Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 18 DE MAYO DE 2015 abc. es economia ECONOMÍA 69 No quedará ningún banco sin cotizar en Bolsa La reestructuración financiera española supone también más disciplina de mercado. Según las fuentes consultadas, tras el proceso no quedará ninguna entidad sin cotizar en Bolsa. Los incentivos son varios. En primer lugar, que no hacerlo supone unos mayores costes de capital, un bien ahora muy preciado. Además, la ley de fundaciones bancarias penaliza las participaciones de control de las antiguas cajas en sus bancos cotizados, con lo que deben vender parte de sus acciones. Liberbank ya salió a Bolsa y BMN tiene todo preparado para cuando el FROB dé el visto bueno para hacerlo. Ibercaja y Unicaja también tienen entre sus planes estratégicos hacerlo. El mercado exige cerrar sucursales para apuntalar la rentabilidad del sector, pero la sociedad teme que aumente el aislamiento financiero de los municipios rurales El riesgo de exclusión bancaria MARÍA CUESTA MADRID E casos, acumulan unas carteras de hipotecas poco rentables por tener tipos de interés bajos. Y, por otro lado, arrastran, fruto de políticas comerciales del pasado, depósitos con remuneraciones elevadas y por tanto caras para la entidad. De ahí que la capacidad de ampliar el margen de intereses sea más limitada, como demuestran los resultados del primer trimestre de este 2015 que las cinco entidades están presentando. No es de extrañar que, por ello, algunas de esas entidades estén destacando en la reducción de costes, como Ibercaja, que en los tres primeros meses de este año recortó 9,4 sus gastos. Tampoco es casual que esas cinco entidades, más Kutxabank, sean las seis llamadas a protagonizar, antes o después, una nueva fase del proceso de consolidación del sector, como ya informó ABC y viene señalando todo el sector financiero español. Una concentración con muchas alternativas sobre la mesa, como fusiones entre ellas o su absorción por bancos mayores Caixabank y el Popular están en las quinielas o ambas, primero una y luego la otra. l español es el sistema financiero de toda Europa que mayor ajuste ha sufrido a lo largo de la crisis. Según los últimos datos del Banco de España, las entidades han acometido un recorte del 30 en el número de sucursales y del 25 en sus plantillas respecto a los máximos de 2008. Aún así, nuestro país sigue siendo el primero de la zona euro en lo que a despliegue bancario se refiere, muy por encima de las naciones de su entorno. A primera vista, podría concluirse que aún queda trabajo por hacer. De hecho, en esta línea se manifestó el supervisor en su último Informe de Estabilidad Financiera. El entorno de tipos de interés muy bajos, que presiona sustancialmente a la baja los márgenes, junto con un nivel de actividad bancaria todavía contrayéndose, va a obligar a los bancos españoles a seguir reflexionando sobre el papel que juegan las oficinas en su estrategia de negocio advertía el Banco de España. También se posicionan en esta línea expertos consultados por este diario que aseguran que nuestro sistema bancario aún tiene un exceso de capacidad del entre el 20 y el 25 La razón es la falta de negocio. Con la economía en recuperación, pero aún con pulso débil, la única vía que tienen las entidades para mejorar su rentabilidad es la reducción de sus costes y, para ello, la vía más rápida y efectiva es cerrar oficinas y menguar la plantilla. Buena parte de las entidades están anunciando en sus presentaciones de resultados rentabilidades de doble dígito, que muchos analistas ponen en cuestión, al menos hasta el año 2017. Pero lo cierto Las entidades españolas han recortado un 30 %l as oficinas ABC es que la necesidad de elevar los ratios de rendimiento es una exigencia que no sólo amenaza con desencadenar una nueva oleada de cierre de oficinas, sino también de concentraciones entre entidades. Acceso a los servicios Ahora bien, la otra cara de la moneda exige hablar de los llamados excluidos financieros. Los sindicatos han alertado recurrentemente de que la falta de acceso a los servicios bancarios representa un serio obstáculo para la integración económica y social de cualquier persona y que, en mucho casos, la exclusión financiera se convierte en una causa de exclusión social. Los últimos datos al respecto recopilados por UGT apuntan a que a finales de 2003 había un total de 226.340 ciudadanos que no cuentan con ninguna oficina bancaria en su lugar de residencia. Esto supone que el 4,1 del total de municipios de España no tienen ninguna sucursal bancaria en sus calles. gG ARN F FWFRLMWF RMULGN ERC F mv zmi toxmjp a ljyxyjyohyi 4 tmoyi HHH N JQ N KJXSI NLXRS RT g mozt tmoyi yd qgitf i l j jy glyj j igi umjjmi? er n r fr A nc jb nf qn fiZn pi W rfrZn r on fr nicr eiTM pbfn r fr A jb nf eik nf rcknf ero io om zysy zy jy q p j htyoy u ih yq A) zy sgqtm l j u yjqm om iy l v ohtz z qvgo q z jomi yq im om m j pmi lmj yoh sy qvgom zy q tofyjitAo ot zy qmi tohyjyiyi q yohtz z o jt l v j ogyihjmi umomj jtmi RZ RL LQ X UXLK L S N YR S NXR U FJ N S cLORYREW DM YLMFDOE TG EDRE OO N MXL O D C 4 D CD DC mxt to i yo hmz yil y