Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 DEPORTES Liga de Campeones Juventus- R. Madrid ASÍ JUGARON CASILLAS, En su línea Buenas paradas pero desacertado en un par de saques en corto MIÉRCOLES, 6 DE MAYO DE 2015 abc. es deportes ABC CARVAJAL, Cara y cruz Participó en el primer gol pero cometió un penalti innecesario PEPE, Superado Su amigo Morata fue un quebradero de cabeza para el luso VARANE, Nervioso Estuvo muy frío todo el partido y cometió muchos errores MARCELO, Caótico Sacó de quicio a Ancelotti. Fue un agujero en defensa RAMOS, Desubicado Perdió bastantes balones. El invento de interior no cuaja Cristiano empuja con la cabeza el medido centro de James KROOS, Seriedad Dio tranquilidad y claridad al equipo cuando lo necesitaba Gol salvador de Cristiano Cuando más lo necesitaba el Madrid, apareció con un tanto que puede valer la final RUBÉN CAÑIZARES ENVIADO ESPECIAL A TURÍN JAMES, Participativo Dio el pase del primer tanto y tuvo el gol en un remate al larguero ISCO, Clase Su mejor actuación de los últimos meses. Incisivo y asistente dium, una caldera desde muchos minutos antes del inicio del encuentro. Ancelotti, brazos cruzados y cara de pocos amigos, miraba a los suyos estupefacto. Su equipo estaba jugando una semifinal de Champions como si fuera un torneo de verano. Despierta el Madrid Para fortuna de los blancos (ayer de negro) Cristiano tomó el mando y ordenó a los suyos adelantar treinta metros las líneas e ir a presionar la salida de balón de los de Allegri. Aquello desconcertó a la Juventus y espoleó al Madrid a sus mejores minutos del partido, coronados con el tanto de Ronaldo, su diana número 76 en la historia de la Champions League. Ahora mismo (a la espera de lo que haga Messi esta noche en el Barcelona- Bayern) es el máximo goleador de la historia BALE, Inexistente Fue un fantasma deambulando por el campo. CRISTIANO, Decisivo Siempre saca las castañas del fuego. Su gol vale oro ASÍ JUGARON Chicharito, sin ocasiones Reemplazó a Isco para volver al 4- 4- 3 pero apenas tuvo oportunidades. Jesé, minutos escasos Ancelotti dispuso de él a falta de cinco minutos. Poco tiempo para hacer algo El Madrid salió atolondrado al Juventus Stadium, en un horrible inicio de encuentro muy parecido al duelo de semifinales de hace dos temporadas en el Signal Iduna Park ante el Borussia Dortmund. Durante varios minutos, se temió una fotocopia de aquella hecatombe. Casillas regalaba asistencias a los atacantes bianconeri Sergio Ramos no paraba de perder balones en ese puesto (invento) de interior en el que le ha transformado Ancelotti; Marcelo era un coladero; y Pepe y Varane discutían más que defendían. Extrañamente, el francés, siempre un seguro de vida, estuvo fuera de sí durante todo el partido: nervioso, torpe e, incluso, algo lento. El tempranero tanto de Morata en el minuto ocho (no celebrado por el exdelantero del Real Madrid) al aprovechar un rechace de Casillas a disparo de Tévez, confirmaron los malos presagios. Eran las 21.00 horas y el Madrid aún no se había presentado a jugar. El tanto de los italianos elevó aún más los decibelios del Juventus Sta- Líder en Europa Con su tanto en el Juventus Stadium, Ronaldo ya suma 76 en la Champions, y supera los 75 de Messi Respetuoso con su pasado Álvaro Morata no celebró su tanto en un bonito gesto del ariete de la Juventus con su exequipo del torneo. El argentino suma 75. Eso sí, el tanto del luso, que puede valer una final, no fue suficiente para que el Real Madrid evitara salir en desventaja de la eliminatoria. James tuvo el 1- 2 justo antes del descanso en una gran jugada de Isco que remató a bocajarro James, pero el balón se estrelló contra el larguero. En la segunda mitad, le tocó el turno a Tévez, de largo el mejor jugador de lo suyos. El argentino, con el Real Madrid volcado, recuperó un balón en su propio campo y se echó una carrera de sesenta metros que acabó justo como él quería: en penalti. Le tapó bien Carvajal el disparo, pero el canterano, cuando había hecho lo más difícil, cometió la imprudencia de meter la pierna y derribar al Apache Fue el propio Tévez quién anotó la pena máxima, al centro y a media altura. Casillas maldecía. Con el 2- 1, Ancelotti movió ficha: renegó del 4- 4- 2 y volvió al 4- 3- 3 introduciendo a Chicharito por Isco. Bale, desaparecido todo el partido, seguía en el campo. Uno de los mejores del Madrid se iba a la ducha. Extraño. Esos cambios políticos que tan poco bien le hacen al equipo. Solo cuando restaban cinco minutos para el final, el técnico blanco se atrevió a quitar al galés para meter a Jesé. Ya era tarde para el empate. Derrota por la mínima y gracias. En el descuento tuvo Llorente el tercero. La cenicienta es fiera.