Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 33 Contraprograma en Antequera Mariano Rajoy va a visitar hoy el conjunto dolménico de Antequera para el que se va a pedir la declaración de Patrimonio de la Humanidad, en un recorrido que comenzará a las 13 horas. Como suele ser habitual en estos casos, la consejera del ramo (en este caso de Cultura) acompañará al presidente aunque la Junta ha hecho una convocatoria aparte para los medios citándolos una hora antes. Antequera es una plaza política muy codiciada en la que el PP ha renovado su mayoría absoluta a pesar de la debacle de las municipales. La clave La imposibilidad de cuadrar las cuentas del Presupuesto La consejera de Hacienda no se plantea bajar los impuestos S. B. SEVILLA cia de un pacto oculto entre ambos, como sí consideran el resto de fuerzas de la oposición. Claro que en esta ocasión el contenido de las propuestas también interesa a Ciudadanos. Con su abstención favoreciendo al PSOE, la formación naranja ha impedido que se debata en el Pleno la bajada de impuestos, una iniciativa que el PP lleva presentando desde el año 2003, que se ha debatido en, al menos, tres veces desde entonces, pero que nunca se ha aprobado. La formación de Juan Marín quiere ser la que ha logrado reducir los impuestos en Andalucía, una batalla que lleva librando desde que firmó el acuerdo de investidura con el PSOE. Así, si esta ley se presenta en el Pleno, no tendrá más remedio que votar a su favor- -lo contrario sería una incongruencia muy visible- -por lo que habría perdido la iniciativa política en este sentido y, precisamente, a favor del PP. Lo mismo le ocurre con la iniciativa legislativa de Podemos. La formación morada quiere que la Junta haga públicos todos los saldos de las cuentas, un ejercicio de transparencia sin precedentes que también Ciudadanos quiere arrogarse. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, lo dijo ayer claramente: está centrada en cuadrar las cuentas andaluzas y en asegurar los ingresos para el próximo ejercicio 2016. Pero el panorama no se presenta muy halagüeño para el Ejecutivo andaluz que tiene que atender numerosos compromisos adquiridos con colectivos, sobre todo con los empleados públicos, y mantener los servicios básicos esenciales. María Jesús Montero no quiere ni oir hablar de una reducción de impuestos en este contexto. Y, aunque ayer evitó negarlo, no lo contempla para sus cuentas del próximo ejercicio porque considera que las arcas andaluzas no pueden soportarlo en la situación económica en la que se encuentran. Para tratar de cuadrar las cuentas, Montero está tratando de que el Gobierno cambie la regla del gasto público andaluz para 2016, lo que le permitiría disponer de 500 millones de euros más de ingresos, lo que cambia completamente el panorama ya que la reforma fiscal está cifrada en unos 300 millones de euros. Al margen del debate técnico, la consejera de Hacienda sabe que tiene que hacer frente también al debate político que, en este caso de la reforma fiscal, es mucho más peliagudo. La presidenta Susana Díaz prometió una bajada de los impuestos en su discurso de investidura, así lo recoge además el programa electoral del PSOE y también está incluido en el pacto de investidura firmado con Ciudadanos. Además es un arma electoral del PP que ha conseguido que cale el discurso del infierno fiscal que viven los andaluces en lo que supone, además, un agravio con respecto al resto de España. Montero inició ayer con Maíllo (IU) su ronda de reuniones con los grupos para tratar la aplicación de la regla de gasto ABC