Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 16 DE ABRIL DE 2015 abc. es españa ESPAÑA 43 Luchas internas en la batalla por Madrid PSOE PP Carmona teme que un mal resultado de Gabilondo le afecte Cuanto más Gabilondo sea, mejor replica la Dirección Federal al candidato a alcalde GABRIEL SANZ MADRID Tras la tensión de los últimos días, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y el candidato a la alcaldía de la capital, Antonio Miguel Carmona, han llegado a un pacto de no agresión que saltará por los aires, o no, en función de que el PSM vuelva al poder después de veinte años (26 en el caso de la capital) Así de simple. Amigo del defenestrado Tomás Gómez, Carmona aceptó a regañadientes la imposición de Gabilondo como sustituto en el ticket electoral porque lo contrario hubiera supuesto enfrentarse a Pedro Sánchez. Pero, pasados dos meses, cree que la campaña que está haciendo el exministro está siendo muy pobre; tan plana, que teme que sea insuficiente para ganar al dúo adversario, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre. Es una cuestión de piel. Carmona, tertuliano, extrovertido, hombre de de verbo ingenioso y abrazo fácil, no puede con la flema profesoral del doctor Gabilondo como le denomina. Y, a su vez, la gran apuesta de Pedro Sánchez abomina del histrionismo del tertuliano aunque no lo exteriorice; a lo sumo dice que son distintos Ferraz niega discrepancias: asegura que no pasa nada, que Gabilondo es un valor seguro y que con él, el PSOE sube mucho en las encuestas. Claro que, el domingo pasado, Sánchez adoptó una decisión de esas que hace dudar de esta versión oficial: impuÁngel Gabilondo y Carmona, en el acto del pasado domingo so que el paseíllo triunfal de entrada a la clausura de la Convención Municipal socialista en Ifema lo protagonizaran él, Felipe González y Ángel Gabilondo en exclusiva, sin Carmona. Al final, el candidato a alcalde forzó su presencia en la foto, pero en el ambiente quedó la sensación, no de que Ferraz quiera boicotearle, como ha llegado a sugerir él, sino de que intenta como sea corregir el apagón informativo que ha sufrido Gabilondo tras la irrupción de Aguirre con sus sillones chester a pie de calle, y Cifuentes, con sus tatuajes juveniles y su desparpajo. Aguirre y Cifuentes, en un acto electoral en Pinto DE SAN BERNARDO Ferraz niega la mayor Desde la Dirección Federal del PSOE se ha pedido a los dos, de forma salomónica, que eviten polemizar en público. No obstante, fuentes consultadas por ABC tienen claro que, en contra de la idea de Carmona, Gabilondo, cuanto más Gabilondo sea, mejor para el PSOE Creen que el estilo renuente a la polémica del nuevo viejo profesor les va a dar muchos votos el 24 de mayo y que tirará también de la lista capitalina. Y que haberles juntado en un momento en que la calle pide cambio es lo mejor que se puede hacer frente a una Aguirre que es más de lo mismo Pugna entre el nuevo estilo de Cifuentes y la todopoderosa Aguirre Las candidatas tienen distintos directores de campaña y mensajes diferentes en ocasiones SARA MEDIALDEA MADRID BELÉN DÍAZ No se llevan mal; la verdad es que entre ambas apenas hablan; son sus equipos de campaña los que más comunicación tienen explicaba una fuente próxima a la candidata a la Presidencia regional de Madrid, Cristina Cifuentes. Las dos cabezas de lista para Madrid, la plaza más deseada por los grandes partidos porque saben que abre la puerta del Gobierno de la nación mantienen una tensión latente innegable, aunque en los actos públicos todo sea cordialidad, buenas caras y mejores palabras. La todopoderosa Aguirre ahora candidata a la alcaldía de Madrid bregada en mil batallas políticas, superviviente de casi todo y presidenta del PP regional, comparte cartel electoral con Cristina Cifuentes, una política con muchas legislaturas de trabajo en segunda línea y una meteórica carrera hacia la popularidad ganada en los últimos tres años desde quizá el puesto más antipático de la Administración: la Delegación del Gobierno en Madrid. Cifuentes representa los nuevos tiempos Aguirre, la seguridad de lo conocido. Cada una de las candidatas tiene su propia dirección de campaña, y aunque han coincidido y lo harán más en actos conjuntos, dicen sus equipos, lo cierto es que se mueven en coordenadas estéticas muy distintas: Aguirre con su sofá hinchable en el que recibir a los vecinos y charlar con ellos; Cifuentes navegando por la red, con su campaña 3.0 Las palabras de una y otra han expuesto las diferencias existentes entre ambas mujeres, las dos de fuerte personalidad, tremendamente conscientes de la importancia de los medios en sus campañas y rivales en una velada competición interna que mide fuerzas entre sectores populares. Desencuentros En los últimos días, ya han chocado dialécticamente varias veces: Aguirre ponía en marcha sus exámenes de honradez para precandidatos mientras Cifuentes aseguraba que le parecía que esas pruebas no conducen a nada Aguirre apostaba porque quien desee cobrar por el sexo lo haga libremente y Cifuentes afirmaba que la prostitución era una actividad ilegalizable por ser absolutamente degradante La candidata a la Comunidad cargaba contra Ciudadanos por ocultar su ideología bajo la bandera de la transversalidad y Esperanza Aguirre alababa al líder de aquella formación, Albert Rivera, asegurando que era un gran político que ha dado la cara por España en Cataluña