Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 16 DE ABRIL DE 2015 abc. es internacional INTERNACIONAL 49 ESTADOS UNIDOS Profanan la tumba del padre de Hillary Clinton en Pensilvania J. ANSORENA NUEVA YORK ERNESTO AGUDO En la imagen superior, vigilia de oración por las 219 niñas raptadas en Chibuk. A la izquierda, el obispo de Maiduguri, Oliver Dashe Doeme, durante la entrevista con ABC Occidente debe enviar tropas a Nigeria contra Boko Haram Un año después del rapto de las 219 niñas, el obispo de su diócesis pide frenar la masacre de cristianos FACUNDO F. BARRIO MADRID Oliver Dashe Doeme es un hombre de fe, pero ha comprendido que no basta con rezar a Dios para detener la masacre de cristianos perpetrada por el grupo terrorista Boko Haram en Nigeria. Es obispo de Maiduguri, capital del estado de Borno, epicentro de la violencia yihadista en el noreste de su país. Dirige la diócesis a la que pertenecen las 219 niñas secuestradas por la milicia yihadista, de cuyo rapto se cumple esta semana un año. Dado que la situación en el terreno es aún dramática, Dashe cree que es hora de que la comunidad internacional se anime a dar algunos pasos físicos contra la organización islamista. Occidente debe en- viar tropas a Nigeria contra Boko Haram ha declarado el obispo a ABC. El 14 de abril de 2014, a unos pocos kilómetros de su parroquia, milicianos de Boko Haram atacaron un internado femenino en el remoto pueblo de Chibok y se llevaron consigo a más de dos centenares de jóvenes. Hoy, las niñas siguen cautivas. No puedo prometer que las vayamos a encontrar reconoció el recién electo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari. Dashe lamenta el probable destino de las niñas. Es posible que varias hayan sido asesinadas, otras convertidas al islam, algunas violadas y embarazadas, y muchas repartidas como mercancía entre los milicianos señala el obispo, de visita en Madrid para participar en el I Congreso Internacional sobre Libertad Religiosa Todos Somos Nazarenos En el último año, ciudades de todo el mundo acogieron manifestaciones del movimiento Bringbackourgirls, cuya miembro más famosa es la primera dama estadounidense, Michelle Obama. Pero Dashe cree que la reacción de Occidente ante Boko Haram ha dejado mucho que desear. El obispo pide a Washington y a sus aliados que pasen de los gestos a la acción: La intervención militar en Irak fue clave para contener a Estado Islámico. Es lamentable que no se haya hecho lo mismo en Nigeria. No enviaron tropas de inmediato, y ahora lo pagamos con miles de muertos El histórico enfrentamiento entre el sur cristiano y el norte musulmán ha sido caldo de cultivo para el auge de Boko Haram. Los políticos de ambas partes han manipulado la religión en función de sus aspiraciones afirma Dashe Algunas fuerzas musulmanas apoyan a la milicia, ya que creen que le sirve a su campaña contra los cristianos Solo en la diócesis de Maiduguri, Boko Haram asesinó a 500 católicos, desplazó a 80.000 personas, saqueó 40 escuelas, destruyó cien hogares y provocó la clausura de diez parroquias. Todo en nombre de Dios. Pero Dios no está de su lado concluye Doeme Vivimos un infierno, y Boko Haram es el diablo La lápida de la tumba del padre de Hillary Clinton, Hugh Rodham, apareció derribada este martes por la mañana en un cementerio de Scranton (Pensilvania) Todo apunta a que se trató de un acto de vandalismo. La candidata demócrata a las presidenciales de 2016 había anunciado que entraba en la carrera electoral el domingo, y es posible que el incidente ocurriera el lunes. El destrozo no se conoció hasta el martes por la mañana, cuando un visitante del cementerio informó sobre el hecho. No sé de qué otra manera se podría haber caído aseguró al periódico Scanton Times- Tribune Carl Graziano, jefe de la policía local, sobre la supuesta naturaleza vandálica del acto. Un trabajador del cementerio, Paul McGloin, comunicó al mismo medio que la lápida ya había sido reparada. Espero que esto no tenga que ver con la política dijo Graziano. Rodham nació en esta localidad de Pensilvania en 1911 y se mudó a Chicago antes de la guerra para trabajar como comercial en el sector textil, donde consiguió montar una exitosa compañía de cortinas y persianas. Republicano convencido, fue un seguidor ferviente de Barry Goldwater en su asalto a la presidencia en las elecciones de 1964, en la que se impuso Lyndon B. Johnson. Tuvo aspiraciones políticas, e intentó, sin éxito, alcanzar un puesto de concejal en la administración local de Chicago. Nunca perdió la esperanza de que su hija y su marido, Bill Clinton, ingresaran en el partido republicano. Murió pocos meses después de que Bill Clinton jurara su cargo como presidente, en 1993. Es posible que ni siquiera por su hija diera su voto al partido demócrata.