Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8.3.2015 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.228 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Atención al cliente 902 530 770. EL BATALLÓN DE LOS PERPLEJOS Por Álvaro Martínez JOSÉ ANTONIO MORAL SANTÍN REPRESENTANTE DE IU EN CAJA MADRID Reza lo que sepas, católico que llegan los laicistas Hace siete días, este batallón se rascaba la cabeza (sin encontrar eureka) porque una medida administrativa voluntaria motivase una huelga general. Ahora, hasta un obispo pone pegas a rezar Una víctima del sistema... no le den más vueltas Y L ÓSCAR DEL POZO a España progre no descansa y su drenaje ideológico tampoco conoce el desistimiento; hasta lo optativo, lo que uno puede dejar atrás con solo girar la cabeza, parece que le causa sarpullido si se sale del patrón que corta el bacalao en la izquierda. Ahora la han tomado con el nuevo currículum de la asignatura de Religión publicado en el BOE al que, pobrecito, no le ha valido que se trate de una materia voluntaria para librarse de una lapidación política y mediática. Todo el contenido de lo que ha de enseñarse les parece mal, hasta que en las clases de Religión se impartan preceptos y conceptos incluidos en la doctrina católica, muy mayoritaria en el país y sus gentes cuando hablamos de la fe. Se critica, por ejemplo, que el catolicismo atribuya al cosmos un origen divino o que se expliquen las pendencias de la Iglesia con científicos como Miguel Servet o Galileo. Sulfurados con los contenidos, algunos tiradores pretenden incluso que la asignatura de Religión insistimos, que solo la estudia quien quiere se dedique a torpedear la doctrina, empezando por el Dios es uno y trino pasando por los Mandamientos y terminando por el carácter divino del credo. Lógicamente les parece fatal que se enseñen las oraciones de la liturgia y que se practiquen en las aulas, cosa, por cierto, que ya se venía haciendo en el currículum de 2007, en pleno zapaterismo, vigente hasta el otro día sin que los que ahora protestan dijesen otra cosa que amén. Pero la España perpleja se convierte en atónita cuando escucha que el Obispado de Gerona, que encabeza Francesc Pardo, se ha unido al apedreamiento y se opone a que se rece en clase de Religión. Como lo leen, al Obispado le parece mal que se ore en el aula porque así se ideologiza a los chiquillos. Con pastores con el compromiso de su ilustrísima gerundense y su quejumbroso equi- FOTOS: REUTERS Y EFE Terroristas islámicos destruyen una valiosa colección de estatuas y esculturas en el norte de Irak. A la izquierda, Francesc Pardo, obispo de Gerona po episcopal es una milagro que la Iglesia haya durado dos mil años. Donde quizá sí tenga tino la crítica es en que se haya achicado en la asignatura el apartado de otras religiones. Horas y horas de docencia se necesitan para explicar cómo es posible que en nombre de Alá se puedan cometer las barbaridades que estamos viendo estos días, en el más salvaje ataque a la civilización que se recuerda, con la destrucción del hombre y de su obra, a cuchillo o a martillazos si hace falta. La que estaría cayendo sobre el Vaticano si un grupo ultracatólico asesinase en nombre de Dios y se liase, pico y pala, a aniquilar el patrimonio histórico cultural; sin piedad, por ejemplo, contra La Piedad de Miguel Ángel o echando al fuego las doce tablas del Cordero Místico de Gante. Tiemble la Torre de la Vela y la Alhambra entera como ese tesoro llegase a manos de los barbudos, como reivindican. La nueva acometida laicista es un aperitivo de lo que le espera al Concordato con la Santa Sede si la oposición llega a mandar en España. Todos los partidos de izquierda se proponen liquidarlo, idea en la que también están UPyD y Ciudadanos. Que los católicos empiecen a rezar, con permiso del señor obispo de Gerona. o hubiera preferido despacho, vehículo oficial y secretario... Pero me dieron la tarjeta La declaración de José Antonio Moral Santín (Villafranca del Bierzo, León, 1949) ante el juez que investiga el supuesto uso ilícito de las tarjetas black de Caja Madrid nos ha de llevar a considerarle una víctima del sistema, un pobre diablo que no tuvo más remedio que al margen de su remuneración como consejero de la entidad completar sus ingresos haciéndose con 456.500 euros extra. De esa cantidad, 366.000 los sacó directamente del cajero automático, semana a semana, con una regularidad y disciplina que hacen más meritorio su formidable sacrificio. Sin coche, sin despacho, sin un simple auxiliar administrativo que apoyase en su denodada entrega al banco público, a Moral no le quedó otra que tragar sapos y culebras y quitarse las penas tecleando su código y esperar a que la máquina escupiese los billetes. Licenciado en Políticas y Económicas por la Complutense, oficialmente hablamos de un comunista de toda la vida, creador de una herejía del PCE llamada Partido Comunista de los Pueblos de España, desde el llamado Movimiento para la Recuperación de la Unidad del Partido Comunista, que se inventó cuando a Santiago Carrillo le dio por el eurocomunismo siendo él un prosoviético convencido. De ahí saltó a IU, donde a finales de los ochenta ya se hizo con un acta de diputado en la Asamblea de Madrid. A golpe de tarjeta, lo del comunismo se le fue pasando. Incluso la política le traía más bien sin cuidado desde que fue nombrado presidente de Telemadrid, época en la que alcanzó un estatus de ejecutivo dentro de IU, que siempre pensaba en él para cubrir la cuota de representación de la coalición de izquierdas en los organismo públicos. Despiadada y desagradecida España, que no sabe reconocer los sacrificios de gente con Moral, un comunista condenado a sacar dinero de un cajero.