Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ESPAÑA Primer aniversario del reinado Condecoraciones SÁBADO, 20 DE JUNIO DE 2015 abc. es españa ABC El Rey: Vosotros, y otros muchos como vosotros, sois los que hacéis grande España Don Felipe celebra su aniversario con 38 ciudadanos que reflejan la mejor realidad cotidiana ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID El Rey se rodeó ayer de ciudadanos anónimos para celebrar el primer aniversario de su reinado en el Palacio Real. Cada uno procedía de un rincón de España y no se conocían entre sí, pero a todos les unía una circunstancia muy especial: Don Felipe les iba a imponer una condecoración de la Orden al Mérito Civil. Entre ellos había médicos, maestros, catedráticos, investigadores, un vendedor de la ONCE y una mariscadora gallega, pero también varios inmigrantes, jubilados y amas de casa. Cuando estos 38 ciudadanos recibieron días atrás la llamada del Palacio de La Zarzuela para invitarles a la ceremonia de ayer, todos preguntaban extrañados: ¿Por qué a mí? y todos recibían la misma respuesta: El Rey se lo explicará Don Felipe no solo se lo explicó ayer en persona sino que les puso como ejemplo de personas que engrandecen España. Hoy puedo deciros que vosotros sois los que hacéis grande a España; que vosotros, y otros muchísimos españoles como vosotros, a los que hoy aquí también representáis, hacéis de España una gran nación Este es el mensaje que el Rey quería transmitir a esos 38 ciudadanos anónimos con los que el Monarca compartió una fecha tan señalada como el primer aniversario de su reinado. Sois les dijoun reflejo de la mejor realidad cotidiana de España Himno nacional Don Felipe pronunció estas palabras junto a Doña Letizia en el Salón de Columnas del Palacio Real, el mismo lugar en el que hace un año Don Juan Carlos firmó su última ley, la de su abdicación. El salón estaba ayer abarrotado de familiares de los condecorados, a los que se les permitió asistir con un máximo de cinco acompañantes a cada uno. El acto comenzó con el himno nacional, que se escuchó con todo el respeto que merece y mucha emoción por las circunstancias. Aunque la víspera se había hecho un ensayo de la ceremonia en el mismo Palacio Real, para que todo saliera perfecto; durante la ceremonia de ayer, con la presencia de los Reyes, algunos de los condecorados reconocieron haberse puesto nerviosos por la emoción. Después, fueron llamados por orden cada uno de los condecorados, se Los Reyes aplauden al matrimonio de maestros jubilados de Teruel: Jesús Jambrina y Consuelo Campos leyó un pequeño resumen de sus méritos y el Rey les impuso las distintas distinciones. A unos, les otorgó la cruz; a otros, la cruz de oficial, y a algunos, la encomienda, en función de su edad, no de los méritos. Y, cuando finalizó la imposición, Don Felipe les dirigió unas palabras. Una nación explicó el Rey no solo se engrandece cuando se pone a prueba el espíritu de un pueblo, cuando se defiende su libertad, o cuando están en juego sus ideales democráticos o su forma de vivir; sino también con el trabajo diario y anónimo de muchos ciudadanos IGNACIO GIL Una sociedad más humana Agregó que una nación se engrandece, efectivamente, con personas que buscan la excelencia al desempeñar sus tareas; que sienten como propio el éxito o el fracaso ajeno; que no permanecen indiferentes ante la injusti- cia, ni ante el dolor o el sufrimiento; que entienden con generosidad que ayudar a los demás es un verdadero deber ciudadano; que contribuyen, en fin, a construir una sociedad más humana, más justa y más solidaria Por ello, explicó el Rey, cuando repitamos esa frase será fácil entenderla y, sobre todo, sentirla; porque podremos poner nombre a un grupo de ciudadanos que, con la generosidad de sus corazones, refuerzan nuestras