Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 18 DE JULIO DE 2015 abc. es estilo GASTRONOMÍA ABCdelVERANO 81 TIRO AL PLATO El Bismarck y el bacalao CRISTINO ÁLVAREZ Bajo el mar Huerto en miniatura El beso de Gustav Klimt Todo el mundo ha oído hablar del hundimiento del orgullo de la marina de guerra del III Reich, el acorazado Bismarck; de lo que se habla menos es de la primera acción de guerra en la que intervino este buque, conocida como batalla del Estrecho de Dinamarca, o Estrecho de Groenlandia, cuando los navíos ingleses Hood y Prince of Wales salieron con la misión de evitar que el acorazado alemán, a quien acompañaba el crucero Prinz Eugen, se sumase a la acción alemana contra los convoyes aliados. En la madrugada del 24 de mayo de 1941, la flotilla alemana, que había navegado por aguas del Ártico y enfilaba el estrecho para salir al Atlántico norte, se topó con los buques británicos, con los que pronto entabló batalla. La acción fue breve: la quinta andanada de los cañones del Bismarck fue definitiva. Uno de sus proyectiles alcanzó la santabárbara del Hood. Tras solo ocho minutos de cañonazos, el buque británico se hundió con sus 1.400 tripulantes. El resto de la historia es conocido: el Bismarck fue hundido días después, el 27 de mayo, por la acción de los aviones torpederos británicos y los impactos de la artillería y los torpedos de los buques de línea ingleses. Pero se convirtió, ya para siempre, en un mito de la guerra naval. Hay que añadir que el Prince of Wales fue hundido en diciembre de ese mismo año por los aviones japoneses cerca de Singapur. El HMS Hood se hundió en aguas bacaladeras. Islandia compite con Noruega y las Feroe por el mercado español del bacalao. El bacalao de todas esas aguas es excelente, y hoy llega a España en condiciones perfectas, lejos de aquella momia pisciforme a la que se refería el genial Julio Camba. El bacalao ya no se puede identificar con la penitencia cuaresmal, sino que es una fuente de placeres gastronómicos, sea el majestuoso bacalao al pil- pil, sea una sencilla ensalada como la esqueixada... o sea el protagonista de unos dorados y crujientes buñuelos, plato humilde, pero capaz de proporcionar, bien hecho, muchas satisfacciones. En la discoteca ABC Hundimiento del Bismarck Las paredes se llenan de árboles, enredaderas y riachuelos: en el interior de una seta degustamos una crema con sabor a otoño. Un parque de atracciones, con norias, globos aerostáticos y puestos de algodón. Los productos no son lo que parecen y en cada bocado se mezclan sabores entre dulces y salados. Recreación de una playa ibicenca (mientras dos bailarinas interpretan en play- back Tengo el corazón contento que da paso al plato más tradicional, con carne, langostino y una mazorca. Nuevo cambio de ritmo para dar paso al que puede que sea el más espectacular de los montajes gastronómicos de la noche. Detrás de cada uno de los comensales se coloca un miembro del equipo de Paco Roncero con una paleta de pintura, y comienzan a dibujar sobre el mantel. Mezclan geles de distintos sabores, colocando de forma estratégica los elementos sin que el ojo humano sea capaz de determinar qué están pintando. El último toque del montaje es una boca roja. A partir de ese momento surge la magia. El mantel se convierte en el cuadro El beso de Gustav Klimt. Pura magia, que crece aún más al paladear una combinación de sabores dulces y salados (un beso) Falta el postre, dos bombones de trufa. Lo sorprendente es la forma de servirlo. Las paredes se convierten en una discoteca. Delante de cada uno aparece una mesa de mezclas, y aquí vuelve de nuevo la magia. Colocan un plato de tocadiscos que levita (literal) y sobre él un disco con los bombones. Un vino Viña Pomal 106 barricas JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA Podrían ser muchos, pero es este. Eso sí, debería ser un tinto, y lo es, uno de esos finos suaves y de calidad suficiente, y este lo es. Un Rioja, que es pura lógica si pretendemos adentrarnos en la esencia de un plato que contiene buñuelos de bacalao. Tan fácil y tan complicado. Viña Pomal, en una visión distinta, quizá en busca de maderas más nobles y que darán resultado con tiempo suficiente. Y un toque de uvas puede que con un peso frutal superior. Suavidad y equilibrio bastante, que merece lógicamente la pena. Puntos: 90. Precio: 15 euros. Añada: 2010. Origen: D. O. C. Rioja. Variedad principal: tempranillo. Bodega: Bilbaínas. Haro (La Rioja) Tel: 941 310 147. www. bodegasbilbainas. com