Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ESPAÑA Apertura del Año Judicial Los discursos MIÉRCOLES, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es españa ABC El Rey, con el presidente del Supremo, Carlos Lesmes; el vicepresidente, Ángel Juanes (primero izq. y los miembros de la Sala de gobierno del TS El presidente del Supremo avisa a Mas: Al margen de la ley solo hay espejismos La fiscal general pide a los políticos que no instrumentalicen el Ministerio Público N. VILLANUEVA L. P. ARECHEDERRA MADRID A apenas dos días del inicio de la campaña electoral en Cataluña, y con la amenaza de una declaración unilateral de independencia si gana la lista de Junts pel sí, el presidente del Tribunal Supremo quiso lanzar ayer un mensaje claro a Artur Mas, el presidente de la Generalitat: Al margen de la ley no hay libertad ni democracia, solo espejismos y frustración Carlos Lesmes pronunció estas palabras durante la solemne apertura del Año Judicial en presencia del Rey y de otras autoridades del Estado. El presidente del TS aseguró que garantizar el respeto a la ley constituye una condición existencial de la propia democracia y presupuesto necesario de unos valores de convivencia que no cabe desconocer en el marco de nuestro Estado Ningún poder público puede anteponer para la resolución de los conflictos el designio particular, por muy justo que pueda parecer, sobre aquellas soluciones que sean expresión de la voluntad de la mayoría plasmada en la ley sostuvo. Sin aludir en ningún momento al desafío secesionista, el presidente del Supremo recordó que es la ley la que predefine en cada proceso de decisión los sujetos que han de adoptarla, la que establece derechos y obligaciones y la que impone la necesaria observancia y regularidad de los procedimientos que han de seguirse A su juicio, la ruptura unilateral de unos valores de convivencia fraguados por todos desde el consenso supone traspasar los límites de la honestidad democrática consustancial al Estado de Derecho. En su discurso, Lesmes también se refirió a la corrupción, cuya erradicación, dijo, exige además de estrategias legales y políticas, la máxima transparencia en todas las actuaciones públicas para recuperar la confianza del ciudadano en las instituciones. Los jueces somos conscientes de que combatir la corrupción supone librar una verdadera batalla en pos del Estado de Derecho sin tregua ni ambigüedades y con toda la fuerza que nos transmiten los ciudadanos frente a una situación que solo puede calificarse de degradación de la vida pública Respecto al drama de los refugiados, de la inmigración y de la violencia de género, Lesmes abogó por respuestas responsables y una extraordinaria firmeza frente a una criminalidad que no conoce fronteras y que trunca la vida y la esperanza de miles de personas La Abogacía del Estado descarta un escenario secesionista El Gobierno está convencido de que en ningún caso Cataluña declarará su independencia tras las elecciones del 27 de septiembre ya que, a su juicio, carece de apoyo social, político y jurídico para hacerlo. Así lo aseguraron ayer fuentes del Ministerio de Justicia, que calificaron como una ensoñación el proceso soberanista liderado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas. De hecho, la Abogacía del Estado no está trabajando a día de hoy en ninguna querella ante un escenario secesionista. Esas mismas fuentes subrayaron que a día de hoy, la acción de los populares se centra en la reforma de la Ley del Tribunal Constitucional, que contempla medios coercitivos como apercibimiento o multa y, llegado el caso, la suspensión de la autoridad que desoiga al TC. Además del presidente del Tribunal Supremo, también intervino la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, quien pidió a la clase política que no utilice al Ministerio Público para tratar de resolver sus asuntos. La primera mujer en alcanzar el cargo de fiscal general, que presentó la memoria de la Fiscalía del año pasado, lanzó un mensaje contundente: Pido y exijo que desde ningún ámbito político se instrumentalice nuestra institución, planteando como denuncias cuestiones que deberían quedar ubicadas dentro de las lindes del debate político El antecesor de Madrigal, Eduardo Torres- Dulce, dimitió precisamente por desavenencias con el Gobierno de Mariano Rajoy. Presión agobiante La máxima representante del Ministerio Público también aprovechó su discurso que era escuchado por los casi 90 magistrados del Supremo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, entre otros para defender la imparcialidad de los fiscales. Madrigal aseguró que los casos mediáticos generan una presión agobiante a los miembros del Ministerio Público, que se limitan a investigar sin atender identidad, posición, afinidad o militancia política de las personas investigadas ni a los cargos que osten-