Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL VIERNES, 10 DE JULIO DE 2015 abc. es internacional ABC Tsipras plantea unos recortes más duros que los que pidió la UE El gobierno griego quiere ahorrar 13.000 millones de euros con unas reformas más severas que las rechazadas en el pasado referéndum ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, sale ayer de la sede del Gobierno de Atenas C ada vez está más claro que se ha abierto paso el consenso sobre la única receta para intentar salvar de nuevo a Grecia: que el Gobierno populista de Syriza acepte reformas y recortes incluso aún más duros que los que rechazó antes del referéndum y que, a cambio, la zona euro asuma abiertamente que será necesaria alguna forma de reestructuración de la gigantesca deuda que ha acumulado este país. Mientras ayer recibía el presidente del Eurogrupo el nuevo paquete de reformas preparado por Atenas que es la llave para llegar a un acuerdo, en toda Europa se señalaba claramente hacia la cerradura, la deuda, e incluso Alemania admitía públicamente la idea de que su reestructuración es algo que los socios del euro tendrán que abordar más temprano que tarde. Y no lo ha dicho solamente la canciller Angela Merkel. Incluso su ministro de Finanzas, el riguroso Wolfgang Schäuble, lo reconoció ayer en una conferencia en Fráncfort: La deuda griega no es sostenible sin una quita, el FMI tiene razón. Pero no puede haber una quita porque ello contradice las reglas de la moneda única Para Schäuble, solo queda margen para un ajuste de los intereses y los plazos de amortización de los vencimientos, algo que ya se sabía, pero el hecho de que una personalidad de sus características lo haya dicho así, en medio de las últimas horas de la discusión en la que está en juego si Grecia puede o no seguir en el euro, ha sido interpretado como un cambio destacable de posiciones. La oferta de Tusk El movimiento, de todos modos, lo había iniciado el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, quien sugirió que ante la propuesta de reformas que se le ha pedido a Alexis Tsipras, los socios de la zona euro deberían responder con una oferta de reestructuración realista de la deuda o de lo contrario vamos a seguir paralizados con el baile que hemos estado bailando durante los últimos cinco meses Tusk, ex primer ministro de Polonia, un país que aún no está en el euro, no solamente ha tenido que dedicarse a aprender inglés a toda prisa, sino también a comprender los secretos de la gestión de los asuntos de la moneda única. Una vez que el presidente de la Comisión, Jean- Claude Juncker, se haya desgastado (polí- tica y personalmente) con el pulso de la convocatoria del referéndum, Tusk aparece ahora como el nuevo protagonista de la negociación por parte europea. Juncker se consideró personalmente traicionado por Alexis Tsipras y no será fácil que vuelva a confiar en él. Reestructuración de la deuda El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, admite por vez primera que la inmensa deuda de Grecia tendrá que ser reestructurada Recelos de Draghi De hecho, pocos confían ya en la sinceridad del líder populista griego. Frente a la ola de mensajes optimistas sobre las posibilidades de que con Reformas preparadas por el Gobierno griego Endurecimiento de las jubilaciones El 70 del presupuesto estatal se le va a Grecia en pagar pensiones y sueldos de funcionarios. El sector privado, gran parte del cual está sumergido, no tiene fuerza para financiar un sistema público tan elevado. Tsipras ha puesto sobre la mesa la subida de la edad de jubilación, la desaparición del fondo de ayuda a las pensiones más bajas y el endurecimiento de las condiciones para la prejubilación. Recortes en el presupuesto militar En total se habla de alrededor de 13.000 millones de euros en recortes en los próximos dos años. Uno de los elementos más significativos es la cantidad que finalmente se considere que va a reducirse en el presupuesto de Defensa, que en términos per cápita es el segundo más alto de la OTAN. En este detalle le va a Alexis Tsipras la estabilidad de su coalición de Gobierno con los Griegos Independientes Subida del IVA en alimentos Para aumentar los ingresos del Estado y, por tanto, disponer de más dinero para las políticas sociales, Tsipras también ha tenido que atender a las peticiones de que suba el IVA aunque se resiste para las islas del Peloponeso, donde existe un régimen fiscal ventajoso para compensar los costes del transporte. El IVA que se aplica a los alimentos de primera necesidad es uno de los puntos centrales de la discusión. Jubilados junto a un banco griego REUTERS