Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 16 DE ABRIL DE 2015 abc. es deportes DEPORTES 71 Córdoba CF Con la duda de Iñigo López El Córdoba CF regresó ayer por la tarde a los entrenamientos para preparar el choque del domingo (19.00 horas) ante el Villarreal en el Madrigal. La sesión, a puerta cerrada en El Arcángel, no dejó ninguna pista sobre la evolución de Iñigo López, que se perdió el último partido. Eso sí, José Antonio Romero ya tiene confirmadas las bajas de Iago Bouzón, por lesión, y Dani Pinillos y Borja García, por sanción, para el encuentro ante los de Marcelino García. La primera plantilla blanquiverde volverá a ejercitarse esta mañana a partir de las 10.30 horas, en sede aún por fijar, también a puerta a cerrada. Luego, Crespo, uno de los jugadores con peso en el vestuario, atenderá a los medios de comunicación para explicar la delicada situación del equipo. El presidente del Villarreal, Fernando Roig, antes de una rueda de prensa ARCHIVO Roig y González Un modelo y la nada El Villarreal ha creado un estilo de juego, unas instalaciones y una gestión a años luz del Córdoba CF J. G. CÓRDOBA ay comparaciones que son odiosas. Un ejemplo surge cuando se confrontan instituciones como el Villarreal y el Córdoba. La gestión de Fernando Roig, presidente del Submarillo Amarillo, ha puesto a una localidad humilde de Castellón a la cabeza del fútbol nacional y casi siempre con los pies en Europa, mientras que Carlos González, tras cuatro años de mandato y la mitad de fracasos, no ha conseguido consolidar al club en ninguna faceta ni generar una herencia de cara al futuro. Roig asumió la mayoría accionarial y la presidencia del conjunto orellut en la temporada 19971998. Desde entonces, el club ha conseguido una progresión brutal. Ha creado un estilo de juego atractivo y reconocido por todo el país, ha construido unas instalaciones ejemplares con la Ciudad Deportiva dignas de una de las mejores canteras de España y una gestión y un modo de trabajo riguroso, amplio, y bien dotado de medios personales y económicos. Propietario de Pamesa y con un importante paquete accionarial de Mercadona, Fernando es un em- H presario de reconocido prestigio nacional al que el fútbol le ha dado simplemente la visibilidad que quizás no se tiene en otros ámbitos empresariales. El Villarreal, salvo un lamentable tropiezo con el descenso a Segunda de hace dos temporadas, ha ido a más. El Submarino Amarillo se ha consolidado en Primera. Además, como uno de los grandes y siempre como aspirante a competiciones europeas. Ha llegado a jugar la Champions. Tanto, que se quedó a un penalti de conseguir la clasificación para la final. Este año, por ejemplo, ha alcanzado los octavos de la Liga Europa y ha establecido otro récord para el club con su primera clasificación para las semifinales de la Copa. En la Liga, tiene prácticamente asegurado un billete para Europa. Fernando Roig ha conseguido un modelo en el Villarreal. Frente Cuatro años González sólo ha dejado un efímero paso por Primera y admite que no hay estructura a ello, Carlos González prácticamente sigue en la nada en el Córdoba CF. Salvo este efímero paso por Primera, los fracasos han ganado a sus éxitos. Además, su herencia brilla, de momento, por su ausencia. El propio González admitió el martes que no tenemos estructura de Primera Frase lapidaria si procede del presidente, propietario y responsable de que la tenga. Quiso implantar un modelo de juego, pero los bandazos entre el jogo bonito y el catenaccio han sido constantes. Tanto, que ahora sólo hay que ver al equipo vagar en la élite para comprender que no tiene ni siquiera un estilo. Si el Villarreal ha creado una fábrica de talentos, González lleva años prometiendo una Ciudad Deportiva que nunca empieza a construir. La excusa de culpar al Ayuntamiento de esta situación comienza a agotársele. Ahora, el descenso vuelve a poner en tela de juicio, aunque él insiste en lo contrario, un proyecto vital para la cantera blanquiverde, de la que cada vez salen menos recursos. El modelo de trabajo es excesivamente presidencialista. Nada que ver con la proyección internacional del Villarreal, capaz de contratar a los mejores talentos de Sudamérica para sus divisiones inferiores hasta darle paso a la primera plantilla. Aquí Pedro Cordero, director deportivo, tiene que hacer milagros para lograr fruto en el mercado. VALERIO MERINO