Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 10 DE JULIO DE 2015 cordoba. abc. es CÓRDOBA 23 Segunda puerta de la Catedral La Junta cree que el proyecto beneficia más que perjudica Cultura dice que tener dos accesos daría más fluidez y menos estrés al monumento L. M. CÓRDOBA Los argumentos VALOR DE LA CELOSÍA ARCHIVO mejora de los techos y cubiertas, que comenzó en 1975 y que terminó a mediados de 1977. Ahí se menciona a Víctor Caballero Ungría como autor de este trabajo. Sí insiste en que su voluntad no es la de polemizar con Matilde Castanys, viuda del arquitecto, ni con Rafael de La- Hoz Castanys, hijo de ambos, que realizaron un escrito de alegaciones ante la Junta de Andalucía en el que defendían sus derechos de propiedad intelectual, pero sí insiste: A mí me encargaron el proyecto y lo hice El desmontaje ahora de la celosía para sustituirla por una puerta, aunque su aspecto no tiene que variar, le genera dudas sobre si será posible técnicamente, toda vez que fue testigo del delicado proceso para montar e instalar una construcción de varias toneladas de madera y de tres metros de ancho por siete de alto. La resolución de la Delegación de Cultura, en la que autoriza el proyecto para sustituir una de las celosías de la Mezquita- Catedral por una puerta practicable de igual aspecto, contiene varias páginas en las que habla de por qué el proyecto no daña al monumento y por qué no hay razones para rechazarlo. El escrito que habían presentado Matilde Castanys y Rafael de La- Hoz no sólo reclamaba los derechos de autor, sino que también pedía que se negase la autorización. El texto rechaza la autoría de Rafael de La- Hoz Arderius, pero también los argumentos por los que abrir esta segunda puerta sería perjudicial. Para empezar, rechaza que el proyecto pretenda ocultar su importancia. Según la Junta, la idea ahora aprobada tiene un alcance mucho más limitado en cuanto a la transformación de la fachada al Patio de los Naranjos que el que se rechazó en marzo de 2012. Además, los alegantes temen daños en cuatro apartados: daños a la celosía, peligros para el arco en el desmontaje y la instalación de la nueva pieza, los restos arqueológicos y, sobre todo, el uso especialmente intensivo y potencialmente peligroso para la conservación del monumento El texto se extiende en todos estos puntos. Así, hablar de peligros para el arco derivados de la obra prevista es del todo infundado, ya que estuvo abierto durante todo el periodo islámico y después con varias soluciones distintas. La celosía no tiene función estructural y por tanto los únicos pequeños daños que puede sufrir Su valor es la aportación al momumento y se mantiene con la solución del proyecto PELIGROS PARA EL ARCO es decir, el tránsito de pasos procesionales por el interior, no es tal, puesto que viene desarrollándose ya de modo pacífico en el marco del uso religioso propio del edificio Es más, para la Junta el proyecto, más que acrecentar los riegos facilitaría algo que ya se hace, incluso con menor estrés para el monumento, puesto que se da más fluidez al tránsito procesional Es decir, no sólo no es malo, sino que es bueno tener dos puertas. Revisar las implicaciones Sí admite la Junta que, cuando aumente el número de pasos, podría hacer falta revisar las implicaciones del mayor uso procesional en el monumento Pero es algo que ya preveía el informe de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, emitido en marzo. El texto de la Junta también dice que hablar de la complejidad de la actuación y lo forzado del proyecto supone olvidar la diltada historia del monumento, siempre con un uso religioso intenso, primero como mezquita mayor y después como catedral Y en las últimas décadas, con un intenso uso turístico La Junta rectifica a la famlia De LaHoz, que dice que la apertura de la segunda puerta supondría una estación penitencial en la Mezquita que ahora no existe cuando la verdad es que se realiza ahora Es más, las alegaciones llegaban a decir que el aumento de las procesiones por el interior, podría ser considerado un ejercicio de jactancia, con el peligro de excitar la controversia social pero la Junta recuerda que no puede dudarse de la autenticidad del uso religioso de este monumento, concebido y conservado históricamente por y para ello Esta apreciación de los alegantes, según la Delegación de Cultura, es de índole subjetiva El proyecto, además, respeta la intervención de 1972 y el aspecto externo de las celosías. Hablar de eso es infundado, ya que estuvo abierto desde su origen y en varios momentos PROCESIONES ¿Puede dudarse de la autenticidad del uso religioso de este monumento, concebido para ello? DIÁLOGO DE CULTURAS Decir que puede crear controversia social es una apreciación subjetiva el arco serían superficiales y similares a los que debió de producir su instalación, y fácilmente subsanables La cuestión del uso, asegura la Junta de Andalucía, pasa por alto algo fundamental: el supuesto nuevo uso