Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 INTERNACIONAL LUNES, 24 DE AGOSTO DE 2015 abc. es internacional ABC La Policía vigila a más de 500 posibles yihadistas que pueden atentar en Francia Crecen las críticas en el país contra el espacio Schengen tras el ataque frustrado del marroquí El Khazzani JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS n Europa hay varios millares de lobos solitarios, yihadistas activos o duermientes, que se benefician de las facilidades del espacio Schengen para circular con inquietante facilidad por varios países europeos. Francia se ha convertido en la matriz podrida de esa Europa del crimen, la delincuencia y el fanatismo islámico. El caso de Ayoub el Khazzani, autor del atentado frustrado en el tren que cubría el trayecto Ámsterdam- París, ha iluminado esa realidad bien conocida por los especialistas. Interrogado desde el domingo en los locales de la Direction Générale de la Sécurité Intérieure (DGSI, espionaje y secciones antiterroristas) en Levallois- Perret, en la periferia norte de París, Ayoub el Kazzaini tiene el perfil clásico de todos los lobos solitarios que han cometido un largo rosario de matanzas durante los últimos años. Como los autores de la matanza de Charlie Hebdo a primeros de años, en París, Ayoub el Khazzaini estaba fichado por la Policía. Primero, por los servicios de seguridad de España, donde residió varios años, llegado de Tánger, antes de cruzar fácilmente las fronteras de Francia, Bélgica y Holanda, con idas y venidas difíciles de controlar. Originalmente, el espacio Schengen fue concebido como un espacio policial europeo Finalmente, la libertad de circulación ofrece a los criminales posibilidades excepcionales. E Reformas Nicolas Sarkozy y otros líderes han pedido la reforma o renegociación del espacio Schengen. En vano. Los recientes incidentes en Calais han forzado un entendimiento franco- británico. La ya antigua colaboración antiterrorista hispano- francesa ha sido presentada en muchas ocasiones como un modelo A todas luces insuficiente. Interpol y servicios de seguridad europeos estiman que hay varios millares de terroristas potenciales, errantes en la impenetrable oscuridad de los suburbios europeos. Según los especialistas del Ministerio del Interior francés, entre 500 y 1.000 franceses de origen norteafricano pudieran estar tentados por la Despliegue de la seguridad tras el último ataque en el tren que iba de Ámsterdam a París guerra santa el crimen yihadista, en solitario o en banda organizada. Más de 500 franceses se han integrado en Estado Islámico. Se trata de una realidad policial bien conocida, relativamente bien estudiada. Esa galaxia de lobos solitarios viven, vegetan y viajan con la más absoluta libertad por los 780 guetos suburbanos franceses, el frente yihadista más inquietante de Europa. Francia se convirtió hace años en la primera nación musulmana de Europa. 5 o 6 millones de franceses son confesionalmente musulmanes. Se trata, en su inmensa mayoría, de musulmanes pacíficos. Emboscados entre esa inmensa mayoría, las minorías radicales que viven en los guetos conflictivos, en un estado de guerra civil étnica permanente, apenas larvada. En la periferia de París, Lyon y Marsella, entre otras grandes ciudades, las minorías musulmanas se entienden mal con otras minorías étnicas. Y son frecuentes las crisis violentas de carácter no siempre menor. En algunos de esos guetos suburbanos, la EFE violencia étnica está íntimamente asociada al tráfico de drogas, la delincuencia común y el tráfico de armas. Hace meses, Manuel Valls, primer ministro, decidió presentar un plan de acción contra la delincuencia, en Marsella. Fue recibido a tiros de fusil de asalto kalashnikov. Y los autores de ese recibimiento nunca fueron detenidos. Ayoub el Khazzani comenzó por instalarse en Algeciras, llegado desde Tánger, hace años. Y vivió en los submundos españoles hasta que de-