Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 INTERNACIONAL SÁBADO, 18 DE JULIO DE 2015 abc. es internacional ABC EE. UU. investiga el viaje que el asesino de Tennessee hizo a Oriente Medio Alerta terrorista sobre lobos solitarios tras la muerte el jueves de cuatro marines EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON Las autoridades de Estados Unidos investigan si Mohammad Youssef Abdulazeez, que el jueves mató a cuatro marines en un atentado contra dos recintos militares de Chattanooga (Tennessee) estableció contacto con los yihadistas del Estado Islámico durante un viaje que hizo el año pasado a Jordania. Abdulazeez, nacido hace 24 años en Kuwait y de doble nacionalidad, jordana y estadounidense, permaneció siete meses en Oriente Medio. A su regreso a EE. UU. país en el que residía desde pequeño, estuvo poniendo algunos comentarios religiosos en su blog. Pocos días antes del atentado, en el que él mismo murió, probablemente alcanzado por un disparo policial, escribió: La vida es corta y amarga Con esto animaba al resto de musulmanes a aprovechar la oportunidad de someterse a Alá cuando la ocasión pasara ante ellos. De todos modos, a diferencia de su padre, que llegó a estar en la lista de personas que las agencias federales debían monitorearse por posible inclinación radical (fue sacado de ella tras un interrogatorio de las autoridades) Abdulazeez nunca estuvo en el radar de la lucha antiterrorista. Todos sus conocidos aseguran que era una persona amable, ciertamente de principios religiosos pero no radical. Las investigaciones del FBI se han centrado en su ordenador y su teléfono móvil con el fin de buscar posibles pistas sobre contactos con el Estado Islámico o sobre la influencia de la propaganda que el extremismo islamista disemina en Occidente a través de internet. De momento no ha sido comunicado ningún hallazgo significativo. Con todo, la Fiscalía sigue tratando lo sucedido como probable acto terrorista (hasta que no tenga más pruebas no puede descartar que el atentado tuviera un motivo distinto al político) El doble ataque se produjo en Chattanooga, población colindante de Hixson, en la que Abdulazeez vivía con sus padres y hermanas. El primer tiroteo tuvo lugar a las 10.45 horas, cuando el joven disparó desde su automóvil descapotable contra las puertas y la fachada acristaladas de un centro de reclutamiento de las Fuerzas Armadas. La veintena de disparos provocaron heridas al menos a un recluta, pero no hubo muertos. De allí el agresor condujo hasta un centro de reserva llevado conjuntamente por Armada y por la Infante- Agentes del FBI recogen pruebas en el escenario del crimen, ayer en Chattanooga ría de Marina, donde llegó casi media hora después. Allí volvió a abrir fuego y mató a cuatro marines. Además hirió a un quinto marine y a un policía. Acorralado, murió en el tiroteo que se produjo; todo indica que fue alcanzado por un disparo policial, aunque aún no se ha confirmado. El temor a que con el fin del ramadán, que concluyó ayer, puedan producirse atentados islamistas siguiendo el ejemplo de Abdulazeez llevó al Departamento de Defensa a elevar el nivel de alerta en todas sus instalaciones del país, especialmente en los miles de centros de reclutamiento como el de Chattanooga. Esos lugares, precisamente por el deseo de una mayor interrelación entre las Fuerzas Armadas y la población civil, EFE son atendidos por militares que no van armados y se encuentran integrados, sin especial seguridad, en espacios comerciales. En la mezquita de la Sociedad Islámica de la Gran Chattanooga, a la que solía ir a rezar Abdulazeez, ayer se llevaron a cabo oraciones por los marines muertos. Uno de ellos era veterano de la guerra de Irak, en la que había ganado la distinción corazón de púrpura MOHAMMAD YOUSSEF ABDULAZEEZ AUTOR DEL ATENTADO DE TENNESSEE Velocidad al volante de un Mustang descapotable Perfil A Mohammad Youssef Abdulazeez, 24 años, parecía gustarle el modo de vida americano, al que pronto se adaptó tras haber nacido en Kuwait y llegar de pequeño a Estados Unidos. Residía en una idílica urbanización de casas bajas con jardín junto al río Tennessee, vestía el desenfadado atuendo de camiseta y jeans, y conducía el modelo gringo por excelencia, un Ford Mustang descapotable, al que imprimía una velocidad que no acaba de gustar a ciertos vecinos y que le valió algunos encuentros con la Policía. Precisamente para el día 30 tenía una cita en el juzgado por conducir deprisa bajo los efectos del alcohol. Abdulazeez creció viviendo con sus padres y hermanas en la población de Hixston, justo al norte de Chattanooga. Cursó primaria y secundaria en centros de la zona y luego estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Tennessee, grado que terminó en 2012. Hasta la fecha había realizado trabajos en varias empresas. La familia de Abdulazeez era conocida en el vecindario tanto por sus valores conservadores como por su trato normal y aparente plena integración en Estados Unidos. Su hermana Dalia trabajó como maestra de primaria, donde celebró su naturalización como estadounidense cantando un himno patriótico y donde acudía con el pañuelo islámico. Luego dejó el trabajo confesando a la dirección que planeaba marchar del país para casarse con un novio que no era aprobado por sus padres. Otra hermana, Yazmeen, asistió a la Universidad también con el pañuelo, que lo llevaba incluso para jugar a vóleibol. A la prensa local declaró que no tenía miedo de ser directa con la gente cuando le preguntaban. Varios compañeros de estudios y un primo suyo han expresado su sorpresa por lo ocurrido, pues Abdulazeez no mostraba signos de radicalización.