Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 6 DE MAYO DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 33 qué es lo que se estaba debatiendo: Algo debe estar haciendo mal cuando cuatro grupos de orientaciones muy distintas no se fían. Ahora pretende que los demás arreglemos el problema que ha creado. mientras Andalucía necesita estabilidad real con un Gobierno volcado en los problemas de los andaluces La disponibilidad de Moreno a dialogar se ha tornado convicción de que los populares tienen que decir no en todas las votaciones que se tengan que producir, aunque ello conlleve en el plazo de dos meses la convocatoria de elecciones. Es algo que en el PP empiezan a plantearse, tal como reconoció el lunes el portavoz en Moncloa José Luis Ayllón. Eso ha puesto más nervioso al entorno de Susana Díaz que acusa al PP de no querer negociar y apela al resto de fuerzas a la abstención antes de que los tambores de la batalla electoral impidan el diálogo. No les pido que me apoyen, pero si no tienen mayoría alternativa, me dejen gobernar apeló Díaz, que no quiere pensar en que la solución se posponga hasta finales de mayo, pues eso podría condicionar su capacidad de maniobra por las injerencias de su propio partido en Madrid en los pactos. Nervios en el PSOE Los mensajes de confianza dieron paso a llamadas a la responsabilidad que por la tarde se convertían en ataque a la defensiva, cuando el portavoz parlamentario socialista Mario Jiménez advertía a Ciudadanos y Podemos de que están participando en la estrategias que se están queriendo escribir en la Moncloa para impedir que Andalucía tenga gobierno Y hasta Pedro Sánchez apeló ayer al propio Rajoy para que permita la investidura. Los nervios están justificados. A mes y medio de las elecciones Díaz no tiene asegurada la presidencia y en el recorrido ha abierto brechas en su propio tejado. La forma en la que se gestó la salida de los expresidentes Chaves y Griñán y la propuesta de segunda vuelta electoral, las dos grandes ofertas de su fallida negociación, no han gustado en el seno del PSOE federal. Hasta julio tiene tiempo de enmendarlo, aunque no se sabe a qué precio. Susana Díaz no oculta su contrariedad tras perder la primera votación de investidura toda la oposición Esa es la nueva realidad política de Andalucía después de las elecciones anticipadas que convocó Susana Díaz para buscar la estabilidad de un nuevo tiempo político. Una decisión que le llevó a romper el hasta entonces plácido pacto de gobierno con IU, formación que ha cortado cualquier puente de diálogo con los socialistas. Ayer dio muestras de las dimensiones de la herida y aunque los votos de sus cinco diputados no sean determinantes, su portavoz y coordinador regional, Antonio Maíllo, dejó clara la dureza con la que va a ejercer su papel en la nueva legislatura: Quien no la conozca que la compre le dijo a Susana Díaz. A estas alturas, el PSOE puede estar lamentando haber prescindido del PP como un posible aliado para asegurar la gobernabilidad. Los ataques por ac- EFE ción u omisión hacia el nuevo líder de los populares en Andalucía, Juanma Moreno, no ayudaron precisamente a tender puentes y las negativas a apoyar un acuerdo pre electoral para que gobernara la lista más votada hicieron el resto. Ayer, en el debate de investidura, mientras Susana esgrimía los resultados del 22- M para recordarle a Moreno su batacazo el líder popular recordaba a la presidenta en funciones