Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURA VIERNES, 10 DE JULIO DE 2015 abc. es cultura ABC Nina Simone, fotografiada en julio de 1988 en la habitación de un hotel en la localidad francesa de Juan- les- Pins, en la Costa Azul AFP La última resurrección de Nina Simone JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK Un aluvión de películas y un tributo musical devuelven al primer plano a la cantante y pianista, cuyo activismo recupera actualidad con las tensiones raciales en EE. UU. La cantante y pianista está de moda, una vez más. En vida, su carrera fluctuó entre el éxito, el escándalo y el olvido, y en los últimos años su figura no ha dejado de crecer: se han publicado dos biografías y una colección de poemas, se le han dedicado obras de teatro y se ha sampleado su voz en éxitos de Jay- Z o Kanye West. L a dueña de Saints, un café que ha abierto este año en el East Village, recuerda que una vez, a comienzos de los 80, tocó el piano para Nina Simone (1933- 2003) en un club de jazz de Montreal. Entonces era habitual que los artistas de gira tocaran de vez en cuando con músicos locales dice Trudy Silver, que tiene un piano listo para los conciertos con los que algunas noches se cierra el local. Tenía un carácter difícil recuerda con una sonrisa nostálgica. La conversación surge porque en los altavoces del café acaba de sonar Ain t Got No, I Got Life uno de los clásicos de Simone, una voz fundamental en la música popular estadounidense de la segunda mitad del siglo XX y que ahora parece estar por todos lados. Apoyo de su hija Lisa Este verano se amontonan los lanzamientos: se acaba de estrenar un documental sobre su vida y hay otras dos películas en la cola; otro documental, previsto para este otoño, y un polémico biopic todavía sin fecha de estreno. Además, hoy sale a la venta Nina Revisited: A Tribute to Nina Simone un recopilatorio de sus grandes éxitos interpretados por artistas contemporáneos como Mary J. Blige, Usher y, sobre todo, Lauryn Hill, que lo produce e interpreta seis de los temas. tilo del jazz al gospel activista implacable por los derechos de los negros, dulce y furiosa, electrizante y arrulladora. Puedo ser gravilla y puedo ser café con nata dijo en una ocasión sobre su voz, pero la definición se puede extender a su persona. Años más tarde, le diagnosticaron un trastorno bipolar. Nació en Tyron (Carolina del Norte) en una sociedad segregada entre razas. La música le atrapó en el coro de la iglesia, donde tocó el piano desde los tres años. La empleadora de su madre reconoció su talento y pagó sus primeros estudios de piano clásico. Desde entonces, su obsesión fue convertirse en la primera concertista negra, lo que le llevó a estudiar a Juilliard, en Nueva York. El disco forma parte del mismo pro- Su virtuosismo no le valió para que la yecto que el documental What Happe- aceptaran en el prestigioso Curtis Insned, Miss Simone? que acaba de es- titute of Music y acabó sustituyendo los trenarse. Ambos han contado con el recitales de música clásica por los cluapoyo de Lisa Simone Kelly, la hija de la bes de jazz de Atlantic City. cantante, que ha colaborado con diaSu imponente voz y su calidad al piarios personales, cartas y grabaciones no no tardaron en abrirle puertas disinéditas. Siempre he querido que se cográficas: su primer álbum, Little Girl llevara a cabo esta película. Creo que se Blue (1959) incluyó un gran éxito, una habría olvidado a mi madre versión de I Loves You, si la familia, mi marido y yo, Porgy En su sueño de piaSu figura no hubiéramos dado los panista y en su incipiente caCómoda en sos adecuados para enconrrera de diva de la música trar el equipo adecuado para cualquier estilo, popular se cruzó la realique fuera recordada en la fue una activista dad: la lucha de la minoría implacable por negra por sus derechos cicultura estadounidense como a ella le hubiera guslos derechos de viles, los disturbios raciatado dijo Kelly a The New les, la muerte de Martin los negros York Times Luther King. Se envolvió La colaboración familiar con fiereza en la bandera ayuda a dibujar el retrato de Simone, del activismo black power que se conuna figura poliédrica y difícil de definir: virtió en el centro de su vida. Regresó a virtuosa del piano, estrella popular de Nueva York, donde entró en el círculo voz cavernosa, cómoda en cualquier es- de Lorraine Hansberry la primera dra-