Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 6.6.2015 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.318 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Atención al cliente 902 530 770. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Las caras de Buenos Aires Los cerca de 400.000 extranjeros que pueblan la capital argentina se agrupan por nacionalidades en diferentes barrios, transformándolos según sus costumbres IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL TORNILLO La autodeterminación es un derecho inexistente para las naciones anteriores a la Revolución Francesa n Príncipe de Asturias Xavi, que mete goles, y un Princesa de Asturias Gasol, que mete canastas, opinan que para votar en Cataluña hay que pitar al himno de España. A los que pitan al himno de España les falta un tornillo ha dicho Cruyff, holandés cuyo himno nacional deja claro que Al Rey Señor de España rendí yo siempre honor Al Rey Señor de España pitado en Barcelona por los hooligans de Xavi y Gasol, lo aplauden en la Asamblea de Francia, esa Monarquía de paisano amenizada por el himno más marchoso: todos sus padrinos acabaron en la guillotina, y si su autor, Rouget (un contrarrevolucionario que sin derecho alguno se hace llamar Rouget de Lisle) no pasó por la navaja nacional fue porque el Destino se llevó antes al ídolo laico de Pablemos, Robespierre (Errejón sería Saint- Just con boquita de más piñón) El Rey viajó a Francia en apoyo de una revisión histórica según la cual, siguiendo la misma lógica de quienes sostienen que Ancelotti ganó la Décima, los liberadores de París fueron unos republicanos españoles a bordo del tanque España cañí ABC nació como diario con una prodigiosa crónica telegráfica (la primera en España) de Azorín, escrita sobre su sombrero de copa en la Ópera de París durante la función con que el presidente Loubet obsequiaba al Rey de España (que iba a Londres para buscar novia) víctimas, ambos, de un atentado anarquista con bomba a la salida del coliseo. La pitada al himno es una performance independentista, desde luego amparada democráticamente por la libertad de expresión. Sólo que en una democracia (imprescindible sistema mayoritario, ballottage en tertulianés) los independentistas pintarían menos que la blanca doble en el dominó, que es lo que Xavi y Gasol no saben. Y como la autodeterminación es un derecho inexistente para España, Portugal, Francia e Inglaterra (naciones anteriores a la Revolución Francesa) Cruyff lleva razón: a los pitones les falta un tornillo. U Una imagen del barrio bonaerense de Palermo, que reúne a mexicanos, brasileños, uruguayos y colombianos El último censo de la ciudad recogido por el diario La Nación observa que en la capital argentina hay registrados 381.778 extranjeros. La cifra equivale al 13 de una población que se exingún país, ciudad ni tiende y se asienta, en estos años, en los persona resiste los años barrios de Constitución, Montserrat, sin que el tiempo deje Puerto Madero, Retiro, San Nicolás o huella en su rostro. Bue- San Telmo, enclaves con historia y atracnos Aires no es una ex- tivos propios que han seducido a cercepción. La cara de la ca- ca de 51.000 foráneos. pital argentina, esculpida desde los barTambién hay otros que se concencos que llegaban de Europa en el siglo tran en zonas de chabolas como Villa XIX, no es la que era. La piel blanca y el Lugano, Villa Riachuelo o Villa Soldaacento italiano o castizo fueron cedien- ti, donde viven 43.742 extranjeros, unos do terreno al desembarco de otros de tres mil más de los que se fueron al badistintos puntos del globo para formar rrio de Flores o al Parque Chacabuco, el célebre crisol de razas al que se ani- lejos de la Recoleta, reducto favorito de maba desde la Constituespañoles expatriados. Según el último Pero, como suele suceder ción. censo, hay en El siglo XX abrió ese en otras capitales, a poca abanico de colores, rasdistancia de las familias Buenos Aires gos y timbres de voz que acomodadas se abren 381.778 adquiere identidad y ubiextranjeros, el paso zonas de miseria kicación propia en el XXI. 13 por ciento de lométricas como la Villa Los inmigrantes de hoy 21, donde los paraguayos la población encuentran su rincón nason mayoría. cional, por afinidad de El barrio de Palermo bandera, en los diferentes barrios. es uno de los seis más elegidos por meBuena parte de los extranjeros que xicanos, brasileños, uruguayos y cohan llegado a Buenos Aires en la últi- lombianos. Juntos, pero no revueltos, ma década son vecinos de las Améri- se encuentran en los restaurantes y bacas de habla hispana. En torno al 40 por res de moda que se extiende, por esta ciento provienen de Colombia, México, zona de calles, con tiendas de diseños Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú modernos y ambiente entre intelectual y otros países hermanos y juvenil. AP CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL EN BUENOS AIRES N En Buenos Aires, cruzar una calle puede significar la diferencia entre estar en el sitio más top a otro considerado de segunda. Eso sucede en Palermo, donde las fruterías con sabor a Colombia se repiten de una manzana a otra hasta que, en un abrir y cerrar de ojos, se llega a la Plaza de Serrano, el corazón de la movida más güay del barrio. En Constitución, el barrio que concentra mayor número de extranjeros, los peruanos ofrecen su gastronomía y los dominicanos otra forma y ritmo de entender el mundo. Las peluquerías y manicuras para esculpir uñas trabajan con el merengue como música de fondo. El volumen, de noche y de día, anticipa donde están. Otra cara de la inmigración, más silenciosa, es la que ofrece el barrio chino, una especia de Chinatown porteña lleno de supermercados con moluscos nunca vistos y góndolas repletas de ingredientes y productos autóctonos. En los alrededores, restaurantes y tiendas, donde en ocasiones es difícil hacerse entender, funcionan los siete días de la semana. Los chinos, igual que en España, están presentes en todos los barrios, incluido el de Flores donde los coreanos son mayoría seguidos de bolivianos. Unos y otros, de aquí y de allá, poco a poco, van seduciendo con sus hábitos, sabores y formas de vivir para, al final, dar forma a una nueva Buenos Aires.