Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA SÁBADO, 18 DE JULIO DE 2015 abc. es españa ABC Democracia interna, la gran asignatura pendiente de los partidos en España Los principales candidatos van a las generales sin medirse en primarias reales JAIME G. MORA MADRID Poca cultura de primarias Cuando Fraga confió a Aznar la dirección del Partido Popular en 1990 nadie hablaba de elecciones primarias. El fundador de Alianza Popular, que condujo la refundación del partido, se presentó ante los compromisarios con una carta en la mano. Aquí está dijo, este hombre presenta sin fecha su dimisión, que nunca le vamos a aceptar. Y esta carta la rompo yo delante de vosotros porque no hay tutelas ni hay tutías. Ahí está el líder del partido La decisión de Fraga fue respaldada por unanimidad. La sucesión de Aznar fue menos teatral. Después de meses de incertidumbre, el expresidente del Gobierno descartó a Rato y Mayor Oreja. Mariano, te ha tocado le dijo por teléfono a Rajoy. Los medios se enteraron a través de una nota de prensa y la designación fue avalada con 503 votos a favor y uno en blanco. Al sucesor de Rajoy, en cambio, lo elegirán de forma directa los 800.000 integrantes del PP, y no los compromisarios, un grupo reducido de afiliados de representación que limita la participación interna. En su última Conferencia Política, el PP acordó iniciar el proceso para modificar el modo de escoger a sus candidatos para las próximas convocatorias electorales. Este cambio, reclamado por dirigentes como Esperanza Aguirre, no se concretará hasta 2016. Es decir, después de los comicios previstos para finales de año. Y la fórmula no se llamará primarias, sino elección directa. Como dice Rajoy: Aquí todo el mundo presume de primarias, pero lo único que se ven son remedos de plebiscitos. Unos las anulan; otras las hacen de lista única y otros ponen tantas trabas a los candidatos que solo queda uno. ¿Qué broma es esta? visibilizan las divisiones internas, algo que penalizan los votantes. En la época de Zapatero, el líder del partido era nombrado con los votos de los delegados en un congreso extraordinario: las agrupaciones locales escogían a sus representantes para un congreso provincial, este nombraba a delegados para el autonómico, y el autonómico para el federal. Fue Rubalcaba quien abrió este modelo tan opaco. Lastrado por su derrota en 2011 y en las elecciones europeas, dejó en manos de los militantes su sucesión, lo que no hacía ninguna gracia al expresidente Felipe González ni a la baronesa Susana Díaz, que optó por no presentarse y apoyó a Pedro Sánchez. Como consecuencia de este respaldo, el líder socialista ganó a Madina en las ocho provincias andaluzas. EFE Remontar en las urnas En España, la elección de dirigentes por medio de primarias depende más de las necesidades de los partidos que de la voluntad de permitir más participación, según exponen los politólogos del colectivo Politikon en el libro La urna rota El detonante habitual suele ser una derrota electoral, como las que sufrió el PSOE desde que la crisis engullera a Zapatero o la caída del PP en las últimas citas con las urnas. Pero el sistema personalista que precede a este tipo de votaciones puede provocar la ausencia de relevos con verdadera capacidad de liderazgo, como le ha ocurrido al socialista Pedro Sánchez, muy cuestionado en el año que lleva al frente del partido. Precisamente, uno de los gestos que afianzaron el papel de Sánchez como secretario general fue la purga de Tomás Gómez en el PSM. El exdirigente madrileño fue designado candidato para el 24- M sin necesidad de primarias, pues ningún candidato logró los avales exigidos en un proceso diseñado a su medida. Aun así, Gómez seguía hundido en las encuestas y, acorralado por el sobrecoste del tranvía de Parla, Sánchez lo fulminó a tres meses de las elecciones. Ferraz nombró a una gestora e impuso la candidatura de Ángel Gabilondo. No hubo primarias por la falta de tiempo para organizarlas. PP y PSOE tratan de acercarse así al modelo que otros partidos como UPyD, IU o ERC han adoptado por defecto, y del que hacen bandera Podemos y Ciudadanos. Estas formaciones emergentes tienen la ventaja de haber surgido en un contexto que les reclamaba más democracia interna: la última vez que el CIS preguntó por esta cuestión, en el año 2005, dos de cada tres españoles criticaban las pocas instancias de participación ciudadana. Contrasta con los datos de 1998, cuando solo un tercio de los encuestados manifestaba in- La crisis Borrell- Almunia El PSOE eligió en primarias a su candidato para las elecciones del año 2000. En ellas, Borrell se impuso al entonces secretario general, Almunia. La crisis de aquella bicefalia fue tal que Borrell optó por dimitir. EFE La carta de Aznar Fraga escenificó su relevo rompiendo delante de los compromisarios del PP una carta de dimisión que le había presentado Aznar: Esta carta la rompo yo porque no hay tutelas ni tu tías. Ahí está el líder del partido Apertura del PSOE De primarias presume el PSOE. Pero Pedro Sánchez ha sido designado cabeza de lista sin necesidad de celebrarlas, puesto que ningún otro candidato logró los avales necesarios. Era la segunda vez que el partido ponía en marcha este proceso. La anterior fue hace 17 años, cuando Borrell se impuso a Almunia, entonces secretario general del PSOE. El cisma que provocó esta bicefalia fue tal que Borrell acabó dimitiendo. Almunia se presentó a las elecciones en 2000 y Aznar ganó con mayoría absoluta. Uno de los riesgos de las primarias es que se Reacción del PP El partido que preside Rajoy estudia cómo implantar un modelo de elección directa de sus candidatos, algo que no se aprobará hasta el año que viene, después de las generales previstas para los próximos meses Rivera e Iglesias, sin rivales Ciudadanos y Podemos presumen de democracia interna, pero Rivera ha monopolizado la recogida de avales e Iglesias ha obstaculizado la formación de candidaturas alternativas de peso