Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 GENTESTILO SÁBADO, 20 DE JUNIO DE 2015 abc. es estilo ABC El peor año en la vida de Cayetano Martínez de Irujo La Asociación de Deportistas cuestiona las cuentas que gestionó el antiguo jinete olímpico EVA BÁRCENA MADRID Cuando las campanadas de la Puerta del Sol anunciaban la llegada del año 2015 y en todos los hogares de España se deseaba un feliz año a los presentes, Cayetano Martínez de Irujo no sabía la que se le venía encima. El quinto hijo de la fallecida Cayetana de Alba comenzaba un vía crucis personal cuya última estación de penitencia le ha llevado a los juzgados para denunciar la confabulación de la Asociación de Deportistas contra su persona, órgano cuya presidencia ostentaba el jinete hasta el pasado mes de febrero. El aristócrata fue depuesto del cargo por una moción de censura presentada por la junta general de la Asociación y sustituido por Antonio García- Plata, presidente de la asociación de jugadores de fútbol sala y a quien acusó de falsificación de firmas y delito societario por estampar la firma de seis deportistas. Los jugadores me dieron permiso para votar y presentaron ante la juez una declaración notarial que lo demuestra. Además, la magistrada ha visto claro que, independientemente de cómo se estamparon las firmas, no fueron para echar al señor Martínez de Irujo de la presidencia, sino para tumbar las cuentas de 2014 y 2015 que se presentaron esa misma tarde en la asamblea general asegura Alejandro García- Plata. Según el relato del actual presidente, la no aprobación de las cuentas fue un acto de responsabilidad ante propuestas que no gustaron entre los miembros. Entre otras cosas, conferían potestad al presidente de una asociación sin ánimo de lucro para cobrar un sueldo señala García- Plata, además de presentar billetes en clase bussines a Buenos Aires cuando iba invitado por el COIE durante la candidatura olímpica de Madrid 2020, pagos a patrocinadores que no se correspondían, una mengua en la cuenta bancaria de 70.000 a 400 euros o un gasto de alquiler por el local que ocupamos, propiedad de la Casa de Alba y que hasta ahora no se debía Rompecabezas familiar Su problema con la Asociación de Deportistas no es el único al que Cayetano Martínez de Irujo se ha tenido que enfrentar en este año. Si su relación con su exmujer, Genoveva Casanova, ha sido ejemplar desde su divorcio en 2007 tras dos años de matrimonio y dos hijos en común, con el 2015 llegaron los primeros roces entre ellos. En varias ocasiones se les ha visto juntos en actos públicos o pasando las vacaciones en familia, y la mexicana llegó incluso a formar parte de la Fundación Casa de Alba Martínez de Irujo y su novia, Melani Costa, el pasado lunes GTRES Todo queda en familia Los lazos más personales de Cayetano Martínez de Irujo empezaron el año muy tirantes. Tras el fallecimiento de Cayetana Fitz- James Stuart, el ducado de Alba pasó a su hijo mayor, Carlos, así como el palacio de Liria, residencia familiar. Allí vivió el jinete hasta que su hermano mayor hizo uso de sus derechos sobre el domicilio. Al tener que abandonar Liria, el jinete ha debido volver a su vieja casa de La Finca y renegociar el acuerdo de manutención que firmó en su día con su ex, Genoveva Casanova. Cayetano se niega a seguir corriendo con algunos gastos, argumentando que sus hijos estudian en el extranjero.