Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 20 DE JUNIO DE 2015 abc. es estilo GENTESTILO 75 isten, con su io y Patricia as de mayo Mar entrega de las Medallas 2 a la d hijo Gonzalo, idad de Madri ro de la Comun de O 15 de mayo El día de San Isidro, los Vargas Llosa van a los toros con Esperanza Aguirre, buena amiga del Nobel 26 de mayo El escritor asiste a la cena de Porcelanosa en Londres, donde está Preysler. El 10 de junio ¡Hola! destapa el romance 29 y 30 de mayo Mario y Patricia celebran sus bodas de oro en Nueva York junto a toda su familia, con cena en Le Bilboquet 1 de junio El matrimonio Vargas Llosa durante un almuerzo en Nueva York, un día antes de ir a una ceremonia en Princeton io La fa en Nueva York milia se vuelve a reunir para festejar Honoris Cau sa que le otor el Doctorado ga Princeton 2 de jun Durante ese tiempo Mario y Patricia todavía eran pareja y vivían como un matrimonio. Aún no estaban separados, como dicen algunas revistas apunta la misma fuente. Prueba de ello es que el 28 de marzo el matrimonio celebra el cumpleaños del Nobel en Arequipa (Perú) Entonces, posan felices en unas imágenes que su hija Morgana, aficionada a las redes sociales, subió esa misma semana sin filtros a Facebook, Instagram y Twitter. Relación clandestina A comienzos de mayo, y tras una breve escala en México en la que Vargas Llosa ofrece una charla en el Tecnológico de Monterrey, el escritor y su mujer regresan a Madrid. El 2 de mayo asisten juntos a la ceremonia de las Medallas de Oro de la Comunidad de Madrid y el día 15 van a los toros con Esperanza Aguirre. Una semana más tarde, el día 22, Mario y Patricia celebran el cumpleaños de Roxana Valdiviezo, esposa de Luis Llosa Urquidi (cuñado del escritor) en Barcelona. Y cuatro días después, el 26 de mayo, el escritor viaja a Londres para asistir a la gala de Porcelanosa, donde se deja retratar junto a Preysler. Durante todo ese periodo, Mario Vargas Llosa y su esposa siguen viviendo juntos. A la luz de los acontecimientos ahora conocidos, al círculo íntimo de Vargas Llosa le resulta difícil no pensar que la relación clandestina del intelectual con Isabel, en ese momento, continuaba en secreto. Lo insólito es que tras esa cena en Londres, donde comparte mesa y confidencias con Preysler, Vargas Llosa viaja a Nueva York para reanudar su rutina con Patricia Llosa. El 29 de mayo celebran sus bodas de oro en Le Bilboquet, un elegante restaurante del Upper East Side. Durante la cena, Josefina Vargas, hija de Gonzalo Vargas Llosa, ofrece un cariñoso discurso que ahora resulta tristemente irónico. Imagino que llegar a los cincuenta años de casados debe de ser muy difícil, casi nadie llega hoy en día. Espero celebrar muchos aniversarios más dice la joven sin imaginar el terremoto que se avecinaba. El 2 de junio la familia al completo asiste a la entrega del Doctorado Honoris Causa que le concede la Universidad de Princeton. Apenas dos días después, el 4 de junio, horas antes de que Vargas Llosa dejara Nueva York para regresar a Madrid, informa a su mujer y a sus hijos de que quiere separarse. Tras aterrizar en España, abandona su casa de la calle Flora y se instala en un apartotel del Eurobuilding. Como si se tratara de una campaña orquestada, el 10 de junio ¡Hola! ya destapa el affaire con Isabel. Patricia Llosa y sus hijos, indignados, emiten un Finales de enero Patricia viaja de Madrid a Lima para ver a su madre. Mario aún tiene funciones en el Teatro Español Febrero Isabel Preysler acude a ver Los cuentos de la peste Al finalizar la función, se dirige al camerino de Mario 4 de junio Mario vuela de Nueva York a Madrid. Horas antes dice a su familia que se separa. Al llegar, se instala en un hotel comunicado en el que se muestran sorprendidos y muy apenados por la exclusiva. Están destrozados En aquel número de ¡Hola! no solo se daba por hecha la separación del matrimonio Vargas Llosa, sino que, pese a la ruptura, se aseguraba que el literato y su todavía esposa mantienen una fantástica relación y comparten y celebran juntos y con sus tres hijos los éxitos del escritor Ciertamente, la versión que ofrece el papel cuché está muy lejos de la realidad. Según ha podido saber ABC, la mujer y los tres hijos del Nobel, Álvaro, Gonzalo y Morgana, están destrozados por esta situación, y, sobre todo, muy enfadados por cómo ha gestionado el Nobel la ruptura de un matrimonio que duró cincuenta años. Están muy susceptibles con el tema, porque la prensa ofrece una imagen del matrimonio como si este hubiera estado roto antes del affaire con Preysler y fuera casi de conveniencia. Les molesta que la versión oficial sea que Mario ya estaba separado de Patricia y que conoció el amor de nuevo gracias a Isabel, cuando, para variar, la realidad es otra revela una persona que aprecia mucho a toda la familia. Aún no ha transcurrido suficiente tiempo para asimilar tantos cambios y sorpresas, pero no son pocos los que piensan que el romance de la bella y el pensador huele a traición. Mario lleva cincuenta años casado con Patricia, una mujer a la que Preysler conoce desde hace tres décadas y con la que ha compartido infinidad de confidencias. Ahora, el marqués y la reina de corazones se muestran con naturalidad compartiendo cenas románticas como dos personas libres (cita textual de ¡Hola! Pero, como reza la Biblia (no la rosa) sólo la verdad les hará libres.