Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 6 DE JUNIO DE 2015 abc. es ENFOQUE 7 Don Felipe recibe a Abdelilah Benkirán en La Zarzuela EFE Relaciones de buena vecindad Realismo y lealtad JOSÉ LUIS RESTÁN IGNACIO GIL La geografía no se elige, pero configura nuestra vida y nuestra historia: la de las relaciones entre España y Marruecos está surcada por mil contradicciones y conlleva una memoria agridulce. La Cumbre hispano- marroquí coincide con un momento de entendimiento e intensa colaboración entre ambos países. La extensión de los tentáculos del yihadismo hacia el extremo occidental de África y su posible penetración en Europa a través del paso del Estrecho han propiciado que las Fuerzas de Seguridad y los servicios de inteligencia de los dos países trabajen codo a codo. La estabilidad y el alineamiento con Occidente han sido elementos centrales de la monarquía alauí, y eso la convierte en un blanco especialmente odiado por los islamistas. España, bien lo sabemos, es también especialmente vulnerable frente a esa amenaza, por lo que una colaboración eficaz es cuestión de vida o muerte para ambos países. No se trata de postular una cínica realpolitik. La colaboración en temas de seguridad e inmigración, y los deseables acuerdos económicos, deben implicar lealtad y sinceridad recíprocas. Un Marruecos estable y próspero, que se aproxime gradualmente al reconocimiento de los derechos y libertades fundamentales, será bueno, en primer lugar, para su propia población, y será también una cláusula de seguridad en el Mediterráneo occidental. En esta cumbre tocan parabienes y sonrisas, pero no siempre será así. Conviene, en cualquier caso, que siempre haya una línea abierta para decirnos las cosas claras, como vecinos distintos pero fiables. ESPAÑA