Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ENFOQUE JUEVES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es ABC Un grupo de refugiados sirios se enfrenta a las fuerzas antidisturbios desplegadas por Hungría en su frontera con Serbia REUTERS Condena internacional a la política de Budapest Huidos de Siria, apaleados en Hungría Poco han durado en el centro de Europa las imágenes de comunión y armonía que siguieron a la publicación de la foto del pequeño Aylan, ahogado en una playa de Turquía. Aunque el cartel de Welcome Refugees siga colgado de las fachadas de numerosos edificios oficiales, el rechazo es manifiesto en los países cuyo territorio se ha convertido en tierra de paso para los emigrantes sirios. La violencia con que Hungría dispersó ayer a los refugiados que se agolpaban en su frontera con Serbia, contra los que utilizó cañones de agua y gases lacrimógenos, fue condenada de inmediato por Bruselas. La protección de las fronteras con medidas violentas es incompatible con los valores y principios de la UE recordó ayer el comisario de Interior e Inmigración, cuyas palabras secundó la ONU al tachar de inaceptable la reacción húngara al éxodo sirio. Procedentes de una guerra sin cuartel, y sin apenas fuerzas, los emigrantes se encuentran ahora frente a los vehículos blindados de una Europa que aún tratan de atravesar, ahora por Croacia y Eslovenia. INTERNACIONAL Incidentes en el paso fronterizo de Horgos (Hungría) AFP