Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES LUNES, 18 DE MAYO DE 2015 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Fiestas de mayo Sector financiero JOSÉ MARÍA CARRASCAL OPORTUNIDAD DE ESCARMIENTO Va a haber un retroceso de los dos veteranos, aunque menor de lo que dicen las encuestas, y un avance de los novicios también menor del previsto Los Patios, reflexión pendiente Los Patios de 2015, fiesta reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, han echado el cierre de unas jornadas en las que la arquitectura, las macetas y el agua han sido un bello reclamo para muchos miles de personas. La reflexión, sin embargo, sigue pendiente. Y es capital. Cómo hacer para que un atractivo tan relevante, que además es una forma de vida para sus protagonistas, sirva para el conjunto de la ciudad por la vía de los ingresos sin perder la autenticidad necesaria para sostenerlo. Vuelve el baile de fusiones bancarias La nueva legislación financiera y los miles de millones en ayudas públicas que se han invertido para sanear a las antiguas cajas han solucionado sus problemas de solvencia. Pero hay que empezar a ganar dinero en un nuevo entorno de bajos tipos de interés y de mínima rentabilidad de la deuda pública y no todas lo consiguen. Las cuentas de cinco de estas antiguas cajas Abanca, BMN, Ibercaja, Liberbank y Unicaja registran atonía en sus ingresos y un margen de explotación negativo. Ante esta situación el sector lo tiene claro, se aproxima un nuevo proceso de fusiones y absorciones. T ODO va a depender de cómo los españoles veamos la elecciones del próximo domingo: cómo lo que son, el vehículo para elegir las personas mejor preparadas para regir nuestro ayuntamiento y autonomía, o cómo la oportunidad para ajustar cuentas con quienes han estado tomándonos el pelo prácticamente desde que empezamos esta andadura democrática. O si lo quieren sin tanta retórica: si vamos a votar según lo que nos apunte el cerebro o la vesícula biliar. Las encuestas se inclinan por lo segundo: por un severo castigo a los dos grandes partidos, hasta el punto de que uno de ellos puede quedar superado por cualquiera de los emergentes. Pero ¿creen ustedes a las encuestas? Pues mi enhorabuena por su confianza en los sondeos de opinión y en la sinceridad de sus compatriotas. Aparte de que el número de indecisos casi supera todavía al que obtiene el partido vencedor, está el hecho de que los españoles hemos perdido la confianza en todo lo relacionado con la política, las encuestas incluidas. Incluso no me extrañaría que alguno de los encuestados tomara estas elecciones como unas primarias o como la primera vuelta de las generales, en la que se da el gustazo de soltar un guantazo a su partido de siempre por las sinvergonzonadas que ha cometido, para volver a darle su voto en las elecciones de verdad, dentro de cinco o seis meses. En lo que se equivocaría doblemente, ya que estas elecciones pueden marcar tendencia difícil de cambiar y, encima, se encontraría con un alcalde y presidente de la comunidad que hace cosas que le desagradan. Aunque cada uno es muy dueño de su voto y, si le gustan las emociones fuertes, adelante. Mi idea es que va a haber, en efecto, un retroceso de los dos veteranos, aunque menor de lo que dicen las encuestas, y un avance de los novicios también menor del previsto. Quiero decir, un ajuste más que un cambio del mapa político español. Lo que es bueno porque obligará a pactos, en los que nuestros políticos son totalmente inexpertos, siendo los pactos un elemento esencial de las democracias desarrolladas. Incluso más de uno tendrá que gobernar en minoría, lo que requerirá aún más destreza, pero nos dará su verdadera talla, algo que todavía desconocemos, pues hasta ahora se han limitado a gobernar por decreto, si están en el machito, o a criticar al que gobierna, tanto si lo hace bien como si lo hace mal, de estar en la oposición. Lo que no creo es que el lunes próximo tengamos una escena política española a la italiana sin políticos italianos, como advierte Felipe González. Los españoles y los italianos apenas nos parecemos, no sé si para suerte o desgracia. Aquí nunca tendremos un Berlusconi al frente del gobierno. Pero ellos nunca tendrán un Rodríguez Zapatero. El cierre de un patio V. M, CARTAS AL DIRECTOR Las mafias de las eléctricas Que alguien (que no sea político) me lo explique; reducimos un 60 por ciento el consumo de energía eléctrica con el uso de lámparas leds y un uso efeciente, y sin embargo, por arte de magia, pagamos un 80 por ciento más respecto hace dos años. Reducimos consumo y nos hacen pagar mas. La jugada de las eléctricas ha sido cojonuda: subimos la partida fija de la factura (potencia, alquiler equipo, etcétera) y, aunque el consumidor reduzca el consumo, paga mas. Deslumbrante, reducimos el consumo, instalamos leds, y la facturación se duplica. Eso sí, que a nadie se le ocurra instalar en su balcón orientado al sur un panel solar fotovoltaico, ni un acumulador eólico si tiene la suerte de vivir en zonas con mucho viento. la legislación española lo prohíbe. O no? ¿Los rayos solares o el aire en movimiento, en España, tienen dueño? ¿Por qué las nuevas edificaciones tiene la obligación de instalar paneles fototérmicos, y por el contrario tienen prohibido instalar fotovoltaicos? Alucinante. Los exministros, los expresidentes y políticos ocupando cargos punteros en las compañías eléctricas, y yo buscando una explicación lógica a estas actuaciones mafiosas En fin, como dice mi hermano David, me voy al campo a dar un paseo y buscar alcaparrones, collejas y espárragos que, a fecha de hoy, es gratis, gratificante y sano. PABLO MARTÍNEZ RUIZ CÓRDOBA Los males de la educación en España El otro día, ABC publicó un análisis sobre el fracaso escolar en España y los datos que reflejaba son verdaderamente estremecedores. Que nuestro país esté a la cabeza de Europa en abandono escolar es para reflexionar muy profundamente sobre este grave problema. Que casi un 40 porciento de los alumnos de 15 años haya repetido alguna vez curso y que casi el 70 por ciento, del 21,9 por ciento, que es la tasa de abandono escolar no tenga ni tan siquiera el titulo de la ESO, da una idea de la clase de estudiantes que tenemos. La educación en España, desde que comenzaron a implantarse las diferentes leyes que han ido modificando el sistema educativo, ha ido de mal en peor. Y todo viene porque se han suprimido de un plumazo las exigencias del sacrificio, el esfuerzo, la competitividad y, como no, la falta de principios, y valores. Los profesores hoy en día han perdido toda autoridad con respecto a sus alumnos y ahora, de aquellos barros estos lodos. Si a todo este fracaso escolar le unimos que muchos jóvenes sobradamente preparados se están marchando de España, porque aquí se mueren de asco, estamos creando un caldo de cultivo excelente para ser un país de analfabetos, que para lo único que va a quedar es para el turismo y la cons- trucción. Y, sobre todo, en Andalucía, donde esto parece interesarle a los gobernantes de turno, ya que un pueblo inculto es mucho más fácil de manejar. Se debe volver a los tiempos en que un profesor era todo un referente para su alumnado, en donde se iba a la escuela a aprender, a adquirir conocimientos para labrarnos un futuro. Urge cambiar y rápido nuestro sistema educativo, porque en caso contrario buena parte de las futuras generaciones no sabrán hacer ni la o como un canuto. ANTONIO JIMÉNEZ FONSECA CÓRDOBA El nuevo marco político Algunos inocentes hablan de fin del bipartidismo, como si eso significara el fin de esta dictadura de partidos y de su corrupción institucionalizada. Nada de eso, sino todo lo contrario. Se mantendrá todo el aparato de los dos partidos que hoy se alternan en el poder, y se sumarán a ellos, para hacer más de lo mismo, tres más. Es decir, la corrupta casta política ascenderá de nivel 2 a nivel 5, y como contrapartida, el Pueblo descenderá en esa misma proporción. No cabíamos en casa y parieron la abuela, la bisabuela y la tatarabuela. RAFAEL BUENO CÓRDOBA Pueden dirigir sus cartas al director por correo ordinario a C San Álvaro, 8, 1 3. 14003 de Córdoba. E- mail a cartas. cordoba abc. es. ABC se reserva el derecho de reducir los textos cuyas dimensiones pasen el espacio fijado.