Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE MIÉRCOLES, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2015 abc. es ABC Rajoy, en uno de los coches que ayer se fabricaron en la planta de Seat de Martorell (Barcelona) INÉS BAUCELLS Precampaña de las elecciones catalanas Calentando motores Tres días después de su última visita, el presidente del Gobierno volvió ayer a Cataluña, que calienta motores para unas elecciones autonómicas convertidas en plebiscitarias por la facción separatista de esa comunidad autónoma. Se trató de una visita a la factoría de Seat en la localidad barcelonesa de Martorell, con motivo del cuadragésimo aniversario de esa planta de producción, en la que la dirección de la multinacional anunció también ayer que invertirá 3.300 millones en cuatro años. Era impensable que hace dos años se hiciera semejante inversión en Cataluña afirmó Rajoy en un mensaje con clara intención didáctica y política para neutralizar el mensaje catastrofista que desde el soberanismo se intenta propalar sobre lo mal que le va a los catalanes dentro de España. Entre tanto, el PSOE que lidera Pedro Sánchez sigue repartiendo culpas entre el Gobierno central y el autonómico por el desafío independentista. Ayer le tocó el turno a José Montilla, que en el Senado responsabilizó al Ejecutivo del PP de que hoy estemos mucho peor que hace cuatro años en este asunto. Cabe recordar que, siendo presidente de la Generalitat, Montilla encabezó una manifestación callejera de protesta contra la sentencia del TC que anulaba parte sustancial de la reforma del Estatut acordada por Zapatero y Mas, germen de todo el problema. ESPAÑA ECONOMÍA EFE Pedro Sánchez y su esposa acompañan a sus hijas al primer día de clase, en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid)