Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es familia FAMILIA 57 España no alcanza el reemplazo generacional desde hace 35 años De las de la Unión Europea, las madres españolas son las que más tarde tienen su primer hijo, concretamente a los 31,7 años M. J. PÉREZ- BARCO MADRID Situación demográfica en España Índice de fecundidad Hijos por mujer en 2014 Murcia Navarra Cataluña Andalucía País Vasco La Rioja Madrid Aragón Com. Valenciana Extremadura Castilla- La Mancha Baleares Castilla y león Cantabria Galicia Canarias Asturias 1,07 1,04 0,99 1,17 1,15 1,29 1,29 1,24 1,32 (España) 1,57 (UE 28) 1,44 1,39 1,38 1,38 1,35 1,34 1,34 1,30 1,56 l nivel de reemplazo generacional (2,1 hijos por mujer) que garantiza la renovación de una población y su supervivencia, es inalcanzable para los españoles. No se logra desde 1980, es decir desde hace 35 años. Tras esa fecha, incluso el panorama empeoró y las madres españolas siguieron con la tendencia de tener menos hijos. Entonces, el índice de fecundidad bajó más y ya parece un proceso imparable: desde 1987 no superan la barrera de 1,5 hijos por mujer. El invierno demográfico al que está condenado el país se refleja en el hecho de que hoy día las féminas españolas sólo tienen 1,32 hijos cada una, uno de los índices más bajos de Europa junto con Portugal (1,21) Podría ser incluso inferior (1,27) si no se contara con el aporte de las madres extranjeras, como recoge el Instituto de Política Familiar (IPF) en su informe Demografía y natalidad en España 2015 dado a conocer ayer. Esta investigación forma parte de otras futuras que sobre nupcialidad, conciliación, protección social a la familia y fiscalidad, publicará esta entidad en los próximos meses. Por si fuera poco, existen comunidades autónomas que se encuentran en estado límite. La peor es Asturias: ni siquiera alcanza un hijo por mujer (0,99) Canarias (1,04) y Galicia (1,07) son las siguientes regiones con el índice de fecundidad más crítico. En cualquier caso, las comunidades con mejores cifras no se acercan a la tasa de reemplazo generacional necesaria: Murcia (con el índice de fecundidad más elevado del país) llega a 1,56 hijos por mujer, la siguen Navarra (1,44) y Cataluña (1,39) E sidente del IPF. España se queda sin niños afirma y la baja natalidad en la que está sumida resulta un preocupante y alarmante grito de que algo no funciona correctamente. Una nación sin hijos es, sin duda, una nación sin futuro Y eso que los españoles quieren tener más niños: 2,3 de media. Más de la mitad (58 se quedaría con dos y el 25 con tres. No en vano, la mayoría (91 considera que ver crecer a sus hijos es el mayor placer de la vida. Tampoco ayuda el hecho de que las españolas están retrasando cada vez más la edad a la que tienen su primer hijo, de tal forma que España ya se ha convertido en el país de la Unión Europea donde se retrasa más la maternidad (a los 31,7 años) Evolución de la población mayor y juvenil a 1 de Enero de 2015 10.000.000 9.684.624 8.525.512 Mayores 65 años Menores de 15 años 8.592.035 7.929.269 7.556.998 7.332.277 6.827.239 6.371.552 6.265.153 6.906.433 7.048.113 Un país de viejos Con este panorama, no es de extrañar que la población española haya cambiado por completo, como advierte el IPF. Se ha reducido y además cada vez está más envejecida. Sólo en cinco años (2010- 2015) somos 600.000 personas menos en España: se pasó de 47 millones de habitantes a 46,4. Algo que se hubiera sentido aún más de no ser por los inmigrantes. Pero este colectivo no ha sido suficiente y, además, ha dejado poco a poco de instalarse en nuestro país, sobre todo a raíz de la crisis económica. En concreto, la llegada de extranjeros ha descendido un 23 y eso conlleva consecuencias demográficas. Según el IPF, el motivo principal por 8.500.000 7.000.000 5.500.000 5.995.141 5.938.868 4.236.725 5.352.352 4.689.407 1981 1986 1991 1996 2001 4.000.000 2005 2010 2015 ABC FUENTE: Instituto de Política Familiar (IPF) a partir de datos del INE Crecimiento natural Es negativo, porque desde hace tres años, en nuestro país mueren más personas de las que nacen Los mayores de 80 años serán el segmento de población más amplio El IPF ha realizado una proyección de cómo será la población española en 2050 y dibuja un panorama demográfico desolador: habrá 53 millones de habitantes, 17 serán mayores de 65 años y 6 habrán cumplido los 80 años o más. Afirma que, precisamente, este último grupo se convertirá en el mayor segmento de población. Por eso, advierte el informe, el desequilibrio demográfico obligará a cambios drásticos en el modelo de sociedad Mientras que en 2010 había cuatro personas en edad activa por cada mayor de 65 años, en 2050 por cada tres mayores habrá sólo 5 activos. La consecuencias llegarán a todo el sistema: incremento de los gastos sanitarios, se pondrá en riesgo el sitema público de pensiones, cambiará el mercado de trabajo, se reducirán los ingresos en la Seguridad Social y también se pondrá en peligro la quiebra de las prestaciones sociales y del Estado de bienestar. El deseo de más hijos El Instituto de Política Familiar (IPF) calcula que, al menos, se necesitan 260.000 nacimientos más cada año para lograr el reemplazo que garantice la renovación de la población española. Nacen un 25 menos de niños que en 1980. Y la inyección de las madres extranjeras (75.748 nacidos en 2014) no consigue frenar la caída en picado de la natalidad, que se encuentra en niveles dramáticos asegura una vez más Eduardo Hertfelder, pre- el que se ha reducido la población es debido a que mueren más personas de las que nacen. Es decir, el crecimiento natural de los españoles (los nacimientos menos las defunciones) lleva tres años en números negativos (32.777 personas menos en 2014) Hay menos españoles, pero también están más envejecidos: uno de cada 5 (18,5 es mayor de 65 años. Este colectivo es muy superior al de los jóvenes. En concreto, son un millón y medio más. Y los menores de 15 años apenas representa un 15 de la sociedad. El estudio advierte que también crece el número de mayores de 80 años: ya suponen el 6 de la población (2,7 millones de personas) Los mayores se han duplicado y los jóvenes se han reducido a una cuarta parte. Eso produce el derrumbe de la pirámide poblacional explica Hertfelder. Hay otra característica que el IPF define en su informe sobre el perfil de la población española. El déficit de nacimientos y una esperanza de vida mayor (82 años) han dado lugar a que aumente también la edad media de la sociedad que ya superó los 42 años en 2014, cuando en 1991 se situaba en 36,9.