Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es internacional ABC Isabel II celebra hoy su reinado con el aplauso del pueblo Se convierte en la soberana británica que más tiempo ha ocupado el trono LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES Buckingham ha echado sus cuentas y calcula que esta tarde, hacia las cinco y media, Isabel II, de 89 años, batirá el récord de su tatarabuela la emperatriz Victoria y se convertirá en la soberana británica que más tiempo ha reinado. Llevará entonces 22.226 días, 16 horas y 23 minutos en el trono. Es decir, 63 años, en los que ha visto como Rusia pasaba de Stalin a Putin, Estados Unidos de Truman a Obama y su país, de enorme Imperio a un socio más de la UE, ahora mismo con un pie dentro y otro fuera. Todo cambia, menos Isabel II, siempre fiel a su rutina, una de las claves de su éxito, junto a la discreción, el sentido del deber y una neutralidad sin fisuras. Jamás ha concedido una entrevista. De ella se dice como elogio que no ha hecho o dicho nada que merezca ser especialmente recordado Pero no es del todo cierto. Ha ido reformando la institución y ha cerrado definitivamente las heridas de dos traumas de la monarquía británica en el siglo XX: la abdicación de su tío Eduardo VIII, salpicado además por simpatías nazis, y la falta de tacto de la propia Reina ante la muerte de Diana en agosto de 1997. Hoy su popularidad está por las nubes. Como termómetro, la portada de Hello! la versión británica del ¡Hola! otro ejemplo de éxito del empresariado español en Inglaterra que titula: Isabel II feliz y gloriosa en la celebración de su récord El hito llega dos días después de que Cameron destapase que el Gobierno inglés ordenó matar con un dron, el pasado 21 de agosto en Siria, a dos terroristas británicos que habían planeado atentar contra la Reina en el Desfile de la Victoria de este verano. Rutina y sentido del deber. La Reina Isabel II de Inglaterra La rutina establece que la Reina pasa sus septiembres en su castillo de Balmoral, en Escocia, y allí batirá hoy la marca. Lo hará sin alharacas, solo con una cena privada a la que asistirán los Duques de Cambridge. No acudirá en cambio su hijo Carlos, el heredero, que con 66 años, pasada la edad de jubilación, sigue a la espera. El sentido del deber de la Reina se apellida trabajo y hoy asistirá a la reapertura de la histórica línea férrea entre Edimburgo y Tweedbank. Un viaje de dos horas en la raya entre Escocia e Inglaterra, que hará al lado de la primera ministra escocesa. A pesar de sus ideas, la nacionalista Nicola Sturgeon respeta las instituciones británicas con una cortesía no habitual entre los separatistas españoles. Se espera que a la llegada a Tweedbank la Reina pronuncie unas palabras de gratitud a su pueblo y a los 53 países de la Commonwealth, dada la expectación ante la efeméride. Isabel II no se prodiga hablando. Maduro, en el palacio de Miraflores el pasado lunes REUTERS Maduro amplía el cierre de las fronteras con Colombia La clausura de todos los pasos en el Estado de Zulia se une a la decretada en el Estado de Táchira LUDMILA VINOGRADOF CORRESPONSAL EN CARACAS Detalles insólitos Los medios no cesan estos días de hablar de la Reina y de repasar su vida. Se publican hasta detalles insólitos, como que le encanta el culebrón televisivo Downton Abbey y que una vez alertó de que un soldado de la Primera Guerra Mundial aparecía con una medalla de la Segunda. O que su crema y lápiz de labios favoritos son de la marca francesa Clarins y su colonia es la muy inglesa Floris; o que siguiendo la estela de su madre cultiva el gin con Dubonnet antes del almuerzo; que habla perfectamente francés y que es la única Reina de la historia que sabe cambiar la bujía de un coche, porque al final de la guerra estuvo enrolada en el Ejército como mecánica. En Londres, una flotilla bajará hoy por el Támesis para rendirle honores bajo una salva de cañonazos del viejo crucero Belfast. La Cámara de los Comunes le rendirá tributo media hora. La Reina ha decidido que hoy, por vez primera, las televisiones filmen los jardines de Buckingham. Lo harán diez cadenas de todo el mundo. Estado de Zulia Mar Caribe Caracas Estado de Táchira VENEZUELA COLOMBIA Bogotá El presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de la zona fronteriza de Paraguachón, en Zulia, que es el segundo estado después del Táchira en verse afectado con la vecina Colombia. Maduro decidió además la deportación de colombianos al mismo tiempo que permitía el ingreso de 20.000 refugiados sirios en Venezuela por razones humanitarias Con el pretexto de construir una frontera de paz colombo- venezolana el mandatario asombró con un nuevo cierre fronterizo. Tras un diagnóstico exacto para construir una nueva frontera, procederé al cierre del paso fronterizo de Paraguachón en el Estado Zulia, para seguir avanzando en la liberación de delitos criminales, paramilitares dijo Maduro. El anuncio fue hecho en una reunión ministerial en Miraflores tras regresar de su reciente gira por China y Vietnam. En declaraciones transmitidas por la estatal Venezolana de Televisión, Maduro decretó, además, un estado de excepción en los municipios Guajira, Mara y Almirante Padilla del estado Zulia, medida que entró en vigencia ayer, al mismo tiempo que ordenó la movilización de tres mil soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para el reforzamiento de labo- 200 km BRASIL ABC res de protección en el sector fronterizo, único paso legal hacia Colombia, por ese territorio occidental. El presidente también advirtió que en los próximos días se tomarán más acciones en otros municipios fronterizos del Estado de Zulia. Zulia tiene 800 kilómetros de frontera con Colombia, y los 10 municipios del Táchira suman unos 200 kilómetros. Los dos estados suponen por tanto unos 1.000 kilómetros de frontera ahora cerrada, de los 2.219 kilómetros de frontera común con Colombia. En dos semanas Maduro ha expulsado de manera forzada a unas 1.300 personas y otros 10.000 colombianos se han ido voluntariamente. Vamos estableciendo, con autoridad, con pleno respeto a los derechos humanos un nuevo orden de paz, sin paramilitarismo, sin contrabando, sin bachaqueo (reventa o contrabando) agregó el mandatario bolivariano.