástico, tierras sin uso y otros tributos propios Las bolsas de plástico de un solo uso, la emisión de gases a la atmósfera, la depuración de aguas o los vertidos al mar o las tierras infrautilizadas... La crisis ha avivado la inventiva. Andalucía ha aprovechado su competencia para crear nuevas figuras impositivas con un claro barniz ideológico. Con ocho impuestos propios- -dos de ellos sin efecto- la andaluza es la segunda autonomía tras la catalana que más ha usado este recurso para alimentar las maltrechas arcas. En 2014, recaudó 173,2 millones de euros por esta vía. Obliga a pagar un impuesto de 5 céntimos de euros a los comercios por cada bolsa de plástico que suministran a sus clientes. En 2010 la cuota será de 10 céntimos. El tributo más rentable es el canon del agua para mejora de infraestructuras hidráulicas que le ha reportado 88,5 millones. Sucesiones y donaciones El sobrecoste de heredar No es lo mismo heredar inmuebles de un familiar fallecido en Andalucía que hacerlo en Aragón, Madrid o Cataluña. En Andalucía están exentos de este tributo los bienes que recibe un hijo, cónyuge o padre cuando el valor de los bienes después de aplicar las reducciones (base imponible) no supera los 175.000 euros. Andalucía encabeza las regiones españolas con el impuesto de sucesiones más costoso en todo lo que pase de la citada cuantía. Es en este tributo donde se pone más de manifiesto la España asimétrica a efectos fiscales. El agravio comparativo puede ser enorme. Un contribuyente soltero que hereda bienes valorados en 800.000 euros de su madre (de los cuales 200.000 euros corresponden a una vivienda) tendrá que abonar 164.049 euros en Andalucía por aceptar el legado, lo mismo que en Murcia. En cambio, la carga fiscal se reduce a 1.586 euros por hacer el mismo trámite en Madrid, 9.796 euros en Cataluña y 55.180 euros en Galicia. Representa una tributación doble porque se grava un patrimonio que pertenece a un familiar que en su día ya pagó los impuestos correspondientes por él. La factura fiscal que se paga por aceptar una herencia ha hecho que el número de personas que renuncia a un legado se haya disparado un 135 por ciento entre 2010 y 2013, coincidiendo con los años más duros de la crisis. La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha avanzado que también quiere modularlo sin especificar cómo va a hacerlo, después de que su partido haya rechazado la supresión gradual planteada por el Partido Popular. Otro paradigma de la disparidad es el impuesto sobre donaciones. Un hijo de 30 años que recibe de su padre de