Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍA Ave del Desierto MARTES, 17 DE MARZO DE 2015 abc. es economia ABC Talgo se adjudica seis trenes a Arabia Saudí por 200 millones ABC MADRID Soria desbloquea el conflicto de Unión Fenosa Gas con Egipto El acuerdo reactiva un contrato que supondrá 16.000 millones en ventas de gas en 15 años M J. PÉREZ MADRID La compañía española Talgo se ha adjudicado el suministro de seis trenes de AVE para Arabia Saudí por un importe de 200 millones de euros. La Saudi Railways Organization (SRO) destinará los trenes a cubrir la conexión entre Riad y la ciudad de Damman, al Oeste del país, un trayecto de 480 kilómetros de longitud. Con los nuevos trenes, el organismo ferroviario saudi logrará recortar el tiempo de viaje entre ambas ciudades hasta las tres horas, frente a las cuatro horas que es preciso invertir actualmente. El contrato se suma al que Talgo tiene, a través del consorcio encargado de la construcción y explotación del AVE entre La Meca y Medina, para suministrar los trenes que circularán en este denominado AVE del Desierto Talgo ya envió durante el pasado diciembre a Arabia Saudí el primero de los trenes AVE que circularán por esta línea de Alta Velocidad. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se vuelve de Egipto con un importante compromiso por parte del Gobierno de aquel país. Según ha podido saber ABC, el ministro español ha mediado en el ya largo conflicto que mantienen la empresa Unión Fenosa Gas (UFG) participada al 50 por la española Gas Natural y la estatal italiana ENI con el país árabe, por la paralización de una planta de licuefacción en Damietta. Las mismas fuentes aseguran que el conflicto tendrá una solución concreta en el plazo de un mes, que evitará además el arbitraje. La resolución del conflicto, que pondrá fin a unas relaciones muy tormentosas que habían llevado a la empresa a denunciar a Egipto ante la corte de arbitraje internacional Ciadi en 2013, permitirá exportar gas natural desde Israel a la planta de licuefacción que la compañía italo- española tiene en el puerto mediterráneo de Damietta (Egipto) que de esta forma volvería a ponerse en funcionamiento. El pac- Planta de Damietta, en Egipto ABC to estaba a la espera de que las autoridades de los dos países finalizaran el procedimiento de autorización. Una vez alcanzado el acuerdo, UFG importará 4,5 BCM (4.500 millones de metros cúbicos) de gas natural anuales durante 15 años. El contrato supone en torno a 16.000 millones de euros en ventas de gas en dicho periodo. La paralización de la planta de Damietta que había empezado a producir en 2005 obligó a Gas Natural Fenosa a realizar un saneamiento de 70 millones de euros en sus cuentas de 2013. Gas Natural puso a cero ese valor hasta dar solución al conflicto. El acuerdo se enmarca en la visita al presidente de la República de Egipto Abdelfatá Al- Sissi, que la semana pasada realizó Soria junto al secretario de Estado de Comercio, Jaime García- Legaz. El objetivo, apoyar a las empresas españolas que tienen proyectos en el país árabe. Además, se mantuvieron encuentros bilaterales con sus homólogos egipcios. JUAN VELARDE CÓMO DESAPARECIÓ EL MODELO ECONÓMICO CASTIZO El precipicio del que nos habíamos alejado desde 1959 existe y ¡cómo atrae! oda una serie de presiones sucesivas crearon en España un modelo que intentaba responder a las exigencias de la Revolución Industrial. Rechazaba de raíz a los clásicos, a pesar del brillante recibimiento del defensor de las ideas de David Ricardo, Cobden, en Madrid, y de sus frases de que daría más glorias a España, incluso que las de Colón descubriendo América, el político que impulsase el librecambio. Así, poco a poco, se creó un modelo de desarrollo económico totalmente opuesto. Se afianzó, al contemplar lo que sucedía más allá de nuestras fronteras, como prueban las cartas de Flores de Lemus a García Alix. T Se completó este proteccionismo con: un sistema real de tributación, el abandono desde su nacimiento, del patrón oro por la peseta, la estructura rural creada por la desamortización y el posterior concordato, un intervencionismo estatal creciente, desde la ley Osma de Azúcares y Alcoholes de 1907, a la aparición del INI en 1941, y la admisión de ligas empresariales en busca, probada por Perpiñá Grau en 1936, de la autarquía durante la II República. Todo esto se vino al suelo en 1959, con resultados extraordinariamente positivos. Dejando aparte los años vinculados con la Guerra Civil, en pleno reinado del modelo castizo o tradicional, de 1845 a 1935, el PIB a precios de mercado por habitante y en pesetas de 1995, se incrementó en un 53 por 100. De 1960 a 2000 otros cuarenta años el auge fue de un poco más del 400 por 100. Lo provocó el cambio radical hacia una política de apertura al exterior que exige, sucesivamente, la supresión del Arancel Cambó de 1922 y la entrada en las instituciones de Bretón Woods, hasta culminar en 1998 con el ingreso en la Eurozona. Todo esto acompañado de la búsqueda, como objetivo, de una economía social de mercado, con una profunda reestructuración del sistema crediticio y de nuestro sistema fiscal. Véa- se sobre esto último la exhaustiva obra de Leopoldo Gonzalo con la colaboración de Cristino Fayos Cobos, Sistema impositivo español, estatal, autonómico y local (Dykinson, 2014) Agréguese una mayor flexibilización laboral. ¿Y eso, cómo se pudo realizar? Acaba de quedar claro en un ciclo de conferencias del Centro de Estudios Constitucionales, cuyo director, Benigno Pendás, convocó a una serie de investigadores para que explicasen qué contribución intelectual había sido la de la Sección de Economía del Instituto de Estudios Políticos. Allí quedó claro cómo sus ideas y aportaciones por ejemplo, la tabla input- output de España en 1954, con el célebre apéndice de Torres y a través de dos oleadas de economistas, la de los discípulos de Flores de Lemus reforzados por Stackelberg y la de los discípulos de éstos, se provocó la convicción de que era preciso cambiar radicalmente nuestra política económica. Lo preocupante es que cuando estas ideas se ignoran como en lo sucedido de 2007 a 2011 y la apuesta por un keynesianismo vulgar, o ahora, con los mensajes de Podemos y Ciudadanos, aunque éstos digan estar vinculados a la London School pueden aparecer crisis muy severas. El precipicio del que nos habíamos alejado desde 1959 existe y ¡cómo atrae!