Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN CAMBIO DE GUARDIA LUNES, 29 DE JUNIO DE 2015 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Relaciones con las hermandades Política GABRIEL ALBIAC A ESTO LLAMAN POPULISMO Syriza lleva a Grecia lo que Podemos haría en España Ahora el problema es la cera El gobierno municipal de Córdoba parece que ha adoptado la vía dura con las hermandades. Tras la magna mariana, que ha aportado recursos económicos a la ciudad y consuelo espiritual a muchos de sus vecinos católicos, el problema es que hay cera en las calles. El equipo de gobierno quiere decirle a la Agrupación de Cofradías que se haga cargo de la situación para evitar responsabilidades patrimoniales. El argumento se puede aplicar a cualquier actividad que se realice en la calle o en espacios públicos, aunque el equipo de gobierno parece no tener problema alguno en intentar que otros eludan sus responsabilidades legales cuando de patadas en la puerta se trata. Ambrosio prometió en campaña cambio tranquilo y algunas salidas no contribuyen a que una parte de la ciudad considere que ese ayuntamiento que les lanza desplantes es también el suyo. Por si en algún momento se pregunta por qué pasó lo que pasó. Gómez da sus datos económicos, al fin El candidato de UCOR, Rafael Gómez, se fue de las instituciones- -rechazó su acta de concejal y de diputado provincial- -dejando pasar de largo la obligación de declarar sus bienes. Se trata de una medida para que se pueda comparar con cuánto entró en la vida pública y con cuánto se va. El todavía presidente de Unión Cordobesa optó por dejar pasar el plazo hasta que no ha tenido más remedio. En la Diputación, ha dado cuenta de su patrimonio con un hecho, cuando menos, insólito. La declaración de la renta le ha salido a devolver por más de 70.000 euros. C ON Mussolini primero, después con Hitler, el éxito del populismo fue el de una solución quirúrgica en la Europa fragmentada tras la Gran Guerra. El espejismo de los populistas griegos, como el de los españoles, está en aplicar fórmulas de arrastre popular protofascista sobre un mapa europeo en el cual la naciónEstado ha perdido parte esencial de sus atribuciones y va camino de perderlas todas. El desenlace griego era previsible: bancarrota. Desde el instante en que la gran ola populista barriera a los tradicionalmente corruptos partidos turnantes, vino a sustituirlos una banda instalada en las oscuras epopeyas patrioteras de los años treinta. Funcionó, porque eso es parte de la anacronía de ese Estado fallido que, desde su escisión del imperio turco, ha sido Grecia. Antes, dos mil quinientos años atrás, cuando Grecia quería decir algo, un griego de inteligencia fastuosa avisaba cautamente de cómo con unas y las mismas palabras pueden ser escritas una tragedia o un sainete. Y de cómo en la sabiduría milimétrica que acota el deslizarse entre lo uno y lo otro, se juega el abismo que separa lo grandioso de lo ridículo. Que, en los malos autores Varufakis ayer, Iglesias mañana acaban siempre por amalgamarse. Grecia lleva ahora algo más de seis meses gobernada por una banda de irresponsables listillos. Hijos de la buena sociedad, formados en universidades extranjeras y convencidos de que todo les es debido: la juventud dorada. A tal título comparecieron ante un país roto. Eran gestores de un cuidadísimo manejo publicitario de los medios. Y, a través de ellos, blindaron su simpática imagen de sabios jóvenes, modernos y compasivos. Y una población encenagada en el desbarajuste de corrupción e improductividad tragó el anzuelo. Tan desesperada estaba. Está. ¿Hizo alguna vez Syriza política? ¿La hará Podemos? ¿Qué es política? Si es masiva producción de afectos y, con ello, de almas a medida nadie tenga dudas: en eso, es el populismo maestro. Con la misma maestría con que el Partido Obrero Socialista Nacional Alemán descubrió la potencia homogeneizadora de la radio, éstos de ahora son maestros de los televisores. Representar es proyectar imagen seductora: el poder, piensan, se juega en eso; tal vez, no se equivocan. ¿Qué es política? Si por política se entiende administrar los recursos escasos con los que un país cuenta, entonces nada ha habido tan lejano a la política cuanto los populistas griegos y españoles. Dotados con brillantez para la escena, la prosaica gestión de lo económico se les hace humillante. Y en la tragedia a la cual Syriza ha conducido a Grecia se prefigura la que Podemos puede que junto al PSOE otorgará a España. El sábado, el sainete griego viró a tragedia. Un plebiscito para preguntar a alguien arruinado si prefiere pagar sus deudas o no pagarlas, es sólo una agria tomadura de pelo. Que obliga a evocar lo que Aristóteles juzga segura condena a muerte: ser una pieza suelta en un juego de damas CARTAS AL DIRECTOR España, crisis de identidad Juventud, críos, mediana edad, marxistas, anarquistas, tradicionalistas y liberales, de todos estos apoyan el nacionalismo catalán, la cadena humana que paralizó Cataluña, en la joven democracia sólo han sido superadas por la repulsa al 11- M y la humillación infame sacrificando a un bendito como el edil de Ermua. La ley es el mecanismo más poderoso que tiene un mandatario, no se está ajustando a la realidad como es debido, las fauces del enemigo interno nos han dejado extasiados hasta que depredadores como Mas y Trías nos han perdonado la vida porque la debilidad es tan llamativa que hasta produce vértigo acercarse a la presa. El edificio es muy sólido pero los perjuicios estructurales afectan más a la solidez del nuevo proyecto que a la envergadura del antiguo. Desengañémonos, las instituciones no pueden resistir mucho tiempo la batalla a los sentimientos en nuestra tierra donde los términos discreción, respeto y tolerancia nos molestan por sí mismos, concebidas más como una sistema de bloqueo que como una palanca de cambios. Las vigas maestras del sistema no se han visto amenazadas pero han constituido un cerco difícil de enlazar, los vasos comunicantes entre el pueblo y sus líderes fueron arrancados, la identificación con el parlamento, la monarquía, los partidos y sus idearios es insignificante. Los leños para la hoguera que alumbrará a las nuevas generaciones estimuladas con los vientos del entusiasmo no cuajan, unos marchitaron y los otros se evitan en la choza de la corrección política. Frente al idealista cuyo coraje no es precintado por los complejos, al hombre con afán se le impone con el frenillo de la estabilidad que debe ser un hombre pragmático, la cohibición del mismo es tan flagrante como la sequedad de su sentir, no quiere formar parte del rodeo al fuego en el que aunque las maderas ya sean suficientes no hay tema de conversación a excepción de las carencias materiales de los bosques. Bruselas no comunica con la gente, los partidos se aíslan y la prensa no comunica con la gente. La dialéctica es para obtener objetivos y la gramática para expresar con sentido y estética. Qué clase de discurso podríamos ofrecerle a unos invasores ajenos para dejarlos helados y al ver la cohesión argumentativa con que defienden a su patria y la convicción con la que exhiben su pertenencia para que dieran marcha atrás y decidieran unirse a la causa. Son los versos de Kavafis los que cobran vigencia, el único ardor perceptible. Calma chicha, rutina, trasiego gris de los días, no explorar nuevas vías ni hablar con desconocidos, todo esto sin que la inmensa mayoría de los compatriotas vean motivos para luchar por la envergadura de España. ANTONIO FERNÁNDEZ CÓRDOBA Doña Rosa, ¿otra vez la burra al trigo? Al conocer el anuncio de la exalcaldesa de Córdoba, hoy Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, nada más llegar a su actual cargo: Haré todo lo posible y lo imposible para llegar a un punto de encuentro respecto a la polémica de la Mezquita- Catedral, que queremos sea de titularidad pública me quedo sorprendido. Añade que no perderá ni un minuto en volcar esfuerzo, diálogo, sosiego y tranquilidad en este tema, pero afirma que a las cosas complejas hay que darles su momento y su tiempo Y, además, recuerda que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ya lo dijo con claridad un planteamiento del que yo he participado porque queremos que la Mezquita sea de titularidad pública y en ello hay que trabajar, pero darle su tiempo Pues, señora consejera, con el mayor respeto quiero decirle que veo rematadamente mal que, tras los contundentes pronunciamientos sobre la CatedralMezquita, aún quiera usted y el gobierno a quien representa seguir con esta cuestión. No sé que fines persiguen con este añejo y resuelto asunto, pero le pido encarecidamente que, de una vez por todas, nos deje en paz que ya bastantes trastornos produjo su gestión en el Ayuntamiento. Y, por favor, diríjase a otros territorios en los que todavía no la conozcan. GABRIEL MUÑOZ CASCOS CÓRDOBA Pueden dirigir sus cartas al director por correo ordinario a C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 de Córdoba. E- mail a cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de reducir los textos cuyas dimensiones pasen el espacio fijado.