Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 10 DE JULIO DE 2015 abc. es ABCdelOCIO 67 Terminator 3: La rebelión de las máquinas (2003) La acción empieza diez años después. John Connor (Nick Stahl) tiene 22 años y vive como un vagabundo, desconectado, pero ni así se libra del peligro. Esta vez es una cyborg (Kristanna Loken) quien viene desde el año 2033. Terminator Salvation (2009) El primer título sin Schwarzenegger una basura, según el actor empieza en 2003, pero pronto salta a 2018, con Christian Bale como John Connor. Su vida vuelve a cruzarse con Kyle Reese (Anton Yelchin) que en 2029 fue enviado a 1984 para proteger a su madre. Terminator Génesis (2015) John Connor (ahora Jason Clarke) reenvía a Kyle Reese desde 2029 a 1984, para proteger a su madre (Emilia Clarke) Arnold reaparece, como Guardián, y descubrimos que ya la protegía en 1973. En un no parar, esta vez hay estaciones en 1997 y 2017. Arnold Schwarzenegger El día de la marmota TERMINATOR GÉNESIS El actor, político y culturista n el corazón de Los Ángeles, en los estudios Milk, nos sentamos a conversar con uno de los actores más representativos de Hollywood. Con sus músculos y sus frases de una línea hizo historia en el cine de los ochenta. Tres décadas después, a sus 67 años, sigue sacando jugo al personaje de Terminator en Terminator. ¿Con el paso del tiempo no ha cambiado su pasión por la interpretación? -No. Especialmente porque yo interrumpí mi carrera en el cine para dedicarme un tiempo a la política. Fue un gran descanso. Un tiempo que dediqué a otra profesión, por la que también siento pasión. Ser un trabajador pblico, en un maravilloso estado como California, un lugar importante, la sexta economía del mundo, fue un verdadero paraíso. Aunque perdiera dinero con esa empresa, porque no hice películas en ese tiempo, no me importó. Todo lo que he conseguido en mi vida se lo debo a América y dedicar siete años a hacer trabajo de caridad me llenó de felicidad. ¿Ha terminado su carrera en la política? Conseguí la posición más alta que cualquier extranjero puede alcanzar en Estados Unidos. Alguien que no ha nacido aquí no puede ser presidente. No soy un político profesional que quiere ir de gobernador a senador, de senador a congresista, de congresista a alcalde. Eso se lo dejo a otros. Tal vez ellos no pueden dedicarse a otra cosa, yo tengo muchas vidas diferentes y no necesito continuar con esa carrera. Disfruté durante esos siete años y terminé- ¿Es cierto que tiene un gran sentido del humor? -Trato de ser un buen tipo con todo el mundo. -A lo largo de los años han cambiado las escenas acción, ¿Cómo se E Dirección: Alan Taylor. Con: Emilia Clarke, Arnold Schwarzenegger, Jason Clarke OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE Sobre su carrera Lo importante es mantener el entusiasmo, cerrar la mandíbula y disfrutar a tope enfrenta su cuerpo al aspecto físico que exige este papel? -Tengo la fortuna de haber entrenado toda mi vida. A pesar de los años, cuando voy a esquiar puedo hacerlo durante cinco horas, si entreno también, igual, y si ruedo una película de acción puedo estar rodando doce horas sin cansarme. No siento la edad y no tengo que parar un rodaje para anunciar a todo el mundo que necesito un descanso. Jamás lo he necesitado. Hago mi trabajo y aguanto lo que sea, gracias a mi preparación. Lo único cierto es que debo cuidarme de las lesiones, porque cuando tienes 20 no es como cuando tienes 67. Ahora es muy importante calentar. Lo que de verdad funciona es estar en forma- ¿Nada le parece un reto físicamente? -No. La clave es mantenerse concentrado y hacer lo que te gusta Tengo una visión clara de lo que tengo que hacer con este personaje o con cualquiera. En mi carrera lo más importante es mantener el entusiasmo, aguantar con la mandíbula cerrada y disfrutar a tope- ¿Habló con James Cameron sobre esta nueva entrega de Terminator? -Cameron y yo hablamos de muchas cosas porque somos muy amigos y nos vemos con cierta regularidad. Por supuesto hemos hablado de este filme, de hecho el guionista de esta película es el mismo de su película Avatar. Creo que Cameron siente que este filme va por buen camino. Cuando tiene tiempo libre ¿a qué se dedica? -Me gusta pasear con mi moto por las montañas de Santa Mónica, o me voy en bici. Suelo irme con la bici tres días por semana. En casa entreno en la elíptica y luego aprovecho el buen tiempo para ir a la playa. Suelo ir en bici desde mi oficina a mi gimnasio, Gold s Gym, ejercitarme un rato y pedalear de vuelta a la oficina. Últimamente paso mucho tiempo en la bici, incluso cuando viajo por Europa. Voy a dos ruedas a todos sitios. He descubierto que en bici puedes ver las ciudades de forma diferente que en coche o caminando. Es fabuloso, se lo recomiendo a todo el mundo. on todos los respetos a los muchos seguidores de esta saga familiar en tiempo flotante, a mí me empieza a parecer el día de la marmota. Los mismos personajes que se inventó Cameron hace ya un buen pedazo de bucle temporal vuelven a su rollo sistemático como Bill Murray: Skynet, o sea, los robots, pierden la guerra contra la resistencia, o sea, John Connor, y hacen viajar en el tiempo hacia atrás a un Terminator para darle matarile a la madre de John Connor, o sea, Sarah Connor, y viaja también un soldado del futuro, Kyle Reese, para salvarla... Una poética confusión entre causas y efectos, pues se trata de impedir con la muerte de Sarah que engendre a su hijo John, líder de la resistencia, y el soldado que ha de mantenerla viva es precisamente quien facilita vía sexual el engendramiento de John Connor. La vida misma: para evitar un hecho bueno o malo, se esfuerza uno en ponerle unos remedios que son los que lo provocan. El director de Terminator Génesis Alan Taylor, coge el solomillo de este día de la marmota y lo trocea aún más, con líneas de un pasado paralelo, un presente hipotético y un futuro virtual que marearían a Stephen Hawkins, y abre una especia de vía puente aéreo entre los tiempos reales, paralelos e hipotéticos que casi precisan de un bonobús de diez viajes para hacerlos. Muy liosa para decir lo mismo, pero sumamente entretenida y espectacular, y con un punto de distinción en la relación de Sarah Connor con el abuelo Terminator: Emilia Clark y un Schwarzenneger viejo pero no obsoleto, y con una agradable tendencia a reírse de sí mismo. En fin, que Terminator ya tiene el cableado muy, muy al aire. C