Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 DEPORTES VIERNES, 10 DE JULIO DE 2015 abc. es deportes ABC Frenazo a la marcha de Casillas El portero pide al Madrid los 13 millones íntegros de su contrato y otros cinco al Oporto TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID Oporto celebraba la llegada de Íker como el maná mediático que necesita la Liga portuguesa, eterna exportadora de talentos. Hasta Sara Carbonero y Martín, el hijo de la pareja, copaban el papel de la prensa deportiva y del corazón. Un mito en el campeonato luso. Pero el sueño de una noche de verano se ha desvanecido. Deberá haber un cambio absoluto de posturas para que haya una entente. Nadie se esperaba una rotura de negociaciones tan abrupta, seca, tensa. Casillas y el Real Madrid no han llegado a un acuerdo para que el guardameta se marche al Oporto. La razón de la paralización de las negociaciones ha sido la exigencia económica del portero. Íker pidió al club madrileño cobrar la totalidad de sus dos años de contrato restantes, trece millones de euros netos, y que el Oporto le pagara también los cinco millones netos que le concedía por dos temporadas. El Madrid se negó a esta operación, que le parecía un exceso. Contando con los cinco millones que aportaba el conjunto luso, la casa blanca ofrecía a Casillas los ocho millones netos (significarían once brutos con la fiscalidad portuguesa) que le faltarían por cobrar para alc anzar los trece que percibiría en sus dos años restantes con el club madrileño. La novedad inesperada por casi todos ha sido que el cancerbero no solo rechazó reducir en un mínimo porcentaje su salario, sino que ha solicitado cobrar todo a las dos partes, los trece millones al Madrid y los cinco al equipo luso, con el mensaje añadido de no perdonar ni un euro a la casa blanca. Nada de rebajarse la ficha La divergencia entre la fiscalidad de ambos países ha propiciado una falta de entendimiento que ha paralizado la operación. Los deportistas extranjeros se benefician en Portugal de una rebaja fiscal hasta quedarse en el 20 por ciento y el guardameta ha solicitado, por tanto, todo el dinero del Real Madrid para él. La situación ha tensado tanto la cuerda que la ha roto. Solo un cambio total de posiciones permitirá un acuerdo final. La verdad es que las cosas comenzaron a complicarse el miércoles, cuando Casillas dejó claro que no reducía sus emolumentos y que todo el dinero deberían abonarlo el Real Madrid (abonaba ocho millones netos, once brutos) y el Oporto, que no pasaba de cinco millones. La negativa del capitán desvelaba que el pacto no sería fácil. Y ayer se frenaron todas las nego- Íker Casillas y Florentino Pérez se saludan, ayer, en Valdebebas REALMADRID. COM Íker se negó a rebajarse su salario El guardameta quería cobrar los dos años, los 13 millones, porque piensa que es el Madrid quien desea que se vaya, y percibir además la ficha del equipo luso Si no hay cambio radical de su posición, se quedará Si insiste en recibir toda su ficha del club blanco, no habrá acuerdo. En estas condiciones, Casillas seguirá aquí afirma el Real Madrid. El Oporto, muy enfadado ciaciones de manera grave al pedir al Real Madrid la totalidad de su contrato y además los dos años de sueldo que el Oporto estaba dispuesto a pagar. La casa blanca ha considerado la petición fuera de lugar. La postura intransigente del jugador ha sorprendido en la entidad, después de expresar su ilusión por militar en el Oporto de Lopetegui. Si no hay una revolución de concepto en la posición del capitán, se quedará en el